Fátima Diame brilló en las semifinales de los Juegos Europeos de Minsk | Yo soy noticia

Los Juegos Europeos de Minsk llegaban con una sorpresa bajo el brazo para el atletismo: un nuevo sistema de pruebas y puntuaciones. Ha resultado tan extravangante que, como todo cambio, ha levantado mucha polémica y provocado ríos de tinta con opiniones de todos los colores. Tanto de periodistas como de atletas y de aficionados.

Una vez pasada la primera jornada, en la que se pudo aplicar el reglamento en la práctica, dejó de parecer tan complicado e incluso se comprobó el éxito en audiencia que estaba teniendo. Una cosa está clara: lo hace más atractivo al espectador medio.

Pues en este sistema más competitivo, que no habla tanto de marcas si no de superar al rival, y donde los relevos mixtos modernizan muy acertadamente la competición, Fátima Diame estaba representando a España en salto de longitud. Desde luego habrá que mejorar algunos detalles y no va a sustituir al sistema tradicional en grandes eventos, pero para la valenciana es una gran experiencia la que se ha llevado de Minsk.

El hexagonal en el que España quedaba encuadrada el primer día nos juntaba con Portugal, Dinamarca, Ucrania, Bulgaria y Turquía. Y formaríamos grupo con Portugal y Dinamarca.

El primer duelo en salto de longitud rivalizaba a Fátima con Evelise Veiga, y la portuguesa saltaba hasta los 6.27, marca que la pupila de Rafa Blanquer no podría superar al quedarse en 5.68. La derrota suponía no puntuar en su casillero personal.

El segundo emparejamiento la enfrentaba a Nielsen Janne, pero ahora saltaba Fátima primero. Alcanzó una distancia inferior a su anterior salto: 5.61, pero la danesa haría un nulo en su tentativa y la victoria fue para la española. Sus primeros 3 puntos.

De esta forma su salto final la medía con Milena Mitkova, la búlgara que también había obtenido 3 puntos en el otro grupo. La veterana se llevaría el duelo por muy poco, pues si Diame llegó hasta los 5.86, su contrincante conseguía 5.89. Así lograba seis puntos para la clasificación general de España.

La selección no lograría clasificarse directamente para semifinales, así que el martes disputaría los cuartos de final. Con ella, el también valenciano Alexis Sastre, los atletas del Playas de Castellón, Contreras, Ujakpor y Trescoli o la del València Esports, Laura Bueno, entraban a la pista para darlo todo. Y es que demostraron ser una piña, animando y compitiendo.

En semifinales el hexagonal nos reunía con Lituania, Estonia, Rumanía, Eslovenia y Turquía, el rival a batir. Y Lituania y Estonia formarían grupo con nosotros.

El enfrentamiento inicial llevaba a Fátima a saltar 6.08 (-0.2). No podría vencer, pues acto seguido Jogaile Petrokaite, sin viento en contra, le arrebataba los 3 puntos. No tuvo que llegar mucho más lejos, marcó 6.10.

En el otro head to head, Merilyn Uudmae hizo un nulo y Diame, pese a que no arriesgó para asegurar la victoria, dejó la huella en 6.22. Con 3 puntos en su haber, luchaba por agregar seis u ocho puntos para España como en la eliminatoria anterior. En esta ocasión, el versus era con Tugba Danismaz.

La turca saltó demasiado pronto y 5.76 era más que asequible para la valenciana, que la batió con 6.13. Conseguía sumar ocho puntos para la general, que acabarían por ser decisivos en los relevos mixtos finales, donde España se alzó con la victoria, pese a no salir la primera, para pasar a semifinales. Recordemos que tres puntos equivalen a un segundo de ventaja en esta última prueba.

De los doce semifinalistas, nos tocó estar en el hexagonal de República Checa, Rusia, Italia, Bielorrusia y Hugría. Compartiendo grupo Fátima con la italiana y la rusa. Laura Strati, que partía con mejores marcas que la española, fue derrotada por Diame, que ajustó mejor en la tabla y alcanzó los 6.32 metros.

Contra Mariya Pavlova, Fátima saltaba primero y llegó a los 6.31. La rusa no pudo tampoco con ella, por lo que, al lograr 6 puntos, luchó por el primer puesto contra la mejor del otro grupo (diez y doce puntos en juego).

Nastassia Mironchyk-Ivanova lo tuvo complicadísimo. La local tenía que saltar después de los 6.58 de la valenciana, su mejor marca del año tras clavar en la tabla un salto perfecto. Pero a la local no le pudo la presión y mejoró los números de Diame, que sumó 10 puntos para España.

Finalmente el equipo español no pudo acceder a la final ya que la intensa lluvia de los últimos minutos dificultó aún más la tarea para el resto de atletas, aunque quedó muy poco para pasar como terceros. La sonrisa de Fátima en Minsk habla por sí sola, ha volado en los Juegos Europeos logrando la segunda mejor marca de toda su vida deportiva. Será una embajadora perfecta de Valencia en Tokyo 2020.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies