Houston, tenemos un problema. La obesidad infantil es un problema que sigue afectando a Europa y a España. Sin ir más lejos, el dato es más preocupante. Y es que, según la revista científica JAMA Pediatrics, uno de cada tres niños en España tiene sobre peso. Y eso, evidentemente, nos lleva a la alimentación. ¡Tenemos que dejar de darle diferentes alimentos a nuestros hijos!

Más allá de que la actividad deportiva debe empezar a aparecer en las agendas de los y las más pequeñas muy pronto, una alimentación correcta les ayudará en su desarrollo tanto inmediato como a largo plazo. El estudio, realizado por el Centro de Estudios Sociosanitarios de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), debe servirnos para tomarnos muy en serio la alimentación de nuestros hijos.

Sabemos que no siempre se puede. Muchos colegios no ofrecen un menú rico en verduras o frutas y no podemos luchar contra ello. Pero sí que, dentro de lo que podemos controlar como los desayunos, las meriendas y las cenas, tenemos que saber qué alimentos y qué dieta plantear. Por eso, en YoSoyNoticia.es compartimos los alimentos que debes dejar de darles a tus hijos y cuáles son los que debes introducir en su dieta.

Di ‘NO’ a la bollería industrial

¡Corre a vaciar el armario! La bollería industrial es uno de los alimentos que tienes que dejar de darle a tus hijos. Sus altas calorías y su gran cantidad de grasas y azúcares son una bomba para los estómagos. Además, muchas de esas grasas son grasas trans, que pueden generar problemas en el organismo de los más pequeños.

Además, apenas aportan ni proteínas ni fibra. Y, por si fuera poco, tienen un poder adictivo que nos hace insaciables ante este tipo de alimentos. Hay que sacar de nuestras vidas como sea la bollería industrial.

Bocadillos de chocolate y zumos azucarados

No todo va a ser culpa de la bollería industrial. ¿Quién no se ha comido algún bocadillo en el que en lugar de haber untado queso hemos untado alguna crema de cacao? El cacao puro sí es bueno, pero ojo con las cremas de cacao que se venden en los supermercados

Este tipo de productos están repartidos y creados de la siguiente manera: 50% azúcar, 30% de grasas y 20% de cacao, avellanas o leche. Sin duda, unos porcentajes nada halagüeños. Sobre todo porque la grasa añadida para poder completar la crema no es una grasa limpia como la que puede ofrecer la manteca de cacao, rica en ácido esteárico. Demasiada grasa, demasiado azúcar y demasiado daño para nuestros hijos o hijas.

Algo parecido ocurre con los zumos, las bebidas y sus altos niveles de azúcares. Los refrescos gaseosos son otra bomba. De hecho, 60 gramos de azúcar en un refresco de 600 mililitros puede equivaler hasta a 12 cucharadas cafeteras de azúcar. ¡HORRIBLE! Y lo mismo ocurre con los zumos azucarados.

La mayoría de zumos que podemos encontrar en supermercados tienen altísimos niveles de azúcar. Por ejemplo, un vaso de zumo de naranja envasado puede llegar a ser equivalente a 6 cucharadas cafeteras de azúcar.

Fruta, verdura o frutos secos, fundamentales en la dieta

Tenemos la solución para eliminar estos alimentos de las dietas para los y las más pequeñas. Y es que debemos sustituirlos por la fruta, la verdura o los frutos secos. Por ejemplo, los zumos de fruta natural o una pieza de fruta deben ganar a los zumos azucarados. Con la fruta encontramos la dosis de alimentación necesaria evitando los azúcares añadidos tan dañinos para el organismo.

Unos frutos secos y un poco de verdura ofrecen una alimentación rica en energía y un puñado de frutos secos de manera diaria cubren necesidades de nuestro organismo. Pero tenemos que tener en cuenta que los frutos secos que compremos deben ser en su versión cruda, nada de fritos ni con sal añadida.

Y por supuesto que podemos añadir los bocadillos, pero ojo. Si queremos que nuestros hijos merienden bocatas tienen que ser con pan integral y pueden añadir algún huevo (sin abusar durante una semana por el colesterol) y un poco de jamón serrano o jamón de york. Y todo en su justa medida.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies