La Federación de Baloncesto de la Comunitat Valenciana (FBCV) ha sido una de las que más actividad ha ido generando durante la crisis del coronavirus COVID-19 y el confinamiento. Después de certificar la finalización de sus competiciones, el ente autonómico ha ido buscando fórmulas y fórmulas para mantener activo a un tejido social tan grande a través de diferentes actividades en Redes Sociales.

Además, la federación valenciana nunca ha olvidado su carácter formativo y ha buscado diferentes clínics y diferentes charlas para que los entrenadores y entrenadoras de la Comunitat Valenciana pudieran continuar con su formación. Y el último de ellos, la FBCV abrió la ventana al baloncesto junto con la diversidad funcional.

Para ello, la Federación de Baloncesto de la Comunitat Valenciana contó con la ayuda de Alba Gálvez, licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en el itinerario de la Salud y entrenadora de baloncesto en escuelas adaptadas para personas con diversidad funcional cognitiva y física. Hoy, en YoSoyNoticia.es, Alba Gálvez desgrana cómo es el baloncesto y los entrenamientos para gente con diversidad funcional.

Siempre he creído en una sociedad más igualitaria y justa

La relación de Alba Gálvez con la diversidad funcional y el deporte empezó hace unos 6 años. A través de unos valores de igualdad y respeto, Gálvez comenzaría a indagar sobre el deporte adaptado gracias a su Trabajo Final de Grado: «Siempre he creído en una sociedad más igualitaria y justa. En la carrera hice el itinerario de Salud y las prácticas fueron en relación con la diversidad funcional. Empecé a indagar en el deporte inclusivo y vi que había niveles muy bajos de entrenamientos para deporte adaptado. Esa fue mi principal inquietud».

Para poder poner en valor el trabajo de muchas entidades deportivas relacionadas con la diversidad funcional, Alba Gálvez decidió echar la vista atrás: «A lo largo de la historia, si miramos hacia atrás, los contextos de entrenamiento para gente con diversidad funcional eran bajísimos. He podido investigar cuántas escuelas adaptadas inclusivas había a nivel nacional en diferentes clubes y ahora hay cada vez más. Están todos contribuyendo para formar a deportistas adaptados desde el principio».

Y es que, los beneficios del deporte para todas las personas están fuera de toda duda: «La realización de la práctica deportiva en general y del basket en particular otorga un montón de beneficios a nivel social, de pertenencia a un grupo, y a nivel psicológico al aumentar la motivación. Al final, tener esta motivación hacia un deporte ayuda a reducir estrés. Y a nivel orgánico ayuda a estar más sanos. Es algo fundamental».

Intenté transmitir que todos podemos estar preparados para trabajar con cualquier persona

La experiencia y los conocimientos de Alba Gálvez fueron su principal aval para transmitir a entrenadores y entrenadoras valencianas diferentes ideas sobre el trabajo con personas con diversidad funcional: «Traté de transmitir que todos pueden estar preparados para entrenar con cualquier persona. Al final, en equipos de 12-15 jugadores, todos tienen características diferentes. Es muy importante saber adaptar una tarea o un ejercicio, dotar a todos los jugadores de esas adaptaciones».

Además, Gálvez trató de motivar a los preparadores y preparadoras de baloncesto a que sean ellos mismos los encargados de liderar esos entrenamientos específicos o esas adaptaciones: «Todo esto tiene que partir de los entrenadores. Ellos van a generar su propia metodología y hay que tener en cuenta el ámbito en el que nos podemos mover. Si es a nivel formativo, sería importante crear un contexto educativo y llegar a todo el mundo y a todos los jugadores».

Pero lo más importante es alejar esa idea negativa sobre la discapacidad, algo que se consigue día a día: «Quise alejar esa connotación negativa que lleva la discapacidad, concepto que anteriormente se utilizaba hasta llegar a usar un lenguaje más inclusivo con la diversidad funcional como concepto. Vimos esa forma de contextualizar a ese entorno de personas con diversidad funcional, tratar de comprender que esto nos hace avanzar como personas y como sociedad».

Tener una comunicación con las familias es fundamental

Y después de la explicación, las preguntas. Muchos de los entrenadores y entrenadoras buscaron respuestas a cómo tratar con los padres y madres de niños o niñas con diversidad funcional: «Hay una parte fundamental de todo esto en las familias y es tener una comunicación afectiva para que vean cómo evolucionan y cómo trabajan en otros ámbitos de la sociedad. Me preguntaron por diversidades funcionales específicas, sobre todo en cadetes e infantiles. La duda sobre si bajarlo a un equipo B o mantenerlo en un equipo A. Lo importante es el objetivo del equipo».

Pero lo realmente importante es que el deporte nos acompaña siempre y lo hace buscando una sociedad más igualitaria y justa, como siempre lo ha buscado Alba Gálvez: «Para mí fue un honor. Que la Federación de Baloncesto de la Comunitat Valenciana abra una ventana a la diversidad funcional es muy importante y fue un gusto participar pese a que nos separaran las pantallas. Estuve muy agradecida y salió todo muy bien. Buscaba mucha interacción y la gente respondió».

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies