En plena canícula, en pleno ecuador del mes de julio, frente al sopor imperante, el Proyecto FER propone un capítulo deportivo apasionante. Sobre todo, por el siguiente argumento. No siempre un fin de semana acoge dos Preolímpicos europeos de rugby seven. Tal espectacular oferta figura en la agenda de las próximas jornadas. El Preolímpico masculino se disputa en Colomiers, Francia. El femenino, en Kazán, Rusia. En ambos casos, participan 12 combinados.

En ambos casos, los desafíos que afrontan las selecciones españolas son mayúsculos. Solo los primeros clasificados de ambos torneos acceden directamente a los Juegos de Tokio. Si no consiguen quedar primeros, los dos equipos nacionales han de intentar ser segundos o terceros. Los países que ocupen esas posiciones dispondrán de una última oportunidad en los Preolímpicos mundiales, previstos para la primavera de 2020.

El Proyecto FER estará representado en el combinado masculino gracias a Marcos Poggi y Javier Carrión. En la fase de grupos, España se medirá a Rusia, Irlanda y Ucrania. Los dos primeros pasan a los cruces definitivos. Por contra, no habrá presencia FER en el Preolímpico femenino. Lamentablemente, hace tres semanas, Teresa Bueso sufrió una grave lesión en su rodilla derecha (de hecho, pasó por el quirófano el miércoles 26 de junio) y se pierde este evento tan relevante.

Otra selección española que adquiere protagonismo a partir de mañana es la sub-20 masculina de baloncesto. El combinado nacional (en cuyas filas se encuentra Josep Puerto, jugador del Valencia Basket y componente del Proyecto FER) inicia este sábado en Israel el Campeonato de Europa de la categoría, evento que reúne a 16 selecciones.

Para empezar, en la fase de grupos, España se enfrenta a Croacia (sábado), a Letonia (domingo) y a Alemania (martes). Pese a ser de los más jóvenes de los 12 seleccionados, Puerto ha tenido muchos minutos en los encuentros de preparación.

Mientras, una vez disputado el Campeonato del Mundo de Hamburgo, en el que Pablo Herrera y Liliana Fernández cayeron eliminados en el primer cruce directo, los dieciseisavos de final, el vóley playa retoma el circuito internacional.

Desde el pasado miércoles, está en marcha el World Tour 5 Estrellas de Gstaad, en Suiza, uno de los torneos más prestigiosos y que más puntos reparte durante el año. Ayer, concluyó la fase de grupos. Pablo Herrera, que no atraviesa un buen momento, quedó eliminado. Por contra, Liliana Fernández y su compañera, la madrileña Elsa Baquerizo, sí continúan en competición y hoy empezarán a afrontar los cruces finales, desde los dieciseisavos de final.

Además, este segundo fin de semana de julio ofrece hasta tres Campeonatos de Europa. Dos de ellos corresponden a la categoría sub-23. El de atletismo se celebra en Suecia y cuenta con la presencia de tres deportistas FER. De momento, ayer entraron en acción Claudia Conte y Enrique Herreros. Tras la disputa de 4 pruebas y a falta de las tres modalidades de hoy, Claudia (heptatlón) ocupa la 15ª plaza de 25 competidoras. Mientras, Enrique (1.500m) corrió ayer magistralmente.

Con una extraordinaria sangre fría, en la parte inicial, y con una poderosa recta final, el discípulo de José Antonio Redolat transmitió una gratísima impresión. Fue segundo en su semifinal y se clasificó para la final del sábado, en la que habrá doce atletas. Esta tarde, intentará seguir el mismo camino El Hocine Bouchrak (3.000m obstáculos). Si está a su nivel, El Hocine tiene muchas opciones de acceder a la final, prevista para el domingo.

El Europeo sub-23 de ciclismo se disputa en Bélgica y tiene como representante del Proyecto FER a Alejandro Martínez Chorro. El alicantino ha previsto la disputa de tres pruebas. Ayer, afrontó la modalidad de 1 km, disciplina no olímpica. Ocupó la novena plaza. Todavía competirá en otras dos pruebas (éstas sí son olímpicas). Este viernes, participará en la velocidad individual, y el domingo estará presente en el keirin, disciplina en la que ha depositado sus principales esperanzas y en la que espera acabar entre los 8 primeros clasificados.

El tercer Campeonato de Europa que se está celebrando durante estos días es el de tenis de mesa en categoría junior. En la República checa, sede del evento, se encuentran los jóvenes deportistas alicantinos Alberto Lillo y Marc Gutiérrez. Ambos han completado ya el torneo por equipos con la selección española (4 componentes; es decir, Alberto, Marc y otros dos chicos) y han conseguido un muy buen resultado. Han acabado en la sexta plaza, de un total de 40 combinados nacionales.

Mañana, empiezan sus comparecencias en los cuadros de dobles (los dos chicos FER forman pareja) e individual. En ambos casos, hay una participación elevadísima. Y en ambos casos, desde el principio, han de afrontar eliminatorias directas o cruces a muerte súbita. Llegar lejos se antoja tremendamente complicado.

Para acabar, un apunte de judo. Muy importante, además. Ana Pérez Box y Salvador Cases viajan hasta Budapest para competir en un nuevo Grand Prix. Tras la decepción sufrida a finales de junio en el Campeonato de Europa de Minsk, donde cayó eliminada en el primer combate, Ana está deseosa de reencontrarse con los buenos resultados para relanzar sus opciones olímpicas. Por su parte, para Cases, este torneo en Hungría es muy especial. Representa su reaparición después de una larga inactividad de casi 8 meses por una operación de rodilla.

Fotografías: Proyecto FER.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies