Sé tu propio héroe

Sé tu propio héroe

Todos en esta vida tenemos un icono en el que nos gustaría vernos reflejados, un “ídolo” como ideal de lo que nos gustaría vivir. Da igual que sea un deportista, un político, una persona de nuestra familia o cualquier otra persona que no seas tú mismo.

El caso es que nosotros mismos no nos vemos reflejados en esos héroes, nos gustaría ser como ellos pero en muchos casos es utópico porque el héroe no es 100% real. En muchas situaciones de mi vida he deseado ser como Fulanito o Menganito, he trabajado duro para intentar llegar a los que para mí eran un ideal, un trabajo costoso y poco productivo.

A fin de cuentas no podía convertirme en otra persona diferente porque yo soy Amalia Correcher Calap y siempre seré esa misma persona. He trabajado mucho para intentar no caminar muy desorientada en la vida, para intentar ser aceptada una y otra vez dentro de un grupo de esos que a mi parecer eran “guays”.

Sobre todo he trabajado para no tener quejas de nadie y que todos se sintieran orgullosos de mí, y la verdad que eso no me fue nada bien porque todo eran apariencias, la felicidad no estaba por ningún lugar. Con el tiempo me he dado cuenta de que esto no me ha servido para nada, tanto trabajar de cara al público y cada vez más olvidada de mí misma.

Y eso, ¿para qué? Para nada, para que te sigan criticando hagas lo que hagas, para que te dejen de lado cuando no interesas, para sentirte mal cada día. A menudo me etiquetan como una especie de “heroína” por hacer las cosas que me gustan hacer, pero de verdad que hacer una carrera más o menos dura, que entrenar “x” veces al día con mucha intensidad o que enfrentarte a un reto que para muchos sería impensable, no me hace ser ni mejor ni peor persona.

Simplemente hago estas cosas por que me hacen sentir bien, porque física y mentalmente puedo hacerlo y sobre todo porque he trabajado duro para poder hacerlo. Tener un cuerpo fuerte no te hace ser mejor o peor persona, pero tener una mente fuerte no sólo te puede llevar a ser mejor persona sino que es la clave para conseguir todo aquello que te propongas.

Por ello desde BodyLab apostamos por cultivar la mente a través del entrenamiento. Así que he tomado la decisión de ser mi propia heroína y desde entonces me va mucho mejor. Porque nadie, si no eres tú mismo, te paga las facturas a final de mes, nadie hace que puedas mejorar tu salud ni que te puedas enfrentar a retos difíciles.

Sólo depende de ti mismo el poder vivir la vida de la mejor manera que puedas, porque sólo tú puedes enfrentarte a las dificultades que te vayas encontrando. Así que desde que pienso más en mí misma y menos en los demás, mi auto inmunidad ha mejorado, tengo muchísima más energía y sobre todo soy más feliz.

Y tú, ¿a qué esperas a convertirte en tu propio héroe?

Pastel de salmón ahumado

INGREDIENTES:

  • 3 lonchas de salmón ahumado por persona
  • 1 huevo por persona
  • medio aguacate por persona
  • cebolla
  • mozarella
  • Pan de molde

ELABORACIÓN:

  • Colocar 3 lonchas de salmón ahumado en cada uno de los moldes que vayas a utilizar (en mi caso utilizo unas flaneras o unas tazas de café con leche)
  • Pelar y deshuesar los aguacates y machacarlos hasta que quede consistencia de guacamole, y añadir la cebolla cortada en pequeños trocitos.
  • Escalfar los huevos
  • Colocar el huevo escalfado junto al guacamole con la cebolla en el molde encima del salmón
  • Colocar un trozo de mozarella en cada molde
  • Cortar el pan de molde del tamaña del círculo de las flaneras o el molde que hayas utilizado y colocar encima de todos los ingredientes (esto será la base de nuestro pastel)
  • Dar la vuelta al molde para obtener la forma de nuestro pastel ya listo para disfrutar

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies