Algo importante se está gestando con la nueva era futbolística que se abre en Llíria | Yo soy noticia


Llíria, conocida fuera de sus fronteras por la música y el baloncesto, con el que movió el nombre de la localidad por todo el país hace décadas, también podría ser en los próximos años un referente futbolístico de la Comunitat Valenciana.

Así lo creen, y por ello están trabajando sin descanso desde hace meses, figuras con un reconocido pasado en el balompié valenciano como son Pedro Villarroel, ex presidente del Levante UD, o Fernando MartínezNando’, el que fuera defensor internacional y jugador en la élite del Valencia CF, Deportivo de la Coruña, Sevilla o Compostela.

Aunque antes de estos equipos militó 3 años en el Levante UD, una etapa donde forjó cercanas relaciones con figuras como la de Villarroel, quien a través de su Fundación Deportiva Cultural Levante le ha dado ahora la responsabilidad de la dirección deportiva en los dos proyectos que están revitalizando la realidad futbolística de Llíria.

Una Fundación que ha conseguido aunar las voluntades de todos los implicados para conseguir la unión futbolística que tanta falta hacía, aportando además de dinero una hoja de ruta para que el presente sea esperanzador, pero el futuro aún más. Ahora solo esperan que el ayuntamiento de la localidad sea realmente consciente de las enormes posibilidades que esta unión presenta para todos.

Una fusión necesaria en tiempos de pandemia, y con la que dejar atrás viejas rencillas

Con Nando charlamos para conocer más en profundidad este ambicioso proyecto que desea colocar, con el paso de los años, a la Escuela del Llíria UD entre las mejores de la Comunitat, así como ir subiendo al Rayo Llíria CF hasta tocar a las puertas del fútbol profesional (palabras mayores si tenemos en cuenta que actualmente este conjunto Amateur milita en Regional Preferente), y además analizamos lo sucedido durante los últimos meses en la ciudad.

Para el profano, conviene saber que el actual Llíria UD, con dos equipos Amateur (uno en 1ª Regional y otro en 2ª Regional) y luego categorías desde Juvenil hasta Querubín para el fútbol 11 y fútbol 8, es el fruto de la fusión entre Llíria CF y Atlètic Llíria. Un proyecto que llevaba gestándose unos años pero que ha cristalizado ahora, en tiempos de pandemia y de cara a un curso 20/21 repleto de incertidumbre para las familias, y por consiguiente para Escuelas futbolísticas como la que nos ocupa.

Cuentan con Nando como director deportivo, y hay una junta directiva en lo más alto del organigrama. Pero otra de las novedades para esta nueva temporada en este mismo entorno es la del Rayo Llíria CF, un Amateur independiente (por el momento a falta de ver qué ocurre de cara a futuras temporadas con su nombre) de los actuales dos del Llíria UD y que incluso cuenta con una directiva distinta, aunque con Nando como nexo común porque también ocupa aquí el rol de director deportivo.

Es el antiguo Rayo SAB CF de Preferente, plaza que Villarroel y sus colaboradores adquirieron para este curso 20/21 y que provoca la mudanza desde San Antonio de Benagéber a Llíria. Cambio inmediato de nombre y aunque no se le puede considerar a nivel federativo y de gestión como un Amateur más del Llíria UD, sí que existen fuertes vínculos con la Escuela y este club que ahora aglutina todo el fútbol de la ciudad tras la histórica fusión.

Así nos lo cuenta Nando, que tras casi 3 décadas de vida estable en Galicia, donde ha dirigido a equipos en el fútbol semiprofesional, regresa ahora a su casa para acompañar a Pedro Villarroel y a los demás implicados en el renacer futbolístico de Llíria. Una ciudad que vio fútbol de Segunda B el siglo pasado, pero que para varias generaciones es una plaza invisible en lo que respecta al balompié nacional.

Su experiencia en la banda también incluye paradas en Armenia o China, y una brevísima etapa de mes y medio como director deportivo del CD Buñol hace unos pocos cursos es lo más cerca que estuvo de poder asentarse de nuevo en su tierra.

Hay un grupo humano grande y de confianza, y por eso también me hace mucha ilusión estar en un proyecto como éste”, señala el ex defensor internacional, que confía en que las viejas rencillas futbolísticas existentes entre los anteriores gestores futbolísticos de la zona desaparezcan gracias a esta fusión, uniendo más si cabe a instituciones y aficionados en torno a este club que desea otorgarle el mejor porvenir posible a la nueva etapa que se abre en el horizonte.

Ambición por bandera, pero con los pies en el suelo

La labor de Nando en Llíria hay que ubicarla en dos frentes. Por un lado está la vertiente formativa y también competitiva del Llíria UD, con una base de jugadores y jugadoras que puede estar en torno a las 400 y pico licencias si la pandemia no hace estragos en los equipos de la próxima campaña. Por otro lado, sus esfuerzos también se dirigen hacia ese Rayo Llíria CF con el que esperan ir subiendo de categorías. Lo más inminente, la confección de un proyecto repleto de importantes nombres para asaltar cuanto antes la plaza de Tercera División.

“Nuestro propósito es llegar pronto a Segunda B, por eso hemos hecho un equipo competitivo para ascender ya a Tercera y luego no quedarnos ahí”, explica un sincero Nando, que ha depositado en el técnico Javi Pons la dirección de un vestuario con mimbres como los de Kike Alcázar, Rubén Navarro, Civera, Raúl Granero, Richi Moreno o Adrià Lluna, todos ellos fogueados de sobra por encima de Regional Preferente.

Mezclado con algo de talento joven que conoce la actual categoría, todos esperan que la receta sea un éxito inmediato. “Hay que estar con los pies en el suelo, sabiendo que va a ser muy difícil porque ni el dinero ni los jugadores importantes te garantizan algo. Eso sí, que nuestra afición en Llíria sepa que por ilusión, trabajo y por gente preparada que está en el proyecto no va a ser”, añade Nando.

Creo que, con la ilusión que noto en los jugadores, vamos a disfrutar todos”.

La instalación que merece este renacer futbolístico

Bajando a la Escuela, por ahora no ha querido ‘limpiarse’ al personal que trabajaba en los dos anteriores clubes de la localidad. La táctica es la de conocer en profundidad a la gente, dar a todo el mundo la ocasión de mostrar su valía antes de decidir quiénes serán los técnicos y demás encargados del trabajo diario en el nuevo Llíria UD.

Cuenta con 3 coordinadores (dos de fútbol 11 y uno de fútbol 8), y con el trabajo y la ayuda de todos la aspiración es la de desarrollar y hacer historia con el fútbol en Llíria. Abarcando desde el nuevo proyecto con la plaza adquirida en Preferente, hasta el último de los conjuntos de un nuevo club que ha hecho olvidar viejas rencillas para unir fuerzas en busca de un objetivo común.

La instalación municipal El Canó ha superado dificultades en el pasado reciente, aunque también está siendo foco de atención por parte de los dos nuevos proyectos futbolísticos aquí. Nando nos habla de iluminación, césped y vestuarios para impulsar un recinto que debe ser un pilar básico en el crecimiento deportivo que tienen planeado para el lugar.

Queremos que las instalaciones estén en condiciones, porque así muchos chavales se irán animando para venir a conocernos. Buscamos que Lliría y su entorno se sientan atraídos por lo que estamos montando”.

Fútbol profesional en Llíria

Apostar por todo lo comentado, por sembrar en una Escuela a la que quieren ubicar con el paso de las temporadas en un nivel competitivo como tienen dentro de la Comunitat Valenciana el Valencia CF, el Levante UD o el Villarreal CF, y de la mano de un paralelo proyecto Amateur que debe elevar el nombre de la localidad hasta cotas inimaginables hace poco, puede dar vértigo.

Y generar desconfianza en un entorno que demasiadas veces ha escuchado y leído cosas tan ilusionantes en otros destinos del fútbol valenciano. Huracán, Ontinyent o Saguntino fueron juguetes rotos que soñaron con el fútbol profesional pero que ahora han desaparecido, o tienen su techo en Tercera División. ¿Ocurrirá lo mismo en Llíria?

Si tuviera que compararnos a los inicios de otro proyecto que tuvo mucha ambición, sería al Huracán. Compró una plaza en Segunda B para jugar en Manises, y luego creó su cantera e hizo cosas para crecer”, indica Nando, que ve con buenos ojos lo de comprar una plaza en un futuro cercano y así saltar dos categorías de golpe.

“Es una posibilidad si subimos a Tercera cuanto antes, porque además estamos montando una estructura fuerte en Llíria con el fútbol base como pilar. Sé que puede dar vértigo imaginar ahora a Llíria en lo alto de Segunda B, pero en la vida hay que ser valientes sin dejar de tener, eso sí, los pies en el suelo”, añade el valenciano.

Mientras eso llega, son meses de mucho trabajo en el Llíria UD y con mucha ambición con el Rayo Llíria de Preferente, el depositario de las esperanzas de una ciudad que espera no despertar de este sueño de la Segunda B y el fútbol profesional. Ellos pueden ser el enganche y la locomotora que arrastre al resto de la Escuela en la localidad, y por lo que considera nuestro protagonista visto lo visto a nivel sanitario, quizá la posibilidad más real de ver fútbol esta temporada en El Canó.

“No sabemos si el fútbol base va a arrancar. Creo que es más fácil que empiece la Preferente antes que el fútbol base. Sabemos que es un contexto complicado, y esperaremos a ver cómo responden las familias antes de poder dar una cifra final de equipos y jugadores en cada categoría. Los colegios nos dirán mucho de cómo va a ir todo, pero va a haber muchas familias con dudas”.

Una circunstancia que no implica que el nuevo Llíria UD no esté responsabilizado al máximo con lo que se refiere a ofrecer las adecuadas garantías sanitarias. Para eso trabaja junto al ayuntamiento en la instalación municipal, y hablamos de controles y listado de gente que accede, así como del cumplimiento de un exigente protocolo antes de poder saltar al campo.

Todos colaboran, club y familias, y el balón ya está empezando a rodar en este mes de septiembre. El Canó de Llíria es el nuevo lugar donde residen las ambiciones formativas y competitivas de dos proyectos diferentes, aunque muy cercanos y sobre todo unidos por un mismo reto: colocar a esta histórica ciudad en el mapa del balompié valenciano y español. Tiempo al tiempo…

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies