FOTO PORTADA: Mike Lee – KLC fotos for World Rugby

En Langford, Canadá, las Leonas Seven igualaron el que hasta la fecha había sido su mejor puesto en la competición de este año. Compitieron con argumentos contra grandes potencias mundiales, y se vuelven de esta Serie Mundial satisfechas y confiadas en mirar al futuro con más optimismo.

Al rugby de la Comunitat Valenciana le afecta directamente con la presencia del seleccionador Pedro de Matías, así como una Ingrid Algar que viajó con el equipo y no disputó de esta forma la ida de la promoción de ascenso/descenso a la Liga Iberdrola con el Sanse Scrum madrileño. En la vuelta contra Les Abelles, a disputar este próximo fin de semana, sí que llegará la jugadora valenciana internacional.

Con lo obtenido en este último torneo el equipo español suma 6 valiosísimos puntos de cara a la salvación en esta élite internacional, algo por lo que está pugnando junto a China y Fiji.

En la fase de grupos, las Leonas se quedaron cerca de ganar a Estados Unidos (21-12) y aún más lo estuvieron de hacerlo contra nuestras vecinas francesas (19-17). La ansiada primera victoria llegó ante Fiji (14-21), que sirvió para ganarse un puesto en los cuartos de final de oro.

En la segunda jornada de Langford, la primera eliminatoria de las de Pedro de Matías ante Nueva Zelanda estuvo realmente disputada y pudimos ver a una selección muy combativa, que llegó a anotar a las líderes del año, las ‘Black Ferns’, por medio de María García. Finalmente, las mujeres de negro se llevaron el encuentro por 17-7, pero no sin tener que pelear hasta el último segundo.

En las semifinales, las anfitrionas, arropadas por su público, estuvieron brillantes y, lideradas por sus velocistas, marcaron el ritmo desde el inicio para cerrar el encuentro por 0-31 a favor de Canadá. A pesar del buen juego de las de la hoja de roble, las nuestras también se lo pusieron difícil a este rival, especialmente en la segunda parte, en la que estuvieron a pocos centímetros de anotar.

Por último, las españolas se enfrentaron a Rusia en la final por el 7º puesto y, aunque se fueron liderando el encuentro al descanso 7-5, en la segunda parte las rusas despertaron y conectaron sus jugadas estrella con su sistema basado en el off load y la velocidad exterior, para acabar ganando por 7-24.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies