El Siglo XXI es el siglo de la variedad. Vayamos donde vayamos siempre encontramos algo novedoso, algo diferente y, sobre todo, algo que te engancha. Afortunadamente, lo que más está seduciendo a la sociedad en este mundo cambiante es el deporte. Salir a la calle a cualquier hora es un buen ejemplo de ello: personas corriendo, gente lanzando a canasta o disparando a portería, otros que se apuntan a los gimnasios… Pero hay más.

Si hablamos de variedad, el deporte es una de las cosas que más cambia. Algunas modalidades deportivas evolucionan y se convierten en otros deportes totalmente diferentes; algunos van más allá y deciden poner a prueba sus límites en carreras tan consolidadas como el Maratón de Valencia Trinidad Alfonso EDP; y otros apuestan por hacer tres deportes en uno. Hablamos, evidentemente, del Triatlón.

Nadar, correr y pedalear son las tres pruebas que todo y toda deportista debe superar para conquistar un triatlón. Decirlo parece fácil. Y cuando escuchamos esa palabra pensamos directamente en Javier Gómez Noya o en Mario Mola, los dos deportistas españoles que se han convertido en referencias mundiales gracias a sus triunfos en los triatlones. Y ahora, quien quiere poner su nombre en el Triatlón es un club de Bétera.

Triatlón CEA Bétera, una base más que sólida

Si algo hace grande a los clubes deportivos es la apuesta por la gente de base. Los más pequeños son fundamentales para que cualquier entidad pueda crecer. Por ejemplo, el CB ViscoConfort Maristas Algemesí ha conseguido soplar las velas de su 40 cumpleaños gracias a mantener la base. Y eso, en una modalidad como el Triatlón, no es nada sencillo.

Nos metemos de lleno en el agua para conocer a este club de la mano de Juanjo Campos. Responsable de comunicación y triatleta miembro del equipo desde hace tres años, nos presenta a CEA Bétera: “El club tiene 20 años de historia y surge del club de actividades. A algunos les empieza a picar el gusanillo y así nace el club que tenemos actualmente”.

Entrenando todos los días para cubrir las tres pruebas que exige un Triatlón, el número de pequeños y pequeñas que apuestan por el club es cada vez mayor: “Actualmente, la cifra entre los multiesport (8 años) hasta cadete (15-16 años) es de 150 niños y niñas. Y en adultos, desde los 16 hasta un atleta que tenemos que llega a los 60, somos 110. Somos el club con más licencias de toda la Comunidad Valenciana”.

El hecho de tener una base tan sólida está permitiendo al club buscar un patrocinador y, sobre todo, tener un equipo femenino que terminó cuarto de España ayuda a que aumenten las subvenciones: “El tener más deportistas de la categoría Élite hace que las ayudas de Diputación y Ayuntamiento hayan aumentado. Hemos conseguido, por fin, 3-4 grandes patrocinadores. Así, conseguimos abastecernos además de la cuota de socios y escuela”.

Tenemos dos entrenadores que se dedican solo al club

El aumento del nivel en el deporte unido al crecimiento de cuotas, ayudas y subvenciones genera un crecimiento deportivo que dota de mayor profesionalizad al club: “Actualmente podemos tener dos entrenadores que se dedican en exclusiva al club. Antes tenían que compaginar los entrenamientos con otros trabajos. Ahora, al tener gente en Élite, se les puede dedicar mucho más tiempo porque tienen que entrenar más de una vez al día”.

Es aquí donde el Club Triatlón CEA Bétera empieza a ser consciente de que pueden generar deportistas que puedan mirar a la cara a los y las mejores triatletas del planeta. Eso sí, siempre sin olvidar la base: “Queremos potenciar y profesionalizar más la Élite. Ellos pagan su cuota como todos y todas. No podemos contratar triatletas como otros clubes de España. También queremos fomentar la escuela”.

“Cuando entré al club lo noté. Tenemos gente de 14,15 ó 16 años que están entrenando con nosotros y no están como otros en la grada haciendo ‘otras cosas’. El sacrificio, la amistad… Son grupos de amigos y amigas. Llevan mucho tiempo compitiendo juntos y eso es lo principal para nosotros”.

Atrapado por el triatlón tras solo 3 años

El Club Triatlón CEA Bétera lleva 20 años de vida, pero Juanjo Campos solo lleva 3 años allí. Empezando a lo grande en el deporte, Juanjo decidió apostar por el Triatlón y desde entonces no puede parar: “Me puse en contacto con el club y desde que he empezado, esto es una ‘droga’. Ahora mismo estoy lesionado y tengo muchísimas ganas de volver. Llegas de trabajar y enseguida, a entrenar. Cenas en media hora porque luego, otra vez a entrenar…”.

Tal es la pasión por el Triatlón y por el club que Juanjo Campos ha querido darle visibilidad a su equipo: “Soy un apasionado de las Redes Sociales y veía que no se publicaban noticias ni en nuestros canales ni en prensa ni tampoco en el Ayuntamiento. Hablé con la directiva y me puse con ello. Todos los días publicamos algo. Esto es lo que hace que la gente nos conozca y también nos ayuda a la hora de buscar patrocinadores”.

“El año pasado, una atleta nuestra fue subcampeona del mundo de Duatlón Sub 23 hace dos años y no salió en ningún sitio. Ahora, cuando competimos y conseguimos logros importantes, mandamos las notas de prensa e intento que se conozca al club“.

El club, una auténtica familia

Que haya crecido el nivel de la categoría Élite o que haya entrenadores dedicados exclusivamente al club no ha hecho que se pierda el norte. De hecho, ninguna persona se queda fuera de los grupos: “Se le hacen los mismos seguimientos y el mismo caso a quien puede ser un futuro Élite que a quien acaba de empezar tanto en escuela como en absoluto. No se deja a nadie por ser más lento”.

“Movemos mucho la base porque tenemos un crecimiento exponencial y ahora queremos mirar un poco más hacia arriba, pero sin olvidar esa base. Tenemos a Noelia Juan, que empezó con 10 años, y siempre va convocada con la Selección Española. Estuvo en septiembre en Israel, ha conseguido sus primeros puntos compitiendo en Europa… Ahora está en Granada en el Centro de Alto Rendimiento”.

“Fue subcampeona Sub 23 hace dos años y es muy probable que la veamos en unos Juegos Olímpicos y para nosotros sería un orgullo y una visibilidad espectacular también. Tenemos muchas esperanzas puestas en ella. El club ahora cuenta con gente que nace triatleta y que empieza a los 6 ó 7 años”.

Y así, sin olvidar la base que le ha permitido crecer, el club Triatlón CEA Bétera va ganando sus particulares competiciones. La meta de este equipo parece no tener fin y seguro que estará pronto representando en unos Juegos Olímpicos. Y es que Triatlón CEA Bétera sigue tachando objetivos de su particular hoja de ruta.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies