El pasado 20 de marzo, el Club Patí Vila-real caía en los cuartos de final de la Copa de la Reina de hockey línea. En la decimotercera edición de la competición, el equipo femenino de la provincia de Castellón se despedía al perder por dos tantos a uno ante el Tsunamis.

El dato refleja poco o nada. Pero esa derrota no fue una más. El Club Patí Vila-real y su primer equipo femenino salieron enfadados de la competición copera. Y ese cambio de chip, el pasar de celebrar estar en la Copa de la Reina a enfadarse por perder en cuartos, refleja la potente situación que vive la entidad.

De hecho, el Club Patí Vila-real se ha quedado a un solo gol de luchar por el título de la Liga Élite. El golaverage lo ha dejado fuera de la batalla definitiva. Pero sin tiempo para pestañear, en el equipo ya están pensando en la próxima temporada. Y hoy, en YoSoyNoticia.es, nos ponemos los patines para conocer este ambicioso proyecto de la mano de su entrenadora, Ana Ucedo.

Antes nos alegrábamos con un empate y ahora ya nos molesta el no ganar

Ana Ucedo se hizo con los mandos del equipo femenino hace tres temporadas y ha visto de primera mano el crecimiento mental del grupo. Por eso, es la primera en reconocer que lo de la Copa se les ha quedado corto: «Ya hemos estado en más copas, aunque nos costaba llegar a cuartos de final. La sensación fue muy buena porque veníamos de mejorar mucho en la liga y sabíamos que podíamos hacer un buen papel. Pero el sabor es agridulce porque pensábamos que podíamos hacer más«.

Ucedo transmite la ambición y la ilusión de toda una ciudad y de todo un proyecto por llegar a lo más alto. Y ese cambio de mentalidad en pro del triunfo es el mejor reflejo: «Antes nos alegrábamos con un empate con un equipo fuerte o de estar peleando sin más. Ahora hemos cambiado la mentalidad y nos empieza a molestar. Sabemos que podemos ser grandes y tenemos que demostrarlo. Ya no hay excusas de equipo joven, equipo nuevo… Tenemos que dejar a un lado las excusas».

Y como todo en la vida, el cambio se ha ido logrando dando pequeños pasos y la entrenadora ha sido pieza clave: «Esto es una mejora progresiva, no es de cero a cien. Yo llevo tres temporadas con ellas, pero ya llevaban varios años juntas. Lo primero que les dije que es que éramos un equipo con posibilidades de ganar, que tenemos un potencial tremendo por edad y por las características de las jugadoras. Hay un bloque interesante que está entre los 19-20 años y también a jugadoras con 15-16 años».

Una evolución que justifica el proyecto a largo plazo

El CP Vila-real ha caído en cuartos de la Copa y se ha quedado fuera de los playoffs por el título. Para un equipo ambicioso, el balance de la temporada no debería ser el mejor. Pero en estas situaciones, el contexto ayuda a entender las opiniones. Y en este caso, el CP Vila-real puede estar más que orgulloso del papel de su equipo femenino.

Luchar por la permanencia ya es algo que no entra en los planes: «La gente puede no entender que hagamos este balance porque hemos empatado muchos partidos, pero es que antes los perdíamos. Lo interesante es la evolución. Hace un par de años se luchaba por no descender a Segunda y ahora, luchamos por estar entre los mejores. Hay que analizar siempre desde la perspectiva».

Aquí es donde entra en juego la ambición de un equipo que ahora solo piensa en mejorar: «Yo me exijo mucho más. Este año podíamos haber entrado en playoffs y se nos ha escapado. Pero todo es fruto del trabajo que han realizado las chicas. Y ahora, ya estamos trabajando en mejorar la técnica, el físico, el tiro… Estamos buscando la perfección. Vamos a buscar llegar al máximo nivel desde el trabajo».

Este año hemos llegado a jugar en Cantabria como locales

Curiosamente, uno de los handicaps que encuentra el CP Vila-real es el poder trabajar en su propia casa pese a ser un equipo de élite: «Hemos entrenado en una pista con suelo no autorizado y hemos tenido que jugar todos los partidos de casa en otras pistas. Es una desventaja porque pierdes el factor cancha y en este deporte es muy importante conocer la pista. Es una pelea continúa porque tenemos que hacer ver que el proyecto es a largo plazo y que necesitamos inversión».

La historia es tan rocambolesca que hasta han llegado a jugar en Cantabria: «Hemos jugado en Oropesa, en Sagunto, en Castellón… Y cuando subieron las restricciones planteamos jugar en Zaragoza. Pero hemos llegado a jugar en Cantabria. Por desplazamientos de otros equipos nos salía mejor jugar allí que hacerlo en cualquier otro municipio. Jugamos donde nos dejan y podemos. Es un handicap muy grande porque cada partido es un partido nuevo para nosotras. Además, el cansancio, las horas de viaje…».

Lo positivo es que el impulso que reciben de instituciones como la Diputació de Castelló y la Fundación Trinidad Alfonso es tremendo: «Son los que más nos ayudan y el agradecimiento que tenemos es enorme. Hay que tener en cuenta que las jugadoras costean toda la temporada y estos apoyos hacen todo más llevadero».

Un CP Vila-real que no olvida su deporte base

Pese a que los equipos senior tanto masculinos como femeninos estén rindiendo a un buen nivel, el equipo de la localidad castellonense trabaja en un proyecto que cuenta con una base potente: «Tenemos uno de los mejores equipos directivos, gente que trabaja y que entiende este tipo de proyectos. Trabajar la base no es solo tener niños, sino formar a entrenadores, monitores… Saber que todo funciona. Hay muy buena dinámica».

Además del trabajo que realiza el club, el propio deporte invita a cualquier niño o niña a lanzarse a la pista: «Es un deporte que engancha. En general, casi a cualquier niño le atraen las ruedas o los patines. La atracción está ahí. Es un deporte muy vistoso, rápido, dinámico… La gente se engancha en cuanto lo prueba. Y también tenemos un trabajo de formación que no se ve para llegar a trasladar nuestro deporte.»

La expansión del CP Vila-real encaja a la perfección en el crecimiento deportivo de una provincia que desde hace años solo respira deporte. Castellón y el CP Vila-real quieren asentarse en la élite y no dejar de ganar. La ambición por bandera.

Fotografías cedidas por el CP Vila-real.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies