Los jugadores de pádel han crecido exponencialmente en los últimos años. Desde la entrada del nuevo siglo, el deporte de la pala y la jaula se ha consolidado hasta ser prácticamente una rutina para muchos y muchas personas. Sobre todo, el pádel es un deporte genial para quemar las tensiones de un duro día de trabajo y también para socializarse con otros jugadores o jugadoras.

Y mientras se ha ido consolidando, todos y todas nos hemos juntado con jugadores de pádel que ofrecen un perfil diferente. Ocurre en todos los deportes, pero la juventud del pádel nos ha llevado a encontrarlos más pronto que tarde. Los perfiles son muy variados y seguro que tú, mientras preparas tu pala y tus pantalones cortos, te has encontrado a este tipo de jugadores de pádel.

En YoSoyNoticia.es nos gusta compartir los mejores consejos, acompañarte en tus compras para que el deporte sea el más ameno posible. Pero también nos gusta encontrar momentos para divertirnos. Por eso, te dejamos a continuación los jugadores de pádel que te encuentras siempre en cada pista.

1. La estrella

¿Sabes que jugando a fútbol o a baloncesto te dice que entrenó con Leo Messi o con Pau Gasol, pero que tuvo una lesión de joven y por eso juega en la misma liga que tú? Pues eso también pasa en el pádel. Uno de los perfiles que más se encuentra en una pista es el de la estrella, el que lo hace todo bien. Nunca fallará una bola y si hay una comprometida, nunca te la dejará a ti.

Él o ella son las estrellas, los mejores del mundo. El planeta pádel se rinde a sus pies porque lo sabe TODO. Pero cuidado, podrás mirarle de reojo porque al final está jugando contigo. ¿Serás tú también una estrella? No lo creo, pero al fin y al cabo estáis al mismo nivel…

2. El hombre de los consejos

Este jugador de pádel es parecido a la estrella, pero hace uso de muchas coletillas. Seguro que cuando has empezado a jugar ha aparecido para enseñarte, para guiarte en el camino hacia la victoria contra los ejecutivos de tu empresa que ese día estaban contentos. «Claro, yo es que llevo jugando a esto toda mi vida«. Posiblemente sea una evolución del squash, pero él siempre ha jugado a pádel.

Al principio te gustará, lo sabemos. Todos hemos necesitado a alguien así en nuestros inicios en cualquier deporte, pero a la tercera bola que falles y te coma la oreja seguro que empiezas a fruncir el ceño. No te agobies. Haz oídos sordos y cuando hagas un golpe definitivo, mírale a los ojos. Seguro que te deja en paz.

3. El «todo está bien»

El jugador de pádel que nos encontramos ahora puede ser una estrella o puede ser el que te aconseja, pero destaca por algo mucho más importante: SIEMPRE ESTARÁ CONTIGO. Ya podrás enviar el 99,9% de tus bolas a la red, ya podrás mandar la pelota a la cancha de baloncesto o incluso que vuele tu pala y le golpee en su tobillo. Podrás estar tranquilo: «Todo está bien».

Con tal de no hundirte y que sigas jugando, este jugador de pádel te va a animar. ¿Que perdéis todo el rato? No pasa nada, siempre llegará aquella frase del «no pasa nada, remontamos». ¿Que fallas 5 golpes seguidos cuando tenías la victoria en la mano? No te preocupes, «todo está bien y tenemos otra oportunidad«. Di NO al bienquedismo y encuentra tú el camino hacia el triunfo.

4. El presumido

Ya estáis todos listos, preparados y esperando el saque. Pero, cuidado, falta un jugador de pádel. ¿Dónde está tu compañero? Tranquilo, sigue en el vestuario. Cinta en la cabeza, muñequeras a juego con el color de la zapatilla, polo y pantalones cortos conjuntados y el último modelo de pala que bien podría parecer un ordenador de última generación.

No sabe jugar y te hará perder todos los partidos, pero ojo. Tu compañero va a la última y eso no tiene precio. ¿De qué sirve ganar si vistes con camisetas de hace años? La moda siempre es lo primero.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies