El debate del running, elegir entre usar calzado minimalista o con amortiguación | Yo soy noticia

En los últimos años, con el aumento de la tendencia del running, ha aumentado también las tendencias de carrera minimalista. Para el que no lo sepa, por calzado minimalista nos referimos a aquellos que no llevan amortiguación y su drop es cero e incluso también los que no llevan calzado.

La principal razón en la que se apoya la teoría del running minimalista es la de evitar lesiones, dándole al pie su pisada más natural, la de ir descalzo. Obviamente, si utilizamos una zapatilla sin drop nos será más natural impactar contra el suelo con la zona delantera o media del pie y no con el talón, uno de los principales problemas técnicos de la gran mayoría de corredores.

precision-nutrition-barefoot-running

Al pisar bien conseguiremos reducir el impacto de nuestro cuerpo contra el suelo, debemos de tener en cuenta que el talón es una parte muy pequeña de apoyo para nuestro pie, que tiene que soportar toda la fuerza de nuestro peso, lo que crea muchas cargas innecesarias.

La ciencia también tiene una opinión sobre ello y es la de que el hecho de correr descalzo no te hace dejar de ser talonador, es decir, debe de haber un trabajo específico de técnica de por medio, que además debe de ser progresivo para que el remedio no acabe siendo peor que la enfermedad. También debemos destacar que esta corrección técnica será más sencilla con un calzado minimalista o descalzo que con una zapatilla de buena amortiguación.
barefoot

También la ciencia nos destaca la importancia del “impacto transitorio”, un impacto que aparece exclusivamente cuando se talona y que al repetirse parece ser causante de muchas lesiones. De la misma manera resaltan que la cantidad de lesiones es menor en el minimalismo debido al fortalecimiento que en si mismo proporciona corres descalzo o con poca amortiguación.

Y como conclusión final la ciencia destaca que los corredores minimalistas son más “económicos” que los que calzan zapatillas, esto quiere decir que requieren de menos esfuerzo fisiológico para ritmos iguales. Personalmente llego a pensar que esta conclusión es debida al proceso técnico de mejora por el que han pasado la gran cantidad de corredores que han hecho la transición al minimalismo.

El maratoniano que reniega de las zapatillas de running

 

Para concluir me gustaría destacar la importancia de que, aunque la ciencia lo apoye, no siempre el minimalismo va a ser la mejor opción. Cada caso es único y debe de ser estudiado, como siempre no hay una verdad absoluta en la ciencia deportiva, lo que para unos es medicina puede ser veneno para otros.

No todo corredor esta preparado para despedirse de la amortiguación y ninguno lo esta para hacerlo de manera drástica, se trata de un proceso planificado y lento, en el que tenemos que olvidarnos de nuestros ritmos habituales y volver a “enseñar” a nuestro cuerpo a correr.

stacks_image_86_1

Fuente

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies