«Me voy tranquila y orgullosa de mi esfuerzo», empieza contando la mediofondista española Isa Macías, que el pasado 1 de enero de 2021 anunció a través de sus redes sociales su retirada del atletismo profesional después de un 2020 muy complicado entre las lesiones, el confinamiento y las cancelaciones de eventos. «Cuelgo las zapatillas feliz», presume.

No están siendo meses sencillos para nadie, pero para un deportista que necesita el entrenamiento habitual y la competición, mucho menos. «Está siendo muy complicado todo, no ha sido fácil sentirse atleta profesional todo este tiempo entre la situación generada por el covid, los estadios sin aforos, ahora el temporal Filomena…».

Pese a todo ello, cuenta a Yo Soy Noticia que ya está «centrada» en otros proyectos y en recuperarse de una lesión en la espalda. «Es lo que me tiene limitada. Podría decir que no estoy teniendo demasiado tiempo para darle vueltas a la cabeza. Y casi que lo agradezco».

«Yo me había formado para esta transición, es algo que uno sabe que va a llegar. Me ha dolido porque ha sido forzado por la situación de la pandemia. Yo he luchado mucho estos últimos años»

20 años de trayectoria, recuerdos y experiencias

A pesar de terminar con esa sensación agridulce, la vida no le ha dejado pararse a pensarlo demasiado o a lamentarse por ello. «En un par de semana hemos comprobado todo el nuevo mundo de posibilidades que se abre», va explicando. «Este deporte es muy duro y a veces poco gratificante. Ya he sufrido bastante».

Como ya han pasado unos días desde que se despidió del deporte que tanto le ha dado, al echar la vista atrás lo primero que piensa es «caray, vaya vida. Quién me lo iba a decir cuando empecé por casualidad», cuenta todavía emocionada por los imborrables recuerdos que deja una trayectoria como la suya.

«Ha sido un camino largo, duro, a veces oscuro y otras veces precioso. Pero, sin duda, ha sido un recorrido excepcional con unas experiencias que hubiesen sido impensables si nunca me hubiera calzado unas zapatillas»

Tiene claro que no se puede reprochar nada después de tantos años dedicada en cuerpo y alma a la competición. «En otro momento me hubiera marchado enfadada y sin querer saber nada de este deporte, pero ahora mismo estoy serena y feliz con él. Qué mejor momento para seguir creciendo atléticamente que este, sea de la manera que sea».

Por eso explica que el hecho de anunciarlo públicamente el día 1 de enero de 2021 no fue algo planificado o pensado de largo. «Lo sentí así por una carga de cosas que ocurrieron las últimas semanas del año. Me di cuenta que si seguía haciendo lo mismo, estaría en el mismo sitio. Y ahora no es lo que necesito», confiesa sobre ello.

Subcampeona de Europa

Olímpica en Londres 2012, 20 años de trayectoria deportiva, campeona de España y ese subcampeonato de Europa en Pista Cubierta en Gotteborg (Suecia) 2013 son algunos hitos de los que podrá presumir en el futuro, aunque algo tan importante como eso es su legado en valores y el referente para tantas atletas del medio fondo español.

«Creo que objetivamente, lo de Gotteborg fue mi mejor resultado internacional, pero yo creo que fue mejor la victoria en la Copa de Europa de selecciones», cuenta ella misma, que tiene un gran recuerdo de aquello.

Eso sí, es consciente que su mayor sueño cumplido fue el de estar en los Juegos Olímpicos de Londres.

«Eso fue alcanzar un sueño, el gran objetivo por el que empiezas todo. Fue maravilloso porque lo pude compartir con mi familia, pero sobre todo porque compartí la experiencia con mi marido (Luis Alberto Marco). A nivel personal siempre fue algo con lo que soñé repetir…».

Un referente del medio fondo español

Al margen de sus éxitos como atleta, Macías lo deja siendo un referente para muchas de esas chicas que están iniciando ahora su camino. «Creo que el medio fondo español goza de una estupenda salud en el panorama actual y en el que vendrá Ojalá nunca cambie esa tendencia y unos referentes arrastren a otros. Para mí lo fue Natalia Rodríguez y si ahora yo he conseguido serlo para una atleta, cuelgo las zapatillas más feliz todavía».

Están siendo días complicados para ella y aunque no está teniendo tiempo para casi nada, sí reconoce que «por primera vez en mucho tiempo» va «sin planificación. La verdad es que aunque me está dando miedo, resulta que voy dando pasos y que la vida me va encaminando. Me he salido de la calle 1 y de momento sigo avanzando», resume.

Eso sí, se despide dejando claro que aunque ha dejado el profesionalismo, no ha abandonado el amor y la pasión por ese deporte que se lo ha dado todo y que ama tanto o más como el primer día.

«Yo soy atleta, siempre lo he sido y siempre lo seré. Eso está en mi ADN y querer cambiarlo es imposible. Sigo entrenando, sigo cuidándome y seguiré poniéndome un dorsal cuando el club lo necesite o la situación me apetezca»

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies