Ontinyent será la localidad de partida, mañana 13 de abril, del ‘Reto Solidario Contra el Cáncer 2018’, una iniciativa impulsada por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) con la cual colaborará este año el ayuntamiento de la capital de la Vall de Albaida y el de Almussafes.

En la presentación de esta edición del reto, que tuvo lugar en la Diputació, participaron el alcalde de Ontinyent y presidente de la institución provincial, Jorge Rodríguez, y el alcalde de Almussafes, Toni González, como anfitrión del municipio en el que estará situada la meta de esta ruta solidaria de 120 kilómetros, que atravesará 17 municipios valencianos.

Los alcaldes de Ontinyent y Almussafes estuvieron acompañados por Antonio Llombart, subdirector de la AECC en València, y José Antonio Miguel Garrido, promotor de esta iniciativa que se realiza cada año desde 2011, y en la cual más de 130 corredores aficionados han recorrido ya 800 kilómetros.

En su intervención, Rodríguez reconoció la importancia de este tipo de eventos para visibilizar y luchar contra el cáncer, y destacó la imagen del reto de este año, una antorcha que representa ‘La llama de la esperanza’.

Junto al alcalde de Almussafes, Toni González, agradeció el esfuerzo de todos los organizadores y la implicación de la sociedad valenciana. González, por su parte, destacó que “la lucha interpela a todos porque cada persona conoce a alguien que haya pasado por esta situación”.

Un total de 44 personas que han sufrido o sufren, directa o indirectamente la enfermedad, completarán los 120 kilómetros que separan Ontinyent de Almussafes en 24 horas. Durante el trayecto recorrerán 17 localidades valencianas, a un ritmo medio de 9 minutos por kilómetro, con la dificultad de comer y cenar durante el recorrido sin parar a dormir.

Una carrera ideada para fomentar la información y prevención del cáncer por todas las poblaciones por las cuales transcurrirá el acontecimiento.

El impulsor del Reto Solidario, José Antonio Miguel Garrido, dio más detalles del recorrido, donde subrayó la dificultad de la ruta, con cambios de temperatura y nivel que afectarán a los corredores. “Hay que tener en cuenta que es una carrera muy dura, donde los corredores irán acompañados de un servicio médico y contarán con el apoyo de la Guardia Civil”, afirmó Garrido.

Por su parte, el vicepresidente de la AECC de València, Antonio Llombart, reconoció la labor de la sociedad valenciana, la cual “está muy concienciada con la enfermedad”, aunque añadió que desde la asociación “se debe seguir luchando especialmente en prevención e información”.

Advertisement

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies