VÍDEO Y FOTOS: CARLOS MARTÍNEZ

Un contexto en el que no es tan fácil como se podría pensar aquello de captar jugadores y jugadoras cada año, y pese a todo siguen creciendo y siendo uno de los referentes provinciales en lo que a balompié femenino se refiere, con más de 20 equipos y cientos de licencias entre conjuntos masculinos y femeninos.

Pero la entidad, que hace casi un lustro cambió de directiva (su actual presidente es Vicente Zamora) y buscó un nuevo rumbo para toda su estructura, ha sido recientemente cuando se ha ilusionado a lomos de su primer equipo masculino, el Amateur de 1ª Regional.

Tras una temporada de ensueño han disputado la promoción de ascenso a Regional Preferente, un viejo anhelo del club tras el descenso que sufrieron, y a un solo gol se han quedado de poner la guinda a muchos meses de esfuerzo, sacrificio y compromiso por estos colores.

Toca asumir el dolor, y sin perder tiempo levantar la cabeza para seguir trabajando. Es lo que merecen todos los chicos y chicas que conforman un CDFB L’Eliana que de la mano del ayuntamiento de la localidad da cobijo a gente de toda clase y condición, siendo un perfecto ecosistema donde desarrollar las virtudes personales y deportivas de todos los miembros que aquí depositan sus esperanzas.

Fuera prejuicios

Daniel Jones, francés de nacimiento pero elianero de adopción desde hace ya algunos años, es un claro ejemplo de los valores que aquí se promulgan de palabra y por supuesto de obra. Un adolescente, jugador del Cadete B que dirige José Cubells, que nació sin brazo izquierdo pero que desde bien pequeño destacó por sus cualidades en el mundo del fútbol.

Ubicado en su banda izquierda rompe estereotipos y acaba con prejuicios de propios y extraños en cuanto le ven jugar. Y aquí nadie le regala nada, como nos cuentan cuando visitamos las instalaciones y hablamos con sus protagonistas.

Enternece escuchar que algunos padres rivales les dan la enhorabuena por el gesto de contar con Daniel, pero es el chaval el que se gana cada oportunidad que recibe, y su ambición es grande por seguir progresando en un mundo del fútbol que le ha curtido desde que era un ‘mocoso’.

A él no le gusta verse como un ejemplo o modelo de conducta para los demás, prefiriendo el anonimato y pasar desapercibido. Aquí nadie le tiene como alguien diferente, y es con un balón en los pies y dentro del campo cuando libera todo el fútbol que atesora en su menuda figura de adolescente, al que como a todos los de su edad le gusta pasarlo bien con amigos y familia.

“Que no tengan miedo”, explica que le diría a todos aquellos que tengan dudas sobre si encajarán o no en un grupo humano como sí ha hecho él, ya que «esto es solo un juego”.

Su entorno sí que confía en que su lucha e implicación siga inspirando a quienes buscan excusas para justificar sus fracasos o falta de iniciativa. No es su caso, como comprueba Yosoynoticia.es pasando una tarde con él y con una entidad que abraza historias así como gran oportunidad para desarrollar su labor formativa, que va más allá de lo que ocurra con una pelota sobre el verde.

Una ardua labor de integración

Y es que no es solo Dani el único ejemplo de la profunda tarea que el CDFB l’Eliana realiza por integrar a todos los vecinos. Ya sea gente con menor poder adquisitivo, con problemas de aprendizaje, de integración social o afectados por la situación que la vida ha deparado, aquí siempre van a tener las puertas abiertas para encontrar una salida a sus problemas.

Porque el deporte ayuda y puede dar la felicidad. Lo saben bien club y consistorio local, unidos desde hace años para dotar a l’Eliana del proyecto deportivo ejemplar que la sociedad necesita. Aquí todos se toman muy en serio su labor, desde el presidente y coordinadores Mario Benedicto (fútbol 11) y Noel Rioja (fútbol 8), pasando por los entrenadores/as y el último jugador o jugadora.

Saben los colores y el escudo que visten, la historia que hay detrás y el futuro que deben conquistar. Con sus aciertos y errores, con defectos y virtudes, pero siendo un proyecto que mima al masculino y femenino por igual superando obstáculos y albergando historias tan especiales como las de Daniel Jones.

Escuchándole a él, y a los que le rodean, uno se da cuenta de que el fútbol base y sus valores también ayudan a construir una sociedad mejor y más justa para todos.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies