El 13 de mayo de 2016, en la última jornada de la temporada 2015-16 en Primera División, Ayestarán te hizo debutar en el minuto 38 de la primera parte sustituyendo a Pablo Piatti. Ese partido era contra la Real Sociedad, y dejaste un gran recuerdo en la afición del Valencia.

El curso anterior ya habías hecho la pretemporada con el primer equipo, y jugaste contra el Wiener SK. Ya por entonces era todo un premio tras haber superado una grave lesión de rodilla que te apartó de los terrenos de juego en octubre de 2014, cuando estabas realizando una gran campaña con el VCF Mestalla teniendo tan solo 17 años. Un filial en el que habías debutado en la temporada 2013-14, contra el segundo equipo del Elche CF.

Pero fue en la Youth League, en el primer partido de la fase de grupos de la Champions Juvenil contra el FC Zenit ruso, cuando de nuevo la mala suerte en forma de lesión muscular te apartó de los terrenos de juego. El Antonio Puchades enmudeció, y desde luego a todos nos dejó un amargo sabor el debut con victoria en esa competición europea de jóvenes talentos.

El año pasado otra lesión muscular en verano te impidió hacer la pretemporada con el primer equipo del Valencia CF, dirigido por el recién llegado Marcelino, y posteriormente la cesión al Lorca no fue todo lo exitosa que todos hubiéramos deseado. Tuviste que volver en enero a tu casa valencianista, al VCF Mestalla, donde tu trabajo y lucha lo agradecieron todos tus compañeros, como también la afición fiel al campo de la Ciudad Deportiva de Paterna.

Y ahora, justo cuando parecía que llegaba tu gran oportunidad de trabajar varias semanas dentro del grupo del primer equipo, una luxación de hombro vuelve a mandarte al lado oscuro del fútbol.

Pero no olvides que para mí eres uno de los mejores extremos zurdos puros que todavía aguantan en la cantera del Valencia CF, y de veras creo que cada vez se ven menos chavales con tus características de jugar pegado a la línea de cal.

El FÚTBOL nos debe una

No voy a decir que el fútbol te debe una y grande, Sito, y no lo diré porque sé que estás muy harto de oírlo. Pero sí que diré que el FÚTBOL, con mayúsculas, nos la debe a nosotros.

A tus padres, familia, amigos y todos los que te conocemos como jugador y como persona, porque sabemos lo gran jugador que eres. Te hemos visto correr la banda y desbordar con clase y velocidad a los contrarios, poniendo luego esos centros precisos que casi siempre terminan en peligro o en gol de un compañero.

Te hemos visto marcar goles con esa elegancia y habilidad que solo tú posees, e incluso con el tiempo también hemos admirado cómo has sido capaz de ayudar en tareas defensivas y presionar al rival en su propio campo, gracias a tu garra y constancia.

Te hemos visto tantas cosas de buen futbolista que nos rebelamos, y nos negamos a que la mayoría de la afición del Valencia CF, que aún no te conoce como tenemos la suerte de conocerte nosotros, no pueda disfrutar de todas tus virtudes deportivas y personales.

Por eso repito: EL FÚTBOL NOS LO DEBE A NOSOTROS. Y no estamos dispuestos a quedar como unos locos que sueñan, gracias a tipos como tú, con que todos los canteranos triunfen en su Valencia CF.

Y acabo esta especial carta que te dedico recordando un tuit que te puse el otro día, cuando me enteré de la noticia de tu lesión: “APRETA LES DENTS Y ALÇA EL MORRO”. Estate seguro de que el fútbol nos lo debe a todos nosotros, y por supuesto a ti.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies