Ambos se encontraban entrenando en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada cuando el mismo tuvo que cerrar sus puertas por la actual situación, sin embargo, al contrario de lo que hizo la mayoría de deportistas que estaban allí, un grupo de seis atletas (Dani Arce, Roberto Alaiz, Victoria Sauleda y Alejandro Rodríguez) entre los que están los dos de nuestro club decidieron alquilar dos apartamentos y seguir allí con un doble objetivo; pasar juntos entrenando estos días y evitar el riesgo de trasladar el virus cada uno a sus respectivos hogares.

“Todo el mundo se fue, pero esta fue nuestra decisión y lo estamos llevando bien”, cuenta Víctor Ruiz, uno de los mejores mediofondistas españoles del momento. “Tenemos nuestras rutinas marcadas y no tenemos tiempo de aburrirnos. Entrenamos, hacemos la comida, vemos la tele, jugamos a juegos de mesa”, describe sobre la convivencia que están teniendo en Sierra Nevada.

Una cuarentena especial

“Yo es que creo que no estoy viviendo una cuarentena como los demás, lo llevo muy bien”, explica Lidia Campo, que valora positivamente estar conviviendo con otros atletas y amigos. “Todos están en la misma situación que yo, corremos en la cinta, hacemos escaleras, lo que podemos”, sigue contando la deportista del Playas de Castellón.

Además, gracias a la Real Federación Española de Atletismo y a su acuerdo con los gimnasios Go Fit tienen muy buen material para entrenar, aunque está claro que a ambos les gustaría poder correr en la calle. “El objetivo ahora es mantener la forma. No sabemos qué pasará con la temporada, no tenemos un primer objetivo fijado”, explica la mencionada Lidia Campo.

Empezamos entrenando en el garaje, hasta que nos llegó la cinta. Luego nos han ido enviando más material y algunas otras cosas las hemos comprado. Tenemos como un gimnasio”, explica Víctor al respecto de todo esto.

Ambos inciden en que lo prioritario ahora mismo no es el deporte, sino intentar solucionar todos juntos esta expansión del coronavirus que ha cambiado la forma en la que concebíamos el mundo. “Lo primero es la salud, todos tenemos gente que son grupos de riesgo y al final es un problema que nos afecta a todos, tenemos que ser responsables, estar en casa e intentar que se pueda volver a la normalidad lo antes posible y de la mejor forma posible”, cuenta nuestro atleta.

Hay que competir cuanto antes

Sin embargo, sí tienen claro que hay que intentar correr en cuanto se pueda, porque estar hasta 2021 parados sería una “locura”, explica Lidia Campo. “No quiero que suene egoísta, pero no podemos estar ocho meses sin competir, es algo que todos los deportistas necesitamos y no creo que la Federación se esté planteando algo así a no ser que esta crisis del Covid-19 se complique mucho más”.

Lo que está claro es que tanto Víctor Ruiz como Lidia han Campo están siendo un ejemplo estos días de responsabilidad y profesionalidad. Ambos han tomado la decisión de estar juntos para mejorar como atletas y esa decisión los convierte en ciudadanos ejemplares; el estado de alarma les pilló en Sierra Nevada y allí siguen, sacrificando el poder estar en casa con sus familias por actuar como buenos ciudadanos y sabiendo que así pueden seguir mejorando como atletas.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies