El Quatre Carreres de Valencia se vestía de gala para animar a su equipo, Les Abelles, en un partido de alto voltaje. El rival era el otro equipo invicto hasta la fecha junto a la escuadra valenciana, el Eibar Rugby. Todo ello como antesala del último partido de liga regular de la División de Honor ‘B’ de rugby femenino.

El encuentro tenía la etiqueta de que iba a ser uno de los mejores partidos que se han visto en la Capital del Turia de rugby femenino. Y no ha defraudado. Ha sido un encuentro muy disputado desde el primer momento con los dos equipos muy enchufados, aunque el Eibar con más atrevimiento.

El equipo armero conseguía una diferencia inicial en el marcador y fueron las jugadoras del cuadro valenciano las que pudieron recortar distancias. Se desprendían poco a poco del nerviosismo del partido y empezaban a mostrar sus armas hasta un 24-24 al descanso.

A la vuelta de los vestuarios, el partido ha empezado a hacer mella en los dos conjuntos. El juego muy físico ha empezado a cansar a los dos equipos y el que más ha sabido aprovechar esta condición es el Eibar, quien con sus jugadoras aportando con acciones de calidad personal, han terminado rompiendo el marcador hasta acabar el partido 29-45.

Irene Noguera «Nosotras queremos subir y ellas también, la competición es muy dura. Era la primera toma de contacto con un equipo muy fuerte, ahora tenemos que trabajar y corregir los errores. Creo que el ascenso es posible si trabajamos y entrenamos como debemos podemos llegar a la final, incluso ganar»

Tras el resultado negativo y la pérdida de condición de invictas, el equipo tendrá una semana para preparar unos Play Offs de Ascenso en los que aspiran a estar entre las mejores. Todo ello con el objetivo de situar al rugby femenino de la Comunidad entre las mejores del país.

Una fiesta del rugby el 8M

La Federación de Rugby de la Comunidad Valenciana ha terminado conmemorando esta fecha tan señalada del 8 de marzo por ser el Día Internacional de la Mujer con hinchables, pantallas gigantes para jugar al videojuego Rugby 20 y actividades para las decenas de niñas y niños que había viendo el partido.

Irene Noguera: «Nos dijeron de llevar medias moradas, hacer actividades con niñas y ha estado muy chulo. Ya que eres mujer y estás jugando un deporte supuestamente de hombres, pues hoy hemos demostrado que todos podemos jugarlo. Cada vez vienen más niñas, los padres no tienen tanto miedo. No es un deporte agresivo, es algo más que un deporte de contacto. Es compañerismo, preocuparte por el de al lado y tenemos que ser todas una.»

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies