Los 24 deportistas valencianos que hace un mes viajaban con la maleta repleta de ilusiones y sueños por cumplir en los JJOO de Rio 2016 empiezan a despertar poco a poco del privilegio que les ha tocado vivir. El balance final son 3 medallas de las 17 conseguidas por el equipo español, y una más con sabor valenciano de la mano del cubano Orlando Ortega, que vive en Ontinyent. La plata para la gimnasia rítmica de Alejandra Quereda y Elena López junto al bronce de Víctor Claver son los otros 3 preciados metales que esta semana aterrizan en nuestras tierras.

Y es que no era una tarea fácil la que tenía la expedición valenciana. En la mayoría de los casos el solo hecho de acudir a los Juegos Olímpicos era un sueño hecho realidad que ya nadie les podrá quitar. Ahora es tiempo para hacer balance, analizar pausadamente y hacer que esta vivencia se convierta en una experiencia de crecimiento personal y deportivo para todos ellos.

Los valencianos competían en disciplinas como el atletismo, el baloncesto, el rugby 7, el balonmano femenino, el judo, el voley o la gimnasia rítmica. Los mejores resultados llegaron en la recta final, con las ya mencionadas perseas, pero por el camino se vivieron momentos de lágrimas, golpes y esfuerzo que no debe caer en balde.

Ejemplo de ello se vivió con la eliminación de Laura Gómez. La judoca valenciana pasaba la primera eliminatoria y se enfrentaba a la subcampeona del mundo en octavos con un golpe en la nariz y en el ojo que le obligó a llevar un aparatoso vendaje. Con su derrota sufrió toda España, que la veía en televisión declarando que le dolía más «el alma» que el golpe. 

La pareja de Laura Gómez,  Sugoi Urirarte, también viajaba a Rio 2016 compitiendo los mismos días a la misma hora que su mujer. Esto hizo que ninguno pudiera ver la actuación del otro. El vasco afincado en valencia también caía en octavos de final.

Donde tampoco había éxito pero si un diploma olímpico era en tenis. Roberto Bautista lo obtenía tanto en tenis individual como en parejas junto al jugador de Jávea David Ferrer. También en golf Sergio García se conformaba con un octavo puesto, mientras que el diploma olímpico también iba a parar a manos de las jugadoras de balonmano Silvia Navarro y Lara González, que caían en cuartos contra Francia en un partido que tenían encarrilado y en el que la portera valenciana sobresalía como durante todo el torneo.

Sin ni siquiera diploma pero si con los sueños cumplidos y la ambición intacta vuelven otros deportistas que si algo han demostrado, es la capacidad de dar el máximo. Las tenistas Arantxa Parra y Anabel Medina fueron eliminadas en el primer partido frente a Estados Unidos. En dos sets (6-1, 6-1) las americanas pasaron por encima de las españolas, que no tuvieron opciones de darle la vuelta a la eliminatoria.

sergio garcia

Por otro lado, en Rugby 7, César Sempere, Matías Tudela, Javier Mario Carrión quedaron décimos de 12 participantes mientas que en voley playa Pablo Herrera superó la fase de grupos junto a su compañero Adrián Gavira pero no pudo hacer nada en octavos ante Brasil. En la misma disciplina pero en la competición femenina, Liliana Fernández cayó también eliminada en la misma ronda que la pareja masculina, en esta ocasión ante la pareja rusa.

Sobre las playas de Brasil, Iván Pastor participó en la regata de vela RS-X masculino para pelear por una medalla pero con un total de 164 puntos y 127 en la red, se tuvo que conformar con una novena plaza. Por su parte, en gimnasia artística, Néstor Abad alcanzó cerró su expedición en los JJOO con una puntuación final de 84.398, que le llevaba al puesto 34 de la tabla de 50 gimnastas.

Respecto al atletismo, Concha Montaner competía en salto de longitud con una marca de 6.32 que le dejaba en el puesto 24 mintas que Mar Jover, con una valoración de 5.90, quedó 36ª de 38 participantes. En el lado masculino, en triple salto participaba el recórdman Pablo Torrijos, que solo podía terminar en el número 31 con una marca de 16.11. En 800 metros, Daniel Andújar quedó 36º en la tabla, con un tiempo de 1:48:50.

Concha-Montaner

En declaraciones a Proyecto FER, algunos de estos deportistas han hecho ya su propio análisis.

Silvia Navarro y Lara González (Balonmano): La portera Silvia Navarro, está «muy contenta a nivel individual. No tanto con el diploma olímpico. La medalla estaba a nuestro alcance, pero todo el grupo ha rendido a un gran nivel. Creo que no se nos puede reprochar nada”.  Mientras, éstas son las palabras de Lara González: “E

Experiencia personal gratificante e inolvidable. Y también inolvidable el durísimo palo sufrido con la derrota en los cuartos de final ante Francia. Con el paso del tiempo, la herida se curará, pero tardará en hacerlo. La sensación es que perdimos una ocasión muy difícil de repetir de ser podio olímpico”.

Lola Riera (Hockey): “Ha habido buenos y malos momentos, pero creo que las conclusiones positivas superan a las negativas. Nuestra selección llegó a Río en la plaza 14 de la clasificación internacional y hemos competido con mucha dignidad con los mejores combinados del mundo».

Todavía nos queda un largo camino para mejorar, pero somos un equipo joven y tenemos margen de progresión. A nivel personal, han sido días memorables. Ya sueño con Tokio 2020”.

Matías Tudela, César Sempere y Javier Mario Carrión (Rugby 7): Para Matías Tudela, “la presencia en Río ya era un gran éxito. Aunque nos hacía ilusión conseguir un diploma, no ha sido posible. El nivel era altísimo. Nos hemos enfrentado a auténticas potencias mundiales”. Según César Sempere, “a nivel deportivo, ha sido un torneo muy duro, como esperábamos. Cada error nuestro era penalizado. A nivel personal, experiencia impagable y única”. Por último, en opinión de Javier Mario Carrión fueron «valientes en todos y cada uno de los partidos, pero nuestros rivales en la fase de grupos eran temibles.

Al final, la décima plaza es lo que nos correspondía”.

Liliana Fernández (Vóley playa): “Mi valoración es agridulce. Nuestra fase de grupos fue casi perfecta. Pero en el primer cruce, el de octavos, nos faltó un poco de frescura, de soltura. Quizás, nos pudo la presión de los encuentros de cara o cruz. Así y todo, tuvimos nuestras opciones de pasar a cuartos.

Hago un balance moderadamente positivo. Nos hubiera gustado mejorar el resultado de Londres, pero seguimos en un nivel muy alto”.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies