La oportunidad de marcharse a estudiar al extranjero no llega todos los días, ni tampoco es una opción de la que puedan disfrutar todos los deportistas. En su caso, vio la posibilidad de emprender este camino gracias a una temporada que le ponía muchas facilidades por su calendario y por su gran rendimiento académico, premiado en 2017 por la Fundación Trinidad Alfonso.

Conocer gente, nuevos lugares, nueva lengua… Todo un reto que ha afrontado en el primer cuatrimestre. Su formación en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte le ha llevado a Roma, un lugar en el que ha disfrutado con creces y también ha aprovechado para viajar. “Ser deportista del más alto nivel y poder vivir una experiencia como esta se agradece mucho y es muy enriquecedora”, cuenta a YSN.

Esta nueva experiencia en su vida le ha ayudado a desconectar y no tener que ir tan cargado de entrenamientos a las puertas de un año que se prevé muy duro por la poca distancia que hay entre el Mundial (noviembre) y los Juegos (agosto-septiembre 2020). “Haces otra rutina como por ejemplo más estiramientos, quería apuntarme a yoga… también ayuda. He podido desconectar y conocer nuevas culturas”.

Pese a ello, no ha dejado de lado el atletismo, debido a que ha estado preparándose con un grupo de entrenamiento con los que iba dos veces a la semana al gimnasio para no perder la forma. Este proceso ha supuesto “mero mantenimiento” y le ha ayudado a seguir con su preparación pero de otra manera.

Ser deportista del más alto nivel y poder vivir una experiencia como esta se agradece mucho y es muy enriquecedora»

Como suele ser habitual en los Erasmus hay muchas posibilidades de poder salir de fiesta, pero él es comedido y prioriza cuidarse para poder seguir luchando por sus sueños en la pista. “El deportista es el que se tiene que centrar y saber por dónde va su camino”.

En el momento que llega la hora de repartir los entrenamientos es cuando más se nota la gran diferencia entre su rutina habitual y la del club donde ha entrenado en Italia, debido a que en este último tiene los horarios muy marcados para los lanzamientos.

Tienen una excesiva seguridad” y esa es la razón por la que prefieren separar los ejercicios de los lanzadores con respecto a los corredores. Ha tenido que adaptarse a ese formato, aunque lo que más destaca de sus compañeros durante estos meses son sus ganas de aprender.

Una vez terminada su estancia en el extranjero regresa a casa con ganas de “recuperar el ritmo de entrenamiento”. Este regreso le va a permitir reencontrarse con personas de su entorno que apenas ha podido ver durante los últimos meses. “Volví por Navidad pero ahora vuelvo para quedarme”.

Cita señalada: Mundial de Dubai

El segundo semestre lo afrontará en la Comunitat Valenciana para poder encarar mejor esta parte del curso y así prepararse los grandes retos que llegarán a partir de abril. Todo este recorrido es fundamental para llegar en las mejores condiciones posibles a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

El verano pasado vivió una experiencia insólita en la que al llegar al Campeonato de Europa de Berlín la aerolínea de avión en la que viajaba la perdió su jabalina. Afortunadamente apareció a cinco horas para que se realizara el pesaje de competición y pudo dar lo mejor de sí mismo para proclamarse campeón de Europa.

Héctor Cabrera y el final feliz en Berlín

Este año, del 7 al 15 de noviembre, se va a disputar el Campeonato del Mundo Paralímpico de Dubái, en el que tratará de luchar por completar un buen puesto en el lanzamiento de jabalina F12. “Me gustaría estar en el podio. El oro es muy difícil, viene gente joven muy fuerte”.

El crecimiento constante del deporte paralímpico

Héctor Cabrera, pese a su juventud, es todo un estandarte del deporte español y con el paso del tiempo se va ganando el cariño y el aprecio de la gente. “Cada vez el mundo paralímpico es un deporte de más alto nivel. El ritmo de competición ha subido mucho en los últimos dos años, en el caso de la jabalina se están superando los 70m. Que haya gente que esté detrás tuya y encima te vaya apoyando hace que saques mucho más de ti”.

Pese a estar estos últimos meses en el extranjero no ha perdido de vista las últimas noticias en las que se está viendo un gran apoyo por parte de compañías privadas como Caixabank que apuestan seriamente por el deporte paralímpico.

Que cada vez vengan más empresas a apoyarnos quiere decir que estamos haciendo bien el trabajo

Resalta también el elevado incremento de personas con discapacidad que se han animado a practicar deporte. En el caso del atletismo, más concretamente en los Campeonatos de España de menores, la evolución está siendo alucinante. “Las cosas se están haciendo muy bien, seguro que va a venir una generación muy fuerte”.

Las personas con discapacidad, no solo deportistas, reflejan un ejemplo de vida como si fuera una empresa”. El inicio de la discapacidad se puede comparar con el nacimiento de una entidad para posteriormente crecer, madurar… e intentar sacar el mejor rendimiento posible.

En sus charlas motivacionales, como la que ofreció el pasado verano en l’Alqueria del Basket, trata de impulsar a los asistentes a dar lo mejor de ellos mismos cada día. “Pensar en cosas malas no es bueno, tienes que aprovechar tus oportunidades. Eso todo el mundo lo sabe, pero falta alguien que te lo cuente para darte cuenta de todo lo que tienes”.


Fotos cedidas por Héctor Cabrera

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies