Lleva una vida donde el tiempo está optimizado al máximo. Y no es para menos, pues precisamente a eso se dedica su empresa BeOptimus. De hecho nos toca entrevistarla a a las 8 de la mañana y la pillamos en el área de salidas del Aeropuerto de Manises. Está a escasos minutos de partir hacía Puerto Rico. Allí se va a cumplir otro de sus retos: acabar su séptimo Medio Ironman el 20 de marzo. Ella será la única mujer española que compita en tierras centroamericanas, algo que nos explica ella misma: «Es una lástima que aquí en España no se de un paso más allá de los 10k y algún triatlón. Se tiene que avanzar más hacia la media y larga distancia. Es algo que requiere horas, esfuerzo, disciplina y seguridad en ti mismo. Creo que aún falta, pero llegará. En EEUU yo vi muchísimas mujeres sobre los 45 años que hacían el Ironman».

Y es que María José Maroto sabe de lo que habla. Gracias a esta reciente pasión por los triatlones ha podido viajar por todo el mundo y conocer distintas culturas, algo que para ella es sinónimo de felicidad. «Soy una persona a la que le gusta mucho la aventura, la adrenalina y conocer cosas nuevas». Escuchando su historia, se nota que no miente en absoluto con esas afirmaciones. También queda claro que esto de ser un culo inquieto le viene de nacimiento. «Todo nace por mi propia personalidad. Con 18 años llevaba una moto CBR 600. En Valencia era una revolución que una chica tan joven llevara esa moto. La policía constantemente me paraba porque no era normal. Después hice el curso de paracaidismo, tengo el título de piloto de ultraligeros para avioneta -de hecho fui la primera mujer de la CV en tenerlo-, y ahora ha llegado el tema de los Ironmans un poco por casualidad», explica.

 

_RMA0888
Casualidad o no, lo que estaba claro es que ella había nacido para esto, aunque se haya dado cuenta ahora. Sin hacer un solo triatlón, se decidió a correr el Ironman de Atlantic City. Tenía solo 7 meses para prepararlo pero ella logró el objetivo: acabarlo. «Hace 5 años una amiga me comentó que su marido iba a hacer un triatlón olímpico -1500m de natación, 40km en bici y 10km corriendo-. Me parecía una locura y le dije que yo nunca haría una cosa así. Ahora he eliminado la palabra ‘nunca’ de mi vocabulario». Normal. Para María José, o MJ como le gusta que le llamen, no hay obstáculo que le frene. Su lema es claro:
Si un humano lo había hecho antes, yo también podía acabar un Ironman
Después de las palabras de su amiga, faltaba poco para convencerla de lanzarse a hacer triatlones. La gota que colmó el vaso fue durante una cena. «Me comentaron unos amigos que iban a ir al Ironman de Atlantic City. Me puse a mirar vídeos en casa y veía que gente de edad avanzada los completaban. Casi arrastrándose y con un tiempo de 18 horas, pero pasaban la meta. Se te ponen los pelos de punta. Ahí fue cuando me dije que si un humano lo había hecho antes, yo también. Y me apunté. Se creían que iba para animar, pero yo iba a que me aplaudieran a mi», cuenta la valenciana.

 

_RMA1067a
Pronto se puso con la preparación de la cita. «Tenía 7 meses por delante aunque nunca había hecho ni un mero triatlón olímpico. Justo hace ahora 2 años que hice el primero, que fue casi un Medio Ironman en Abu Dabhi. Después de hacerlo, me entraron ganas de hacer todos los del mundo».  Y eso ha hecho. «He estado dos años haciendo triatlones por hobby con el único objetivo de cruzar la meta y ser feliz. Ahora este año me apetecía cambiar ya el formato y centrarme en el aspecto competitivo. Llevo 4 meses y medio con un entrenamiento específico, entrenador personal, nutricionista, fisio, controles médicos, pruebas de esfuerzo, etc. Esto hay que hacerlo con cabeza», asegura.
 
Pero lo que más mérito tiene de toda esta historia no son sus tiempos ni sus logros: es su capacidad de conciliar el deporte, y el ocio con su trabajo como Directora General de BeOptimus. «Llevo una vida muy agobiada con un trabajo que requiere mucho esfuerzo psicológico a la hora de pensar estrategias. Mi día a día es una locura. Me levanto a las 6 de la mañana de golpe y sobre las 7 hago mi primer entrenamiento. A las 9:30 voy a trabajar hasta las 14:15 y hago mi segundo entrenamiento. Cuando acabo vuelvo a trabajar».

 

_RMA1093a
Por suerte para esta incansable directiva, ella no está sola. Cuenta con el mejor de los apoyos posibles. «Tengo una ayuda fundamental que es la de mi madre. Le dije que la necesitaba con la alimentación. Si yo tuviera que ir a comprar y cocinar todos los nutrientes que necesito, no me daría el día. Ella tiene en la nevera todo lo que tengo que comer y voy a mesa puesta a las 13.00 ya que por suerte vive al lado de la oficina. Como en 10 minutos contestando emails y continúo el día». Estresa solo de leerlo, pero ella se siente capaz de todo. Y es que la autoconfianza es su principal fortaleza».

 

Después de tener una vida que es un puzzle, María José reconoce que a lo que más ha renunciado es al ocio. «Lo he tenido que dejar un poco de lado pero los fines de semana si que aprovecho para ver a mis amistades, bailar, ir a volar, montar a caballo y tener un poco de vida. Entre semana es más complicado, como mucho una cena los jueves a la noche con mis amigos los pilotos».
Fuera de la cocina, y como sostén fundamental de estas aventuras, MJ también cuenta con otras empresas que le apoyan, aunque reconoce que sigue buscando nuevos patrocinadores para hacer su historia aún más grande. «Ahora mismo me patrocina BeOptimus, otra parte me la pago yo, que al final es mi pasión. El resto son todo patrocinadores técnicos como Nutrifitness, que me aporta la suplementación que necesito; Gobik, que me ha hecho diseños super chulos de ropa y equipamiento que van en armonía con la bici; Holos, que es una clínica de osteopatía y fisioterapia gracias a la cual, por Manuel y mi entrenador Alonso Correoso, no he tenido lesiones; también me ayuda mi amigo Óscar de Bikram, donde hago yoga a 42ºC con 50ºC de humedad para tonificar, estirar y fortalecer; y por último Atribus e Inbuze que son los que me han hecho la web. Ahora hace falta otros apoyos para seguir haciendo esto posible».

unnamed

Precisamente a su web nos refiere MJ cuando le preguntamos por las carreras de las que guarda mejor recuerdo. «Cada carrera tiene su historia, su anécdota. Es una pasada. Las voy a contar en mi blog en mi propia web que es www.mariajosemaroto.com para que quede constancia porque estoy buscando patrocinadores para que me acompañen en esta aventura tan bonita, creo que pueden haber bastantes marcas que les interese el proyecto. En ese blog contaré mis tres ironmans de Atlantic City, Gandía y Vichy (Francia) y también mis Medios Ironmans de Miami, Salou, Barcelona, Marina D’Or, Valencia y Abu Dabhi». De momento, nos deja con la intriga de conocer cada una de esas experiencias, pero pronto volverá de Puerto Rico y se pondrá manos a la obra. Tendrá que sacar un hueco más en su apretada agenda para escribir. Lo único que queda claro en todo esto es que merece la pena seguir la pista de María José Maroto: la alta directiva valenciana que corre ironmans por todo el mundo.
Los consejos de María José para conciliar deporte y trabajo:
«Por experiencia puedo decir que sin darte cuenta te auto-engañas. Tu día a día es intenso y acabas tan cansado psicológicamente que crees que físicamente no vas a poder. En realidad, hacer deporte resetea y te hace coger energía de nuevo. Te da felicidad, reciclas la sangre, expulsas energía que te sobra. A toda esa gente le diría que el deporte es imprescindible y que tener un objetivo, una ilusión y un sueño es lo mejor que les puede pasar».
_RMA1213a

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies