Tras cuatro años al mando de uno de los clubes de rugby más prolíficos no sólo de Valencia sino de la Comunidad Valenciana, Ricardo Brage ha decidido que ya ha cumplido una etapa y que es momento de que savia nueva asuma las riendas.

“Era también cerrar definitivamente el duelo después del fallecimiento del Pantera. El club ha crecido mucho y necesita nuevos impulsos, gente más preparada y joven”, explica.

Una determinación que tomó a principio de temporada y que ha terminado por materializarse a su fin. Ricardo Brage se marcha de lo más alto de la junta directiva tras un año extraordinario que encabezan especialmente los magníficos resultados del senior masculino y femenino.

Jorge Diego “Pantera”

“Es el trabajo de mucho tiempo anterior, sobre todo de las chicas, que ahora ha dado sus frutos. El club ha crecido mucho gracias a los técnicos, los jugadores, la gente nueva. Ha sido una temporada magnífica que será difícil de superar”, señala.

Antonio Márquez, comúnmente conocido como “El Oso”, es quien coge el testigo de Ricardo y emprenderá otra era en Les Abelles como nuevo presidente. Tanto él como el equipo que conformarán la junta directiva ya formaban parte del núcleo de la anterior, con lo que se producirá como dice Brage “un cambio sin altibajos”.

Jorge Diego “Pantera” con Ricardo Brage

Ricardo se deshace en halagos para con Antonio, a quien conoce sobradamente bien. Fue su entrenador hace muchísimos años, después lo reclutó para la junta directiva. Se nota que es un hombre en el que confía ciegamente.

“Antonio siempre ha sido valiente, leal, honesto… Estoy tremendamente seguro de que lo va a hacer fenomenal”, asegura.

Antonio Márquez y Ricardo Brage

Valoración presidencia

El pasado fin de semana Les Abelles celebró el Día del Club, una jornada muy emotiva marcada por la despedida de Ricardo Brage como presidente. Muchos sentimientos encontrados y sobre todo recuerdos cruzaron por su mente en el momento que le dio el relevo a Antonio Márquez.

Y es que cuatro años dan para mucho y es imposible poder elegir un solo momento. Sin embargo, hubo uno del que Ricardo se acordó con especial cariño: un Campeonato de España Sub-18, el último que formó parte del Pantera.

“Me acordé del hito que fue ese Campeonato de España Sub-18, de ese grupo de chicos que fue el último que formó parte del Pantera. Se hizo historia, se venía de una planificación muy bien hecha. Ver cómo ha crecido desde entonces el club…”, destaca.

Pero también han habido sinsabores durante su mandato, una espinita clavada con la que Ricardo se marcha y que espera que la nueva junta directiva enmiende cuanto antes: el torneo de escuelas que ha quedado en el olvido.

“En el rugby existe el tercer tiempo, así que pasamos como pudimos de esa espinita. Pero tenemos que recuperar el torneo de escuelas que teníamos y creo que la nueva directiva por su impulso puede salvar esa situación”, apostilla.

Ese es el “pero” con el que Ricardo se marcha, pero han habido muchos más momentos positivos más allá de la grandísima temporada que se ha firmado este año. Hay dos hechos que enorgullecen sobre manera al ex presidente de Les Abelles y que para él conforman “lo mejor que he hecho”.

Equipo de rugby inclusivo de Les Abelles

El primero es haber implantado el rugby inclusivo porque “no sólo ha supuesto la incorporación de chicos con diversidad funcional en el rugby sino también voluntarios que se han implicado formando parte del club”.

Y el segundo es el crecimiento que ha experimentado el rugby femenino en los siete años que lleva su sección adherida al club. No sólo por los títulos conquistados este año, siendo la bandera el senior femenino, sino porque cada vez más abejorras forman parte de los combinados nacionales.

El senior femenino celebrando el título de Primera Territorial

“En los inicios éramos muy pocas chicas, estuvimos en los inicios como entrenadores, y ver cómo ahora tenemos chicas internacionales es una enorme alegría. Nos sentimos muy orgullosos”, añade.

Evolución de Les Abelles en sus casi 50 años de historia

Poco le queda al club valenciano para alcanzar el medio siglo, una cifra imponente que continúa sorprendiendo a un Ricardo que estuvo prácticamente desde los inicios y que nunca pudo imaginar llegar a donde se está llegando.

Muchas cosas han pasado en casi 50 años, y en prácticamente todas ha estado un Ricardo que llegó dos años después de la fundación de Les Abelles y forma parte y siempre lo hará de su historia. Ha sudo jugador, capitán, monitor, entrenador, médico, vicepresidente, presidente… pero sobre todo aficionado.

“Venimos de ser muy pequeños en edad y tamaño. Jugábamos en terrenos de piedra donde lo mejor era que hubiera barro para no hacernos daño. Ver lo bien posicionados que estamos ahora, cómo se nos conoce, que empezamos a ser una marca… hemos crecido mucho”, incide.

Equipo juvenil de 1974 con Ricardo Brage entre otros

Un pasado en el que los propios jugadores se hacían cargo de absolutamente todo, como bien recuerda Ricardo. “Nos organizábamos los viajes con veinte años, vendíamos loterías, íbamos al banco… era como un grupo de scouts. Eso nos ha unido y ayudado luego”, revela.

El salto definitivo que ha impulsado a Les Abelles a donde está ahora es para Ricardo sin lugar a dudas el haberse consolidado en categoría nacional en chicos y haberse abierto al rugby femenino. Ahora, Antonio Márquez y su junta directiva han de continuar el legado.

Ascenso a División de Honor: el gran objetivo

Tres años lleva el senior masculino pugnando en las fases de ascenso por conquistar una plaza en la élite del rugby de nuestro país. La escuadra de Manolo Nadal este año ha estado muy cerca, demostrando para Ricardo que “es posible ascender deportivamente, hemos estado muy cerca”.

Les Abelles ha erigido uno de los clubes a nivel nacional con mayores posibilidades para consumar ese ascenso. Pero falta el último empujón: sponsors que garanticen un salto de calidad en la plantilla que haga realidad el sueño del ascenso.

El senior masculino, Campeón del Grupo B de la División de Honor B

“Estamos trabajando en ello, cerrando acuerdos importantes. Aunque no tenemos urgencias el plan es estar en División de Honor para el 50 aniversario. Por eso estamos mejorando la estructura del club, profesionalizándolo que es la clave”, comenta.

La cantera: la base del proyecto

Una de las particularidades de la idiosincrasia de Les Abelles, y también la clave de sus éxitos recientes, es la gran cantera de la que dispone y de la que nutre a sus primeros equipos. La prolífica cantera de Les Abelles es la base del proyecto y seguirá siéndolo en el mandato de Antonio Márquez.

“Algunas escuelas nacionales e incluso de fuera de España como por ejemplo de Francia nos miran porque formamos buenos jugadores, tenemos grandes escuelas. Intentamos retener a nuestras joyas y para eso hay que dales futuro deportivo y salidas”, indica.

Ese es uno de los grandes problemas con los que se topa no sólo Les Abelles sino muchos clubes valencianos: la fuga de cerebros. El no tener un equipo asentado en la élite propicia que aquellos jugadores con mayor proyección tengan que marcharse a otros equipos donde pueden terminar de crecer.

Les Abelles, según nos ha podido avanzar Ricardo Brage, está cerrando acuerdos con diferentes empresas para dar trabajo a los jugadores y que así no se marchen del club. “Es una línea de trabajo por si no podemos pagarles fichas, es una especie de red social para también familiares, etc”.

Lucas Martín, uno de los canteranos con más talento de Les Abelles

“La cantera no la medimos sólo en resultados porque te puedes equivocar. Valoramos la preparación de nuestros entrenadores, la formación, el desarrollo de jugadores, los fisioterapeutas y preparadores físicos… Tenemos una escuela bien dotada”, insiste.

Futuro del rugby valenciano

El crecimiento exponencial del rugby de la Comunidad Valenciana es innegable. No es fruto de la casualidad los triunfos que están cosechando los clubes de la tercera Comunidad Autónoma con mayor número de licencias.

No obstante, todavía queda un largo camino por recorrer. Las diferencias con nuestros vecinos continúan siendo demasiado acusadas, sólo hay que ver la horquilla presupuestaria para darse cuenta. Para estar al mismo nivel, Ricardo Brage tiene claro qué pasos hay que dar.

“Hay mucho interés por el rugby valenciano pero no sabemos canalizarlo. Por mucho papel que hagan los medios nosotros tenemos que pensar en lo social, en competir. Hay que profesionalizar la estructura de los clubes”, subraya.

Partido de la fase de ascenso a División de Honor

Cuando Ricardo habla de profesionalizar Les Abelles o cualquier otro club valenciano, hace referencia no sólo a la parcela administrativa sino en captar mejores sponsors, formar mejor a los entrenadores y demás profesionales, pagarles en consonancia, etc.

Pero no sólo es lo único. Faltan instalaciones en Valencia que den la talla. “Es verdad que el Ayuntamiento de Valencia se vuelca, pero hace falta más. Estamos muy por detrás de otros deportes. Osea que estamos creciendo pero no nos creamos tampoco mucho”.

Partido de la fase de ascenso a División de Honor

Una de las posibles soluciones por la que muchos expertos y amantes del rugby abogan es por crear un súper equipo de rugby valenciano para competir en la División de Honor, reuniendo lo mejor de cada club en uno solo.

Sin embargo, Ricardo considera que “pocos jugadores valencianos estarían al máximo nivel de la División de Honor” y que por lo tanto se padecería. “Necesitaríamos  jugadores españoles internacionales o extranjeros, creo que no da para formar un equipo que compita, sólo lo pasaríamos mal”, sentencia.

 

Advertisement

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies