De momento los que mantienen el tipo son Les Abelles, que pese al cambio de entrenador y la llegada de Alberto Socías mantiene el buen nivel que le ha llevado a ser primer y tercer clasificado del grupo B en las dos últimas temporadas, y un CAU Rugby Valencia que se ha reforzado a conciencia y mantiene al irlandés Ricky Andrew, en busca de repetir los playoffs de ascenso que ya ha disputado los dos últimos cursos.

PODCAST: Arranca la segunda temporada con el rugby siempre de protagonista

Los abejorros despacharon en su feudo del Pantera al CR Sant Cugat por un 57-10 que sirve de aviso para navegantes, un recordatorio por si había dudas del potencial que atesoran los valencianos. Todavía con la falta de rodaje que es de esperar al inicio, hasta 7 jugadores ensayaron para los de casa: Lucas Martín (2), Marc Calatayud (2), Juan Ignacio Nemes, Emiliano Nicolás Sabadin, Germán Ahuir, Miguel Bermejo y Maximiliano Rodrigo Coronel.

Las transformaciones de Sorribes y Silvetti redondearon una buena actuación coral que los implicados aún consideran que tiene margen de mejora, y eso es lo más positivo mirando hacia el futuro. Se ha comenzado con una gran victoria delante de la afición, y todos creen que Les Abelles aún puede ofrecer mucho más sobre el césped.

También sonríen en el CAU Rugby Valencia después de su 19-38 en casa del siempre competitivo BUC Barcelona. Fueron los ensayos de Gudadze (2), Vicente Montero, Joshua Greer y Álex Silvestre los que dieron ventaja al CAU, que además contó con el acierto en la pierna de Matautia y Josh McIlroy.

Una primera victoria con la que coger moral y confianza de cara a próximas fechas, integrando a las nuevas caras en un grupo que lo tiene más fácil si encima va acoplando piezas a ritmo de triunfos, como el logrado en tierras catalanas.

El resto de actuación de los representantes de la Comunitat no fue tan positiva, llevándose por ejemplo una sonora bofetada deportiva el ascendido Rugby Club Valencia en su salida a casa del potente Bantierra Fénix Zaragoza. Por 42-0 vencieron los locales, muy superiores de principio a fin a un RC Valencia que tiene mucho trabajo por delante, aunque no todos los rivales van a tener el potencial que atesoran los aragoneses.

Hay tiempo, y ya veremos si mimbres deportivos, para que el histórico club de Valencia levante el vuelo y no protagonice otra pobre temporada como la pasada, en la que solo una decisión de la Federación Española evitó su descenso a los infiernos territoriales.

Tampoco le fue mejor al Andemen Tatami, derrotado en su feudo por 24-53 a manos del CN Poble Nou. Los de Joe Mamea, que ya nos contaba que apuestan por la cantera y por desarrollar a sus jóvenes, llegaron a estar por delante 17-14 en el primer tiempo, aunque a partir de ahí el parcial visitante fue demoledor: de ese marcador se pasó a un 17-48 que ya no dio ninguna opción a los de amarillo y negro.

Así analiza el rugby valenciano el inicio de temporada en División de Honor B

Por último, el CR La Vila tuvo un accidentado regreso a la categoría tras el descenso de hace unos meses, y aunque intentaron remontar un adverso 25-5 en contra que tuvieron al descanso en L’Hospitalet, las fuerzas dieron para finalmente acabar sucumbiendo por 35-19 en la primera salida a domicilio de la temporada. Seguro que con más días de trabajo, y arropados por su gente en el Pantano, las cosas se ven de otra manera.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies