Este fin de semana Tallin (Estonia) ha reunido a los mejores combineros del mundo en su prestigioso Meeting Internacional de pruebas combinadas. Tres integrantes del Proyecto FER estuvieron presentes: Jorge Ureña, Carmen Ramos y Claudia Conte. Los tres atletas del Playas de Castellón tuvieron actuaciones dispares aunque se muestran contentos de la progresión que están teniendo en este principio de un año tan importante como es este 2020.

Jorge Ureña no pudo tener mejor regreso a las pistas y certificó que es uno de los mejores combineros del mundo en pista cubierta. El de Onil, que en 2019 se proclamó Campeón de Europa de heptatlón en Glasgow, ha comenzado el año con un gran triunfo en Tallin sumando 6.091 puntos. La cuarta mejor marca mundial del año y su mejor quinta mejor marca personal en pista cubierta.

El alicantino, pese a no tener unas brillantes actuaciones en longitud, 60m vallas y pértiga se muestra contento con esta primera prueba de fuego de la temporada, en la que ha superado los 6.000 puntos. “La marca conseguida en Tallin supone una gran alegría porque es la séptima vez que paso de los 6.000, una marca que en España la han conseguido superar muy pocas personas. Además, este Meeting ha sido un buen test en líneas generales para seguir trabajando y terminar de ajustar cosas de cara a la temporada al aire libre”, explica Jorge Ureña.

Su hoja de ruta tras este Encuentro Internacional de pruebas combinadas pasaba por el Mundial de China, una cita que ha sido eliminada del calendario por el brote de Coronavirus. Esta suspensión ha trastocado los planes de todos los atletas porque era una competición clave para lograr el billete para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

“La suspensión ha sido una pena porque la planificación iba enfocada para acudir a este Mundial. El objetivo era hacer un buen campeonato para sumar puntos en el ranking de cara a los Juegos. Habrá que buscar otras vías. Mirando el lado positivo, esto nos beneficia para preparar con más tiempo el aire libre, aunque nosotros tenemos que mantener la línea de trabajo que llevamos actualmente”, asegura el de Onil.

Por su parte, Carmen Ramos y Claudia Conte obtuvieron unas meritorias 11ª y 17ª respectivamente. Ramos consiguió 3.987 tras estar dos años sin competir en pista cubierta, “estoy muy contenta por la progresión porque he hecho mejor marca que la última vez teniendo en cuenta las seis lesiones que tuve el año pasado. Creo que estoy en el camino que toca, obviamente todos queremos un poco más. Acabé la competición sabiendo que ahora mismo soy capaz de dar más de lo que hice».

«Tenemos que ir poco a poco, no podemos pretender estar ahí desde un primer momento porque volver de las lesiones, psicológicamente, es complicado. Dentro de poco tengo el campeonato en Ourense y espero seguir con la progresión de objetivos que nos hemos marcado mi entrenadora y yo”.

Conte corrió con peor suerte. Tuvo un gran inicio de competición en los 60m vallas, peso y en altura, pero los tres nulos en la prueba de salto de longitud dilapidaron todas sus opciones. Aún así, se muestra optimista porque se encontró muy bien físicamente durante toda la competición.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies