Contra las preguntas solamente quedan las respuestas, y eso es lo que está buscando encontrar una Aitana Fernández (21 de agosto de 2003, Torrellano, Elche) que explica a la perfección la situación tan complicada por la que atraviesa el deporte en estos momentos. «Es una sensación muy extraña en todos los sentidos», comienza explicando. «No estamos acostumbrados a entrenar sin tener un objetivo claro y cercano».

Esa es una sensación difícil de digerir y a la que se está acostumbrando poco a poco. «Yo siempre he entrenado con un fin y con un plan pero esta temporada hemos tenido muchos interrogantes», aunque también reconoce que «poco a poco» las cosas se van «normalizando. Ahora ya tenemos algunas fechas próximas, aunque todavía no son 100% seguras».

«Ahora estoy bastante bien», cuenta sobre su momento actual, a pesar de todo lo que ha supuesto la entrada del covid en nuestras vidas.

«El virus ha sido lo peor que le podía pasar al judo.  Tuvimos que dejar de practicarlo y ha costado mucho volver a empezar»

Al respecto de como lo ha pasado ella a nivel individual, explica más o menos lo mismo que muchos otros deportistas. «Durante la cuarentena no estuve entrenando al 100%, como todo el mundo, supongo. Luego cuando empezamos a poder salir y se abrieron las instalaciones deportivas pude empezar con el físico y el judo fue lo último», reconoce ahora cuando ya han pasado unos meses de todo eso.

Eso en lo que respecta a la parte física, porque en cuanto al tema mental sí cuenta que lo ha llevado bastante bien. «En mi mente tenía el volver a competir con normalidad, aunque sí que es verdad que muchas veces sientes menos ganas que otras veces y cada vez se iba a largando más. Hubo momentos en los que solamente quedaba el pensar que cada día era uno menos para comenzar de nuevo». 

Nervios por volver a competir

Ahora bien, cuando piensa en retomar la competición sí siente «nervios» porque «antes era algo rutinario y ahora será algo nuevo después de más de un año».

Hablando de competir, ella fue campeona de España en la categoría cadete en 2019 y ahora, dos años después, todavía recuerda ese momento. «Parece que queda muy lejos ese título, pero ahora estoy centrada en el Campeonato de España júnior», resume.  «También me gustaría seguir compitiendo a nivel internacional».

«El judo español siempre ha sido muy reconocido. Tenemos muy buenos deportistas y grandes campeones como Niko Sherazadishvili»

Más allá de la grandeza de ‘Shera’, claro candidato a medalla en los Juegos de Tokio, «hay otros que están sacando grandes medallas a nivel internacional y que están en este ciclo olímpico», reconoce la ilicitana. «En Valencia, por otra parte, el judo siempre ha sido importante. Tenemos deportistas que están sacando grandes medallas en pruebas del Grand Slam, del Grand Prix y que estarán en los Juegos. Además, creo que las generaciones próximas también apuntan muy alto».

El futuro del judo

Y es que el judo es un deporte que debe hacerse un espacio dentro del panorama mediático español y mundial. «Exceptuando algunos países que es más mediático, yo creo que lo ideal sería fomentar la gran cantidad de beneficios que aporta tanto a nivel físico como mental».

Ella va haciendo su camino poco a poco, sin prisa pero sin pausa, como suele decirse. Y mucha culpa de ello tiene la ayuda que recibe del Proyecto FER. «Estoy muy contenta y agradecida de pertenecer a este proyecto. Nos ayudan mucho económicamente y siempre están encima de nosotros. Es un orgullo para mí que mis logros me hayan llevado a pertenecer a un programa como este y espero seguir adelante para poder continuar mucho tiempo más».

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies