El castellonense Enrique Bausá se cita con el ciclismo profesional en el «Desafio 10 picos Sierra de Espadán» | Yo soy noticia


Debutar en competición en cualquier disciplina y hacerlo con victoria no es algo muy común, de hecho probablemente sea algo reservado a unos pocos elegidos. Entre esa terna de gente con un don especial para algo se encuentra el castellonense Enrique Bausá, que el pasado fin de semana se impuso en una de las marchas cicloturistas más importantes del panorama nacional, en el día de su debut en una carrera ciclista.

Cuando dejó el waterpolo allá por el mes de marzo para empezar a entrenar con más dedicación otro de sus hobbies deportivos, nada hacía pensar que en poco más de 6 meses estaría ganando una de las pruebas para aficionados más importante del país, luchando además con el ciclista profesional Ibón Ruiz, que milita en las filas del Kern Pharma.

La de Onda “era mi primera carrera o marcha, y no conozco a nadie porque ni compito ni estoy en ningún equipo. Es cierto que creo que tenia una idea de que podría estar delante pero no ganar, ni de coña. Ibón me dijo que la carrera fue exigente y que el rimo era bueno. Fue un lujo compartir con el este desafío, porque estar en mi primera carrera al lado de un ciclista profesional es un lujo”, nos cuenta el ganador de la prueba.

A sus 24 años asume el reto con mucha ilusión, consciente de que dar un paso más será algo muy complicado, no sólo por su edad, si no por el sacrificio que implica dedicarse de forma exclusiva a un deporte como el ciclismo y la primera prueba la ha tenido este fin de semana con una prueba que ha transcurrido por las localidades de Aín, Eslida, Azuébar, La Nevera, Tales, Ayodar, Torralba del Pinar, Pavías Villamalur.

Enrique Bausá: «En marzo cuando me dejé el waterpolo pude empezar a entrenar más en bicicleta».

La bici «me ha gustado siempre, pero empecé a darle en serio más o menos hace un año. Jugaba a waterpolo y no entrenaba mucho hasta el año pasado. En marzo cuando me lo dejé pude empezar a entrenar más en bicicleta y en julio ya contacté con un preparador que es con quien estoy entrenando”, explica el de Castellón.

Un futuro por conquistar

Enrique Bausá: «No sé dónde está mi límite y quiero encontrarlo para saber hasta dónde puedo llegar».

Como cualquier deportista de élite, no se conforma con lo que acaba de conseguir, de hecho ahora mismo se prepara para el asalto a la Mediterranean Epic Gran Fondo, «estamos hablando de 203 km con 3.500 de desnivel y va a estar bien, ya es una carrera seria. De momento estoy para lo que venga, ojalá pudiese entrar en algún equipo y poder competir por ver hasta donde puedo llegar en algún equipo», reconoce Bausá.

Para la temporada que viene «todavía no tengo nada pensado. Cuando acabe esta marcha tengo que hablar con Manolo mi entrenador y veremos si me buscan algún equipo o cual va a ser la proyección que voy a llevar en la bici. De momento vamos a ver como va la Epic y luego ya veremos un poco lo que haremos en el futuro”, dice Enrique.

Lo que tiene claro es que «mi mayor rival soy yo. No sé dónde está mi límite y quiero encontrarlo para saber hasta dónde puedo llegar, y quiero entrenar para ello. El año que viene seguro que hacemos más cosas y seguimos mejorando, el objetivo es ese», concluye Enrique.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies