A falta de dos semanas para que arranque el Campeonato del Mundo de Doha, el lanzador de martillo español Javier Cienfuegos (Montillo, Badajoz, 15 de julio de 1990) lo tiene claro. “Si fuera por mí, cogería la maleta ya mismo y me iría para allí”. Y es que en este 2019 se encuentra en el mejor momento de su vida y después de haber batido el récord de España en sus últimas dos competiciones, tiene claro que a Doha va a “pelear por las medallas”.

El camino está siendo el ideal desde que empezó esta temporada en la que siempre ha estado en grandes marcas, por encima de los 77 metros, algo esencial y que le aporta “mucha, mucha confianza”. A ello se agarra para estar listo el día 1 de octubre, donde afrontará la clasificación mundialista.

Hay que estar listo ese día, porque es el más importante, lanzar bien y meterse entre los doce mejores. Y si estamos en la final, mentiría si dijera que no voy a pensar en las medallas”.

Es lo normal ya que marcha tercero en el ránking mundial gracias a esos 79.38 que lanzó en el meeting de Andújar, la última vez que compitió. Pero es que ya venía de hacer récord de España anteriormente en el Nacional de La Nucía. Y antes de eso, el camino se inició en León, en una concentración del equipo español. “Esa semana hice muy buenos entrenamientos y mi equipo y yo sabíamos que si salían las cosas bien en la competición, podríamos estar en buenas marcas”.

Su equipo, decisivo

La importancia de su equipo está siendo decisiva en este 2019. La unión al equipo de Carlos Burón ha sido clave. “Junto a mi entrenador Antonio Fuentes forman ahora un binomio fantástico, porque uno se ocupa de la parte física y otro de la técnica, los resultados se empezaron a notar desde el primer momento y ahora yo solamente reproduzco desde el círculo todo el trabajo que hacen ellos detrás”, explica Cienfuegos a Yo Soy Noticia.

Así que de estas dos últimas semanas de récord en récord, ellos también tienen gran parte de culpa. “Yo todavía estoy asimilándolo. Para el Nacional nos preparamos muy bien porque siempre es uno de los grandes objetivos de la temporada, pero luego tienes que ir allí, ver cómo está el círculo y demás y teníamos un poco de miedo, pero la verdad que la competición salió muy bien».

«Y en Andújar ya sabía que las condiciones serían muy buenas. Estábamos los tres españoles, el campeón olímpico en Londres y ya en el calentamiento me sentí muy bien, aunque luego se hizo de rogar el mejor lanzamiento, que fue en el último tiro. Cuando salió de mi mano ya sabía que iba a ser bastante largo, no cuánto, pero sí que estaría sobre las marcas del récord de España”, añade.

Meter media marcha más

Pese a todas estas exhibiciones encadenadas una tras otra, el plusmarquista nacional tiene claro que todavía puede “meter media marcha más”. Y eso es algo que confía en hacer en Doha. “Mira, tienes unas mariposillas en el estómago, esos nervios de una gran competición y si somos capaces de empujar todo eso en la misma dirección, saldrá bien. Ahora hay que aprovechar estas dos semanas y tener calma, aunque yo lo que quiero es que pasen rápido”, comenta bromeando sobre esas ganas que tiene de este Mundial que le llega en el mejor momento de su vida.

Y si su cuerpo y su mente están fijadas en ese día 1 en el que buscará una clasificación que espera que esté “sobre los 75 metros”, poco a poco ya va buscando en el horizonte Tokio 2020. “Es que los Juegos lo son todo, es una competición especial por muchas cosas. Aunque el sistema de competición es como un Mundial, son cada cuatro años y todo lo que los rodea es increíble, el apoyo de la prensa, la villa olímpica, poder compartir emociones con otros deportistas, vivir las competiciones de todos ellos».

Es una competición muy especial, un lujo poder vivirlos desde dentro”.

Por otro lado, al respecto de lo que ha cambiado su vida en términos mediáticos, lo tiene claro. “No tiene nada que ver desde que me metí ahí entre los cinco mejores del mundo. Antes la prensa local de aquí de Extremadura siempre ha estado pendiente y apoyándome, pero ahora es a nivel nacional. Yo estoy encantado de contestar a todo el mundo; al final, la temporada de atletismo es corta, un par de meses, así que muy agradecido de poder hablar con todos vosotros”, concluye el atleta del Playas de Castellón.

Y no olviden su nombre, porque en poco más de quince días puede ser que abra informativos de deporte y periódicos. Avisados quedan desde aquí.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies