Ha habido de todo, algunas cosas buenas y otras que no lo han sido tanto, pero en La Nucía el atletismo ha brillado por todo lo alto y ese es el primer triunfo de la Comunitat.

En el aspecto deportivo, en el lado positivo de la balanza toca hablar de los dos saltadores Eusebio Cáceres y Fátima Diame, campeones en la longitud masculina y femenina respectivamente. Aunque eso sí, las marcas pudieron ser todavía mejores, especialmente si tenemos en cuenta la fantástica temporada que ambos están llevando a cabo.

Cáceres, que llegaba con una mejor marca de 8.19, no pudo pasar de unos meritorios 7.95, suficientes para sumar un nuevo título en una temporada extraña, larga hasta el infinito y que tendrá su punto álgido en Doha, a finales de este mes de septiembre. Ese puede haber sido el principal motivo de que en la pista Camilo Cano no se hayan visto las marcas que otros años suele producirse en el Nacional.

Ganó Cáceres el domingo y también lo hizo Diame el sábado, que llegó hasta los 6.48, sacando casi medio metro al resto de rivales, muy inferiores a las prestaciones demostradas por la atleta valenciana, brillante sucesora de la eterna Concha Montaner, retirada hace pocos meses pero siempre un referente en lo que a la longitud se refiere.

Retirada de Jorge Ureña

Sin embargo, el Campeonato tuvo un momento especialmente duro para los valencianos con la retirada del decatleta Jorge Ureña, quien, después de una formidable primera jornada iba a ritmo de marca personal, pero unas molestias en el calentamiento previo a la prueba de los 110 metros vallas le obligaron a renunciar a las últimas cinco competiciones, dejando vía libre al resto de sus rivales en la carrera por el título y quedándose sin la posibilidad de mejorar su marca. Fue una pena.

Pero viendo el vaso medio lleno y no medio vacío, el hueco que dejaba Ureña era cogido con los brazos abiertos por su compatriota Pablo Trescoli, que no desaprovechaba la oportunidad y este mismo domingo, a última hora, celebraba su título de campeón de España. Ahí es nada.

Lois Maikel Martínez, aunque también lejos de sus mejores marcas, se ha llevado el triunfo en la prueba de disco, algo que no ha podido hacer otro de los referentes del atletismo valenciano, el saltador de altura Miguel Ángel Sancho, quien se había elevado hasta los 2.26 esta misma temporada y que en La Nucía no ha podido pasar, extrañamente, de los 2.14, una altura muy asequible para un chico de su talento y de su capacidad.

Torrijos y Cienfuegos, también protagonistas

Pablo Torrijos, visiblemente lesionado y con molestias, bastante hizo siendo segundo en el triple salto, misma posición y sensaciones que Enrique Llopis en los 110 metros vallas, que fue el que más de cerca pudo disfrutar de la victoria de una leyenda como Orlando Ortega, cuya superioridad respecto al resto de rivales es la que toca si tenemos en cuenta que se trata de un medallista olímpico y un campeón de la Liga de Diamante.

Y aunque él es extremeño, el mejor momento del fin de semana lo protagonizó Javier Cienfuegos, atleta de nuestro Playas de Castellón, que batió por tercera vez este año su propio récord de España de martillo. Esta vez lo envió a 78.70 metros y su estallido retumbó en el mundo entero, pues ya es el cuarto mejor atleta de este año y tiene pinta de que será uno de los referentes del equipo español en los próximos Mundiales de Doha 2019.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies