Aunque para ser más exactos, el invicto líder Club de Rugby La Vila y el CAU Rugby Valencia, segundo clasificado a una victoria de los alicantinos, ya tienen el acceso garantizado a la siguiente fase, la que comenzará en la segunda vuelta y que medirá a los seis primeros clasificados en busca de los playoffs de ascenso a DH.

Los vileros no jugaron este finde ya que no tenían partido aplazado, aunque sí que lo hicieron los rojinegros del CAU y además en un auténtico partidazo en el Río contra Fénix de Zaragoza. Un duelo entre conjuntos de la parte alta cargado de emotividad y recuerdo hacia el recientemente fallecido Toni Núñez, responsable de los servicios médicos del CAU y de la Federación de Rugby de la Comunitat Valenciana.

Un minuto de silencio eterno que dio paso a un gran partido, con Toni Núñez en el recuerdo de todos y dos equipos entregados a una lucha sin cuartel. Un choque que finalmente se llevó el CAU a base de trabajo, calidad y sufrimiento con un marcador de 17-12. El primero en anotar fue el CAU convirtiendo Andrés un golpe de castigo en el minuto 19. Pero el Fénix reaccionó rápido y tras una touch y varias fases consiguió ensayar Arnedo para poner a los aragoneses por delante, aunque no acertaron en la trasformación.

Pero el CAU es un equipo sólido y ensayó McIlroy tras una buena jugada de Ricky para marcar diferencias. Andrés trasformó y subía 10-5 en el minuto 32. Apretó el Fénix en los últimos minutos de la primera parte y consiguió volverse a poner por delante con un ensayo de castigo. Pero no estaba todo dicho, y tras varios intentos ensayó Bernie y trasformó Andrés para dejar el marcador en 17-12. En la segunda mitad las defensas se impusieron a los ataques para impedir que alguien anotara, y eso que Fénix tuvo tres melés consecutivas muy cerca de la línea de ensayo.

El otro equipo de la parte alta que entró en acción fue el Rugby Club Valencia, reciente invitado a la fiesta tras ganar los dos últimos partidos aplazados. Hace una semana en Quatre Carreres, donde el pasado finde se hizo fuerte para apabullar al CR Sant Cugat, y esta vez sudando la gota gorda para traerse unos puntos valiosísimos al triunfar por 23-24 en cancha del CN Poble Nou.

Con este resultado los valencianos ascienden hasta la 5ª plaza con 23 puntos, teniendo que defender en la última fecha de la primera vuelta, el próximo finde en casa del colista Tatami, su lugar entre los seis primeros clasificados. Los conjuntos que en la segunda vuelta lucharán por acceder a los playoffs de ascenso a División de Honor, una situación que parecía utópica para el RC Valencia cuando acabó el 2020 pero que se ha tornado en realidad con su gran rendimiento en los últimos encuentros.

Entre los 6 últimos, los que tendrán que tratar de salvar la categoría en la segunda vuelta de este grupo B de la DHB, están el ya mencionado colista Tatami (derrota por 32-8 en Sant Cugat, acumulando ya 9 traspiés consecutivos desde que se inició el curso 20/21) y también el recién ascendido Akra Bárbara RC de Alicante. Los de José Mendoza también perdieron este finde, en el último aplazado que tenían pendiente de jugar, cuando el XV Babarians Calviá les superó por 10-21.

Los alicantinos han ido de más a menos en el curso, aunque la novena plaza y los 15 puntos que acumulan en su casillero son un botín más que importante dada su inexperiencia en la categoría, que esta temporada pisan por primera vez. Se notó que Babarians está en una pelea diferente, y es de desear que más pronto que tarde se resuelvan los problemas burocráticos del campo de juego del Akra, algo que les ha hecho no contar con el factor campo a favor en toda la primera vuelta. El próximo finde ésta se acaba para ellos con el cara a cara frente a RC L’Hospitalet.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies