El pasado sábado 12 de mayo tuvo lugar el Penyagolosa Trails que en esta edición de 2018 ha hecho historia al ser el primer Campeonato del Mundo de Trail en celebrarse en España. Los mejores corredores del mundo se dieron cita en Castellón protagonizando una jornada inolvidable.

La Selección Española arrasó poniendo el color al Mundial a base de medallas: tres oros y dos platas.  Una expedición que hizo vibrar a los centenares de aficionados que hasta allí se desplazaron y que dedicaron la gran ovación del día al subcampeonato mundial de la castellonense Laia Cañes.

 

España conquista en Castellón el doble trono mundial de Trail por equipos

Ni en sus mejores sueños Laia podría haber soñado encumbrarse al top mundial de un deporte que emprendió hace unos años por dejar de fumar. Pero la presea de plata individual y la de oro por equipos femeninos le recordarán para siempre su gesta.

“Estoy muy feliz porque Penyagolosa Trails es una prueba muy querida para mí y lo hace todo más especial. No sólo por mi plata sino también por el oro por equipos femenino que llevábamos años quedándonos a las puertas”, declara Laia Cañes.

La castellonense ya lo avisó, la Selección Española Femenina aspiraba a lo más alto del podio y así ha sido tras tres mundiales con la miel en los labios. En el plano individual, aunque le colgaron el cartel de favorita, siempre fue prudente asegurando que sólo deseaba mejorar la séptima posición del año pasado.

A pesar del gran conocimiento que Laia posee sobre el Penyagolosa Trails, acostumbra a competir en la modalidad MiM de la que es campeona, un Mundial no deja de ser un Mundial y puede acaecer absolutamente todo. Por ello se planteó una estrategia de carrera que siguió a rajatabla.

“Sabía que no podía dejarme llevar en los instantes iniciales porque un esfuerzo por encima de tus posibilidades puedes pagarlo en el tramo final. Regulé esfuerzos sin pensar en la posición porque es una carrera larga hasta que llegué a Benifagos donde abrí hueco”, relata.

De esta manera, Laia emprendió la carrera colocándose sobre la undécima posición para poder afrontar con plenas garantías los últimos kilómetros de una carrera que era consciente podrían hacerse eternos. En Benifagos se abrió hueco y fue escalando posiciones hasta llegar a las tres primeras.

A pesar de que las referencias que le llegaban la colocaban en el podio no dejó que la euforia la desestabilizase. Prosiguió concentrada en su ritmo y sus sensaciones que la auparon al segundo cajón del podio ante una afición, la suya, completamente entregada.

“Una de las cosas más bonitas que me lleve es el apoyo de la gente, superó mis expectativas por completo. La meta fue una auténtica locura, estaba aturdida por el esfuerzo y no sabía ni qué hacía o a quién abrazaba. Lloré mucho”, apunta.

Laia ha hecho historia y con ella Castellón. La organización del Penyagolosa Trails para con el Mundial ha sido inmaculada y la castellonense se deshace para con ella en halagos: “He estado en otros mundiales y puedo certificar el salto cualitativo. Han hecho un evento inolvidable y hay que felicitar a todos”.

La natural de Vilabella dejó hace unos meses su trabajo para poder prepararse las oposiciones de profesora de Educación Física. Y es que aunque parezca mentira, poder vivir del trail running conforma una auténtica utopía.

“La Federación Española ha aprobado recientemente un sistema de ayudas económicas. La medalla de plata es un gran impulso para seguir entrenando y preparándome para el futuro”, sentencia.

 

Advertisement

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies