Los valencianos derrotaron el pasado mes de abril al Akra Bárbara para proclamarse campeones de la 1ª Territorial Comunitat Valenciana, ganándose de esta forma la posibilidad de competir el próximo curso en la División de Honor B, la segunda categoría nacional.

Allí coincidirá con otros clubes valencianos como Les Abelles (vigente campeón en temporada regular), el subcampeón CAU además de otros históricos como el Tecnidex Valencia y el Andemen Tatami Rugby Club. Perdió la categoría y solo duró un año en la misma el Inter Cullera, algo que no están dispuestos a permitir en un UER Montcada que espera comenzar a escribir una nueva e ilusionante etapa en la trayectoria de la entidad.

Un ascenso para consolidar un ambicioso proyecto de rugby

El éxito logrado por los Senior hace unos meses es solo la punta del iceberg, y así nos lo cuenta Leandro Ferreira, jugador del equipo además de coordinador de la Escuela de rugby del club. Ahora quieren aprovecha la ola de positivismo para seguir atrayendo jugadores de todas las edades, y la maquinaria del club se ha puesto manos a la obra para que dentro de unos años no sólo sea la capital Valencia la que aglutine el mayor potencial ‘rugbier’ de la provincia.

“Nos estamos organizando para ir creciendo y asentarnos de verdad en División de Honor B. Abrimos una nueva etapa en la historia del club y no queremos ser un proyecto fugaz en esta categoría. Pero además del Senior, vamos a prestar todavía más atención si cabe a una cantera que debe ser el auténtico pilar del club en el futuro”, apunta Leandro, que a sus 30 años vivirá su segunda temporada en UER Montcada tras incorporarse a la entidad hace pocos años.

Él es uno de los muchos argentinos, al igual que su tío Gabriel Ferreira (prestigioso y reconocido entrenador de rugby en Sudamérica) que en los últimos tiempos han ayudado a dar ese salto de calidad necesario al UER Montcada. Los fichajes procedentes de Argentina para el Senior contribuyeron sobremanera a la magnífica temporada pasada, y el plan pasa por seguir encontrando refuerzos extranjeros que, además de poder competir en DHB, también eleven el nivel deportivo y de formación en el resto de categorías de la Escuela.

“Vamos a traer gente de fuera para colaborar jugando y formando a chavales en el club, en el Senior y cantera. Son argentinos que jugaban conmigo y con mi tío en Argentina, y todavía necesitamos más ayuda externa si queremos competir bien con el Senior durante todo el año. Se viene temporada larga y más dura que la última, cuando estábamos en 1ª Territorial”, advierte Leandro, al que es fácil reconocer dentro del campo por la máscara de fibra de carbono que luce a causa de un accidente que tuvo hace años.

“Queremos mantener la categoría pero sin agachar la cabeza ante nadie, sabiendo además que la Escuela de rugby del club es lo más importante en la nueva estructura del UER Montcada. Ahí los niños y niñas pueden aprender los valores del sacrificio, del compañerismo, así como luchar, entrenar y llevar una vida sana. Eso queremos enseñar aquí, y por eso trabajamos todos los argentinos que llegamos al pueblo hace un par de años”, añade.

Una ambiciosa política de cantera y captación

Con el apoyo del ayuntamiento, orgulloso por tener en el pueblo a un club de rugby que va a ser el primer equipo en la historia de Moncada que va a llevar el nombre por diferentes rincones del país, y con la firme y desinteresada labor de una directiva ahora encabezada por el presidente Nacho Ponce, los retos y desafíos del camino se afrontan con responsabilidad pero también con mucho optimismo. Un gran proyecto de rugby está creciendo en l’Horta Nord.

“Se va notando la repercusión de que el club haya salido campeón por primera vez, con constantes llamadas y ofrecimientos de niños que ya quieren venir a entrenar con nosotros. Volvemos en septiembre, pero ya durante el verano tendremos actividades para que todo aquel que lo desee pueda conocer el club y sus valores de rugby”, informa Leandro, que además presume de instalación.

Se trata del campo de La Pelosa, uno de los pocos de césped natural en la Comunitat Valenciana y que comparten con el vecino Club Rugbi Edetans, y sobre todo con los deportistas de atletismo del municipio.

Aquí ya trabaja sin descanso una nueva comisión directiva donde se mezclan ex jugadores, jugadores todavía en activo y padres de niños y niñas del club. Todo mezclado en un ambiente de consenso y de analizar mucho cada nuevo paso a dar, máxime ahora y tras un ascenso del Senior que eleva el listón del rugby en Moncada.

Es parte de la herencia ofrecida por Cristina Balaguer (ex jugadora y madre de la internacional española María Calvo) y José Luis Beltrán, que durante años llevaron adelante como buenamente pudieron el proyecto, sobre todo centrado en la cantera para que el rugby nunca desapareciera en la localidad.

“Trabajaron incansablemente en las Escuelas del club”, señala Leandro, que también se acuerda de la importante labor que Nacho Ponce, actual presidente, realizó con el Senior y de otra figura como la de José Menso, quien le ayudó cuando él se incorporó al UER Montcada a encargarse de la base.

El panorama actual presenta más de 110 fichas entre chicos y chicas, y categorías que van desde los más pequeños del S8, pasando por S10, S12, S14, S16 y S18 hasta llegar al Senior Femenino (vigente campeón de la 2ª Territorial y vinculado al Tecnidex Valencia para acoger a jugadoras que necesitan más minutos, y nos los encuentran en la capital del Turia) y a los dos Senior Masculinos.

El ya mencionado que estará en DHB, y un segundo conjunto que desean formar aunque aún no saben si saldrá a jugar en 2ª o 3ª Territorial a partir de la próxima temporada.

El club se compone de casi un 30% de chicas en las divisiones inferiores, ya que promovemos mucho que vengan chicas al club. Tenemos la idea de crecer mucho más en la Escuela a todos los niveles, pensando en el corto y medio plazo en que haya un 50 o 60% más de niños y niñas en la cantera del UER Montcada”, advierte el argentino.

Y para ello se van a poner manos a la obra fuera de la capital, donde Abelles, Tecnidex, Tatami o CAU aglutinan gran cantidad de jugadores, mirando hacia una comarca de l’Horta Nord que ofrece viveros tan interesantes como los de Massamagrell, Puçol, El Puig o Museros. Algunos de ellos con tradición previa de rugby, y donde ahora “trataremos de mandar monitores, que serán los propios jugadores Senior del club, para presentar este deporte en los colegios y polideportivos y así captar gente allí”.

Con eso por un lado, y por el otro con más llegada de jugadores argentinos de nivel y dispuestos a ofrecer su mejor versión vistiendo estos colores, el futuro es esperanzador para un renovado proyecto del UER Montcada que ha llegado a División de Honor B para quedarse. Buenísima noticia para el oval de la Comunitat Valenciana, contando con otro club más dispuesto a crecer y extender los valores del rugby entre la población.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies