El CEB Llíria está de enhorabuena. Primer objetivo de la temporada cumplido. Están en playoff de ascenso a LEB Plata después de quedar primeros en la fase regular. Tras un año en el que han vivido un cambio de entrenador, es un resultado que premia su constancia, su calidad individual y en equipo y su capacidad para sobreponerse a los cambios para seguir con esa actitud ganadora.

En la semana del 10 de mayo afrontarán tres partidos contra los equipos clasificados de otras divisiones territoriales para intentar subir a LEB Plata. Lo hará con la garantía de haber sido el mejor equipo de su conferencia y con una racha de 23 partidos consecutivos sin conocer la derrota. Ahora afrontan un mes de parón competitivo en el que realizarán algunos amistosos de cara a la preparación de estos importantes partidos.

Ves a la gente con camisetas del Llíria por la calle. Vienen antes de los partidos en los entrenamientos, es impresionante

Hablamos con Godwin Osarenren, ala-pívot del CEB Llíria y MVP en muchos de sus partidos para que nos cuente cómo ha ido la temporada y cómo afronta el equipo la fase de ascenso a LEB Plata. Su vuelta al equipo ha sido clave en la temporada. El baloncestista de 30 años ha aportado la experiencia que le dio jugar el año pasado LEB Plata con L’Horta Godella y ha vuelta al equipo en el que ya estuvo dos años antes de su paso por el club de Godella.

“El año pasado estuve en LEB Plata que estaba vinculado con el Valencia Basket y con L’Horta Godella. En Godella se entrenaba mañana y tarde y era mucho tiempo. En Llíria me dijeron que volviera y este año el pueblo está volcado con el equipo. Ves a la gente con camisetas del Llíria por la calle. Vienen antes de los partidos en los entrenamientos, es impresionante. La gente te para, te reconoce por la calle. Cuando te enteras de la historia del club, que estuvo en ACB y en EBA cuando era tercera división, ha habido mucha tradición y quieres devolver al equipo a esas categorías”, cuenta Godwin Osarenren.

Los dos años que estuve nos quedamos a las puertas de poder subir y este año lo queremos conseguir

El ala-pívot empezó jugó al fútbol hasta los 16 años. Un día fue a probar a baloncesto al ser llamado por un profesor por ser alto (1,97m) y se quedó en el Mislata BC con el que jugó ya Campeonatos de España antes de marcharse al Picken Claret con varios de sus amigos. Tras su paso por estos equipos, en los que se formó como jugador, llegó al CEB Llíria para estar dos temporadas antes de irse a L’Horta Godella.

“En Mislata conocía a gente que ahora son amigos y me convencieron para seguir. Empecé para seis meses, en cadetes, y al ser un deporte tan competitivo y te enganchas rápido y me quedé. Los dos años que estuve aquí hace dos temporadas, con Capi y con Víctor como entrenadores, nos quedamos a las puertas de poder subir y este año lo queremos conseguir”, explica Godwin.

Un objetivo perseguido durante años

El CEB Llíria llega más preparado que nunca a esta fase de ascenso. En los años en los que estuvo Godwin en el equipo se quedaron muy cerca del objetivo, pero creen que este año puede ser el definitivo para dar un paso más y llegar a LEB Plata. En caso de conseguirlo sería un hito que se celebrará por todo lo alto en Llíria, un municipio que vive el baloncesto y que sigue a su equipo.

El objetivo es subir lo antes que podamos. Creemos que tenemos la capacidad si jugamos como sabemos, divertido y todos juntos, creo que somos un rival muy fuerte

El objetivo es subir lo antes que podamos. Creemos que tenemos la capacidad si jugamos como sabemos, divertido y todos juntos, creo que somos un rival muy fuerte. Solo habiendo ganado 23 partidos seguidos, ya vamos con esa mentalidad ganadora. El año que viene quiero jugar en LEB Plata con el Llíria. Quiero ver la celebración con la gente del pueblo. Casi la mitad del equipo es de Llíria. Mi madre vive en Llíria desde hace 12 años y la acogieron muy bien. A ver si conseguimos el objetivo que llevan muchos años peleando. Sería muy bonito para el pueblo, se merecen vivirlo”, finaliza Godwin Osarenren.