Volvió de México con cuatro preseas de bronce del Mundial de natación paralímpica (200 metros estilos, 400 metros libres, 100 metros mariposa y 100 metros libres), una hazaña que no entraba dentro de sus pronósticos: “Esperaba ganar dos medallas pero tampoco lo tenía claro”, afirma Ariadna Edo.

Es una persona que transmite pasión cuando habla sobre sus hazañas en la piscina. Se nota que disfruta de la vida que tiene y, donde otros encontrarían problemas ella ha descubierto oportunidades. Así es la deportista de 19 años.

Ariadna Edo, en la primera jornada del Mundial de Natación Paralímpica México 2017.

Ariadna Edo, en la primera jornada del Mundial de Natación Paralímpica México 2017.

Mundial de México

En un principio, si hubiese sido el Mundial de Octubre, como estaba previsto, esperaba solo una medalla pero con el cambio de fechas que hubo por el terremoto ya se hacía a la idea de que podía ganar dos porque hubo países que dijeron que no iban a ir.

“Viéndome allí me vinieron una serie de oportunidades de que podía estar luchando por conseguir las otras dos. He aprovechado la oportunidad que se me ha dado. Evidentemente no me lo esperaba. Me he ido muy contenta, no sé si esto lo voy a poder volver a contar. Era mi momento”, recuerda Edo.

A pesar de que el mundial haya sido el año posterior a los Juegos Paralímpicos, donde ya logró un bronce, ella ha continuado luchando durante toda la temporada.

Ariadna Edo consigue la medalla de bronce en 400 metros libre S13 en el Campeonato del Mundo de Natación Paralímpica México 2017.

Ariadna Edo consigue la medalla de bronce en 400 metros libre S13 en el Campeonato del Mundo de Natación Paralímpica México 2017.

Ricardo Ten destaca  el gran campeonato que hicieron los nadadores valencianos: “Han hecho un papel muy bueno, la mayoría de nadadores han estado en sus marcas o incluso mejorándolas, así que yo creo que tenemos futuro”.

Ariadna Edo ha logrado alzarse con cuatro medallas de bronce en las modalidades de 200 metros estilos, 400 metros libres, 100 metros mariposa y 100 metros libres en la clase S13. La castellonense ha demostrado que puede luchar por estar bien posicionada en varias pruebas, nunca deja de lado ninguna.

Estoy muy orgullosa de poder decir que en un Mundial he podido ganar cuatro medallas”, señala Ariadna Edo.

Abanderada de la delegación española

Antes de disputar el Mundial de México le tocó por sorteo ser la abanderada de España en la ceremonia inaugural. “No sé por qué, pero tenía el presentimiento de que me iba a tocar a mí. Quizás es porque me hacía mucha ilusión. Cuando me tocó me alegré bastante”, cuenta la nadadora.

En el Mundial de Glasgow 2015 pudo acompañar a la abanderada pero no había llevado nunca la insignia. Pensó en darle esta oportunidad a alguna otra compañera porque ella ya tuvo una experiencia similar ese año. Se lo dijo a su entrenador, y su respuesta fue que fuese un poco egoísta.

“Llevar la bandera me hizo mucha ilusión. Me puse súper roja, pero evidentemente me dio mucha alegría. Ha sido un campeonato lleno de oportunidades”.

Ariadna Edo gana la medalla de bronce en 100 metros mariposa S13 en el Mundial de Natación Paralímpica de México 2017.

Ariadna Edo gana la medalla de bronce en 100 metros mariposa S13 en el Mundial de Natación Paralímpica de México 2017.

Dicho Mundial estaba fijado para octubre pero un terremoto obligó a aplazarlo hasta principios de diciembre, lo que suponía alargar una temporada que ya de por sí estaba siendo exigente.

Recordemos que en 2016 se disputaron los Juegos Paralímpicos en Río de Janeiro en el mes de septiembre, eso provocó una campaña de 12 meses que se ha visto superada por esta última que ha terminado con 13 de competición.

Ariadna Edo cuenta que este ritmo de competición ha sido muy exigente y que llega a este final de 2017 en busca del descanso psicológico. “Tenemos que olvidarnos un poco de la piscina, del olor a cloro para luego de las vacaciones cogerla con ganas”, cuenta la deportista FER.

Estos últimos días ha bajado el ritmo de entrenamiento para no desfondarse antes de la Copa de España que se disputará la semana que viene. El cambio de fechas por el terremoto trastocó todos sus planes. “Tuvimos que alargar la temporada dos meses más”, recuerda.

Ariadna Edo consigue la medalla de bronce en 200 metros estilos SM13 en el Campeonato del Mundo de Natación Paralímpica México 2017.

Ariadna Edo consigue la medalla de bronce en 200 metros estilos SM13 en el Campeonato del Mundo de Natación Paralímpica México 2017.

Su principal objetivo de la próxima temporada es el Europeo de Dublín que se disputará del 13 al 18 de agosto de 2018, donde espera estar en plenas condiciones para firmar una gran actuación.

“Quiero llegar lo mejor posible. No estarán mis rivales internacionales y quiero seguir intentando estar ahí arriba”, afirma.

Sus inicios en la natación

Empezó a nadar de pequeña por hacer ejercicio físico pero fue a partir de la apertura de la piscina olímpica de Castellón cuando iba a nadar con otra mentalidad pero todavía sin competir. Puso rumbo al Club Aquàtic Castelló con apenas diez años y fue una vez entrada en la adolescencia cuando empezó disputar campeonatos autonómicos.

Las amistades le ayudaron a engancharse a este precioso deporte que le ha abierto unas puertas inimaginables hace unos años. Hace apenas cuatro años que supo de la posibilidad de competir con nadadores paralímpicos, algo que a la larga le ha cambiado la vida.

Cuando me dieron la oportunidad de competir con paralímpicos fue cuando di el cambio más grande y decidí dedicarme al 100% a la natación”, recuerda.

Ariadna Edo antes de nadar en Glasgow 2016 / Rob Hardie Touchline Images

Ariadna Edo antes de nadar en Glasgow 2016 / Rob Hardie Touchline Images

Nunca había pensado que podría ganar una medalla en unos Juegos, algo que ya ha logrado. “Al nivel en el que estaba compitiendo en convencional yo no tenía ninguna posibilidad. Lo podía soñar pero era realista y sabía que no lo iba a lograr”, argumenta.

“Jamás pensé que pudiera estar estudiando en Madrid, entrenar en un centro de alto rendimiento, viajar, ir a unos Juegos, que iba a ganar una medalla… De un año para otro me cambió la vida. Todo para bien. He sacrificado muchas cosas para ello”, agrega.

Ahora mismo comparte vida en la Residencia Joaquín Blume con los mejores deportistas de España. Es una oportunidad única que ha sabido aprovechar y disfrutar de ella cada día.

El cambio en su vida

A los 8 años se dio cuenta de que veía mal en clase y le pusieron gafas pero seguía sin ver con claridad. No sabía realmente lo que le sucedía. Fueron médicos de otras provincias a Castellón para hacerle pruebas.

El momento en el que supo que padecía el síndrome de Stargardt -visión reducida- quiso llevarlo en secreto. “La palabra enfermedad y que no tenía remedio es algo que te choca”, rememora. No quiso mostrarlo a su entorno hasta que decidió dar el paso de competir con deportistas paralímpicos.

Su entrenador le animó a contarlo. De esta forma le ayudó a normalizarlo mucho, puesto que no debe suponer ningún problema que la gente lo sepa. “He cambiado mi forma de ver lo que tengo, para mí eso ha sido clave para llevarlo todo con normalidad”, apunta.

Ariadna Edo, medalla de bronce en 400 libres S13 en los JJPP Río 2016

Ariadna Edo, medalla de bronce en 400 libres S13 en los JJPP Río 2016

Su mentalidad luchadora le ha permitido vivir oportunidades increíbles que probablemente nunca hubiera soñado. Desde el momento en que dio el paso a mostrarlo públicamente su vida ha dado un giro radical que le ha brindado momentos inolvidables.

Me está dando un montón de experiencias que en mi vida me hubiera imaginado que iba a vivir. Estoy viajando, estoy conociendo a un montón de gente increíble y eso te cambia la vida”, relata.

De entre todos sus viajes hay uno que guarda con especial cariño. Se trata de Berlín, lugar en el que se estrenó a nivel internacional. “Me salí. Fue la mejor competición de mi vida. Bajé todos mis tiempos, tuve una actitud genial… súper orgullosa tanto de mí como de mi entrenador. Ahí vi la proyección. Me encanta recordar aquella competición”, rememora.

Ariadna Edo en el Mundial de Glasgow 2015 / Rob Hardie Touchline Images

Ariadna Edo en el Mundial de Glasgow 2015 / Rob Hardie Touchline Images

Hay dos deportistas veteranos a los que admira mucho y quiere aprender de ellos cada día que tiene la oportunidad de verles en acción. Hablamos de Teresa Perales y Ricardo Ten, a los que define como personas «honestas y humildes».

La savia nueva viene pisando fuerte, el gran ejemplo es Ariadna Edo, una deportista que no deja de superarse a sí misma y que forma parte del presente de la natación española.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies