Andrés Iván Lloret, el paso adelante definitivo de la vela valenciana | Yo soy noticia

Son días felices para la vela española. No se puede negar que exitoso ciclo olímpico que ha llevado a los barcos nacionales a estar presentes en todas las modalidades de la vela en los Juegos de Tokyo es un motivo de orgullo para todos los deportistas que pertenecen al mismo.

En la Comunidad Valenciana tenemos a una joya que crece a buen ritmo. Es el caso de Andrés Iván Lloret, quien contempla estos días los Juegos por la tele, pero anhela que llegue el momento en el que sea él quien esté en esa situación.

Un notable Mundial sub-23

De momento, este verano se las ha visto con los mejores del mundo en la categoría sub-23 de la clase Finn y no le ha ido nada mal, como él mismo explica a Yo Soy Noticia. «Acabo de terminarlo como quien dice, ha sido en Hungría«, empieza. «Navegamos 4 días de los 5 porque en uno no hubo viento e hicimos todos los parciales más o menos bien, salvo dos», que fueron los que le condenaron al noveno puesto final.

«En uno me salí de línea, que te llevas la puntuación del último más uno y luego, el penúltimo día hubo un cambio de viento. Protesté y me lo denegaron. Yo iba entre segundo y tercero pero con ese cambio de viento bajé prácticamente al último. Así que creo que está bien entrar entre los diez mejores con estos dos obstáculos».

Satisfecho con su rendimiento, Lloret reconoce que no era el resultado que quería, pero «teniendo en cuenta todo esto creo que puedo estar contento» en una cita que era su gran objetivo de esta temporada, pero no el único.

«Ahora estoy entrenando bien y pensando en el próximo Campeonato de España, preparándolo bien para dar lo mejor de mí mismo aquí en El Campello»

Combina los entrenamientos con unos buenos madrugones para seguir al equipo español en Tokio, no solo al de vela. «Veo todo lo que puedo», reconoce sobre la gran fiesta del deporte que está teniendo lugar en la capital nipona durante estos días. Uno de los que más interés le provoca es Joan Cardona, compañero en la clase Finn y que anda peleando por las medallas. «Merece la pena hacer el esfuerzo de levantarse pronto para ver las competiciones».

El sueño olímpico

Enamorado de los Juegos, tiene claro que ese es el gran objetivo a largo plazo. «Por supuesto que me gustaría conseguir el sueño olímpico, creo que es algo que buscamos todos los deportistas que estamos en el alto nivel, siempre tenemos eso en mente. Es lo más importante. Ojalá que algún día pueda vivir esa experiencia».

Sin embargo, lograrlo no es tarea fácil, puesto que la vela española luce un gran momento de forma y es el deporte más laureado en los Juegos Olímpicos. «Es un deporte con mucha fuerza en España«, confirma. Como solamente puede competir un barco por país, el proceso de selección es realmente exigente. «Es muy difícil conseguir una plaza olímpica».

«En El caso de mi categoría ves ahora a los cinco últimos países de la clasificación olímpica y yo he competido contra todos ellos y no son mejores que yo. Yo he estado a su nivel o superior. Pocas regatas me han ganado, pero esto es así, solamente puede ir uno por país y aquí tenemos mucho nivel», sigue explicando sobre ello. «También hay que decir que juega a nuestro favor tanto el clima como la situación geográfica».

«También tenemos muy buen nivel aquí en la Comunitat Valenciana. La Federación, junto con el Proyecto FER y la Fundación Trinidad Alfonso, está haciendo un trabajo muy bueno. El proyecto de Som Vela va a ayudarnos mucho a seguir creciendo»

La vela, un «deporte caro»

Lloret insiste en la importancia de que llegue ese «sentimiento del somos vela» a todo el mundo. «Se está trabajando muy bien. Yo empecé desde el principio en el centro de tecnificación y sé las cosas que se están haciendo. Yo no habría podido hacer todo lo que he hecho sin el apoyo del FER. Han estado ahí para que pudiera hacer viajes, competiciones, meses fuera, entrenamientos, fisioterapeutas…».

Y hace un llamamiento a todo el mundo para concienciar sobre lo que es su gran pasión. «La vela es un deporte muy caro, es así. Necesitas un barco, una neumática, la gasolina para la neumática, todos los remolques. Hace falta mucha infraestructura y por eso es tan importante tener detrás a un programa como el Proyecto FER que nos ayuda a salir adelante».

Sabe bien de lo que habla y resalta lo importante que ha sido para él todo esto, también en este tiempo de pandemia donde todo se ha vuelto más complicado, incluso los entrenamientos y las competiciones. «Durante la peor etapa del covid, el equipo de la federación valenciana nos reuníamos a través de zoom y eso. Quedábamos todos juntos y hacíamos sesiones de físico guiados por nuestra entrenadora, Lucía Reyes«, cuenta.

«Hicimos lo que pudimos. Cambió todo muchísimo, la organización de la temporada, nuestra evolución física, los entrenamientos… Todo cambió por completo y nos tuvimos que adaptar con filosofía».

Diferente fue el caso de la vuelta a la competición, algo que él pudo sobrellevar algo mejor. «En mi clase tuvimos un poco la suerte de que está destinada a un grupo de personas más reducido. Todos somos personas altas, fuertes, grandes, solo chicos… Entonces las regatas se reducen mucho y nunca suelen superar los 20 participantes, eso ha favorecido mucho el tema de las restricciones».

Por último, también cuenta que ahora, además de como deportista también está pudiendo comprobar lo complejo que es estar en el otro lado de la película. «Pues me han nombrado presidente de mi clase a nivel nacional y estamos organizando el Campeonato de España, así que estoy viendo de primera mano todo lo que hay que hacer en términos de medidas de seguridad, de distanciamiento social, los protocolos para salir al agua…», cierra.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies