La Organización del Medio Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP detectó a nueve participantes que cedieron su dorsal de manera ilegal y ese día se produjeron más de 60 expulsiones en la zona de postmeta de personas que entraron sin dorsal. Además, ha descalificado por razones deportivas a 88 participantes de la prueba celebrada el pasado 27 de octubre.

El Medio Maratón así como el Maratón han endurecido sus medidas antifraude y tramposos con elementos antifalsificación en dorsal y reforzando los controles de seguridad de Prosegur, en un dispositivo en el que también forma parte la Policía Nacional en las labores de seguridad y control estando presente en el evento. Se intenta frenar el grave perjuicio que estas acciones ocasionan a la Organización, al resto de corredores y a ellos mismos, al participar sin cobertura de seguro.

Como recoge el reglamento en su artículo 15.2, “en caso de acceder a la prueba infringiendo las condiciones de acceso establecidas o se cometiera cualquier irregularidad, la Organización se reserva el derecho a tomar las medidas oportunas, de conformidad con la legislación que resulte aplicable, iniciando las acciones civiles, penales o administrativas que correspondan para exigir la responsabilidad del infractor”.

A los nueve participantes que cedieron su dorsal a otra persona sin cambiar el nombre –un trámite que estuvo disponible hasta el día antes de la prueba– han sido notificados de esta cuestión y tienen un plazo para presentar alegaciones si así lo desean. Si estas alegaciones no justifican dicha cesión no autorizada o no se presentan, estas personas no podrán volver a inscribirse ni correr ninguna carrera organizada por la SD Correcaminos en cuatro años.

En 2018, se descalificó a 40 personas por los mismos motivos, lo que supone un descenso considerable de estas acciones y lleva a pensar que los esfuerzos puestos en marcha por la Organización para evitar las trampas (dorsales anticopia, posibilidad de cambio de nombre hasta última hora, devolución del dinero por lesión…) están dando resultados favorables.

Los 88 descalificados son personas que tomaron la salida pero que abandonaron por lesión o que no pasaron por todos los controles de paso distribuidos a lo largo del recorrido. También los participantes que entraron fuera del tiempo máximo para completar la prueba. Solo han sido eliminados de la clasificación, quedándose finalmente un total de 15 352 llegados a meta. Los más de 50 expulsados antes o después de cruzar la meta fue porque no llevaban el dorsal, tras ser detectados en los dos puntos de control habilitados.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies