El primer equipo militar de rugby de la región de Valencia y Castellón va tomando forma, y eso es algo todavía más noticiable en los tiempos que corren actualmente, con la pandemia de COVID-19 presente cada día y en cada rincón de nuestras vidas.

Pero el deporte y sus valores siempre se abren camino, dando el rugby el mejor ejemplo con los buenas sensaciones que va desprendiendo este especial proyecto que ya va calando en las bases militares.

Moncada como punto de encuentro

Esta unión entre rugby y las organizaciones castrenses para celebrar campeonatos nacionales es algo ya explorado por otras regiones de España tiempo atrás, pero es ahora cuando puede coger impulso en la Comunitat Valenciana, concretamente en dos de sus provincias: Valencia y Castellón.

Lo está haciendo gracias a la labor del Capitán Julio Francisco González Orozco, una figura formada y consolidada en el ámbito del rugby español, y a la colaboración indispensable del UER Montcada, que está ofreciendo sus instalaciones de La Pelosa para los primeros entrenamientos ya celebrados.

El llamamiento realizado entre los diferentes acuartelamientos está surtiendo efecto, y ahora es cuestión de tiempo para que la semilla plantada siga creciendo. Son el ya mencionado Capitán, así como el médico Ramón López Salgueiro, quienes están generando y van a gestionar este grupo de jugadores conforme vaya apuntándose cada vez más personal.

La circunstancia de tener destinado en Bétera al Teniente coronel Bartolomé Nadal, colaborador de la Junta Central de Educación Física y Deporte, organizadora del Campeonato de España de Rugby del Ejército de Tierra, ha sido un factor decisivo para poder contar hoy todo esto. Pero también la aparición de un UER Montcada, que con su presidente Carlos Gelde a la cabeza está ayudando a que la iniciativa se consolide.

«Los chicos están bajando a Moncada y entrenan aquí, somos el club más cercano con respecto a los cuarteles que ya están sumándose», nos cuenta Carlos, que maneja cifras importantes (alrededor de 6000 soldados) en lo relativo a la bolsa de gente donde captar. «Ha sido lento el proceso por tema COVID-19, pero estoy seguro de que va a salir de aquí un gran equipo».

La buena noticia en tiempos revueltos

Los implicados en esta revolucionaria iniciativa valoran que a día de hoy, rodeados de desánimo por la pandemia y sus efectos tanto sanitarios como económicos, noticias como ésta que habla de unidad y de seguir trabajando duro son vitaminas y positivismo para todos.

Especialmente para los ‘rugbiers’, que en la Comunitat Valenciana pueden acabar conquistando un terreno hasta la fecha inexplorado.

El primer equipo militar de Valencia-Castellón está cogiendo fuerza, y aunque la Guardia Civil también ha dado el beneplácito a este proyecto, la captación de jugadores no ha entrado todavía en sus cuarteles. Pero ya conocen una idea que los implicados están seguros de que acabará calando hondo entre todas las organizaciones de disciplina castrense.

Y el colofón a todo esto serían las concentraciones de la selección del Ejército de Tierra, además del deseo que tienen, todavía una posibilidad sin confirmar, de ojalá poder celebrar en La Pelosa de Moncada el ya mencionado Campeonato de España en la simbólica fecha del 1 de Mayo. «Tenemos unas instalaciones muy buenas y sería una bonita sede para celebrarlo aquí, lógicamente si las condiciones del país el próximo año lo permiten», concluye Carlos Gelde.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies