Una de las mejores opciones que tiene el ser humano es el deporte. De eso no hay duda. Además de ser tremendamente divertido, la práctica deportiva sea la modalidad que sea es siempre sinónimo de salud. Pero hay muchas dudas en relación al ejercicio y una de ellas es muy clara: ¿el deporte aumenta las ganas de comer?

Es cierto que cuidar y vigilar la alimentación deben ser los primeros pasos para afrontar cualquier tipo de ejercicio. Cargar nuestro cuerpo de energías es vital si queremos cumplir con nuestro cometido deportivo sea el que sea: correr, jugar a balonmano, rugby, nadar… Y seguro que en muchas ocasiones, cuando terminamos de hacer deporte, volvemos con ganas de ingerir más alimentos de los deseados.

Por eso, ha llegado el momento de preguntarse si el deporte aumenta las ganas de comer. ¿Mito? ¿Realidad? Es algo evidente que cuando consumimos energía y ponemos el cuerpo a un ritmo alto, tenemos que recuperar y ahí es donde nos llega el hambre. Pero, como casi todas las cosas en la vida, existe una respuesta científica sobre si el deporte aumenta las ganas de comer. Y apoyados en los análisis científicos, en YoSoyNoticia.es vamos a intentar descubrir esa respuesta.

¿El deporte aumenta las ganas de comer?

Los resultados obtenidos por científicos y especialistas a través de un estudio realizado por la LFE Research Group de la mano de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Politécnica de Madrid ha querido aclarar ciertas cosas en relación a la alimentación y la práctica deportiva.

Uno de los primeros conceptos que deja claro este estudio es el deporte no aumenta las ganas de comer. Tal y como informan los resultados de este análisis, el realizar o bien ejercicios de fuerza o bien aeróbicos no hacen que el hambre apremie. De hecho, los expertos reconocen que las personas que empiezan a practicar deporte no aumentan sus ganas de comer a largo plazo.

Sin ir más lejos, ocurre todo lo contrario. Y es que se ha llegado a demostrar que el deporte ayuda a las personas con sobrepeso a regular su alimentación e incluso a modular el apetito y la composición de la dieta. Un auténtico éxito.

El deporte como una vía de escape

Este último apunte es, sin duda, uno de los más importantes. Más allá de que podamos realizar cualquier práctica deportiva para perder peso y que tengamos que añadir unos hábitos diferentes a nuestro calendario y a nuestro día a día, el deporte ayuda a controlar lo que comemos, sobre todo en personas con sobrepeso.

Los mejores hábitos para perder peso

Como ya sabemos, el iniciarse en el mundo de la actividad física ayudará a controlar factores de riesgo como la presión arterial o el consumo de oxígeno. También será el comienzo hacia la pérdida de peso y grasas. Pero como esta investigación ha demostrado, el deporte se convierte en un elemento vital para guiar la alimentación de cada uno.

Eso sí, también es importante recordar que para controlar una buena dinámica tanto deportiva como alimenticia tenemos que estar siempre rodeados de los mejores especialistas: entrenadores, nutricionistas, dietistas… Ellos serán los encargados de impulsarnos hacia una vida mucho más saludable.