A pesar de no estar plenamente recuperada de la lesión de clavícula sufrida durante el mes de mayo, la deportista alicantina volvió a exhibir un carácter y una personalidad admirables. Tras superar los primeros dos cruces, Ana perdió en los cuartos de final. Es decir, estaba obligada a buscar el podio por el camino largo. Y lo logró. Y de qué manera, además. Ganó el primer combate de la repesca por ippon.

Por último, en el emparejamiento definitivo por el bronce, alcanzó una de esas victorias épicas que se recuerdan mucho tiempo. La judoca FER se impuso, también por ippon, a una rival temible, a la kosovar Kelmendi, campeona olímpica en Río 2016. Con la conseguida en Budapest, Ana suma su tercer podio internacional en 2019 y se sigue acercando hacia los Juegos Olímpicos de Tokio.

También en Hungría, participó Salvador Cases, que acabó noveno. Superó dos combates y cayó en los octavos de final. Teniendo en cuenta su larga inactividad (no competía desde que fue operado de la rodilla en noviembre) y su cambio de categoría de peso (ha pasado de menos 66 kg a menos 73 kg), Cases ha firmado una más que meritoria reaparición.

Las evoluciones, los crecimientos, han correspondido a los tres deportistas FER que han disputado el Campeonato de Europa sub-23 de atletismo en Suecia. Por una parte, Enrique Herreros (sub-23 de primer año y, por tanto, uno de los competidores más jóvenes) lograba una magnífica sexta plaza en la final de los 1.500m, prueba que reunió a 12 competidores y que tuvo un nivel altísimo. Al igual que hizo en las semifinales, Enrique corrió con mucha inteligencia.

Pese a su teórica inexperiencia, el pupilo de José Antonio Redolat ha exhibido un gran oficio. Es más, durante la final, a falta de 100 metros, soñó con la medalla. No obstante, se quedó bloqueado en el sprint definitivo. Con todo, formidable actuación y constatación de que Enrique tiene un gran futuro por delante.

Formidable sexta plaza de Enrique Herreros en la final de los 1.500m del Europeo sub’23 de atletismo

Notables prestaciones también de El Hocine Bouchrak (segundo y penúltimo año como sub-23). El atleta nacido en Marruecos, pero formado deportivamente en Crevillente, acabó octavo en la final de los 3.000m obstáculos. Sin opción de luchar por las plazas de honor, El Hocine consiguió posición de finalista.

Por último, Claudia Conte finalizaba en un meritorio noveno lugar el heptatlón, modalidad que disputaron 26 atletas. Además, se quedó a apenas 40 puntos del octavo puesto. Aunque le condicionó de forma negativa su rendimiento en algunas pruebas (sobre todo, en los 200m y en el peso), el tono general de la atleta castellonense fue muy positivo. Claudia (sub-23 de primer año) ha confirmado que es una excelente competidora.

La gran decepción de las últimas jornadas ha correspondido al rugby seven español, que ha vivido un tristísimo fin de semana. En apenas 5 horas, se desvanecieron los sueños olímpicos de ambas selecciones nacionales. El del equipo masculino, al perder, contra todo pronóstico, en los cuartos de final ante Portugal.

Los “Leones” (entre ellos, los deportistas FER Marcos Poggi y Javier Carrión) estuvieron irreconocibles ante el combinado luso. Poco después, eran las chicas quienes de despedían de los Juegos Olímpicos de 2020. En este caso, al caer ante Rusia, en semifinales, y contra Francia, en el encuentro por el tercer puesto. Es decir, el rugby español, que sí estuvo en Río 2016, no viajará a Tokio 2020.

Otra selección que ha sido noticia y lo va a seguir siendo durante toda esta semana es la masculina sub-20 de baloncesto, conjunto que está afrontando en Israel el Campeonato de Europa de la citada categoría. De momento, el equipo español, en el que Josep Puerto, deportista FER y jugador del Valencia Basket, es uno de sus 12 componentes, ha disputado dos encuentros y ha obtenido dos victorias. El sábado, se imponía a Croacia. Ayer, a Letonia.

En ambos casos, con gran claridad. Especialmente interesante resultó la aportación de Puerto en el triunfo ante Croacia (20 minutos, 9 puntos anotados, 2 rebotes y 4 asistencias). España cerrará la fase de grupos esta tarde contra Alemania. A partir del miércoles, llegará el momento cumbre: los cruces a muerte súbita, los partidos a cara o cruz, fase que arranca con los octavos de final.

También a cara o cruz son los encuentros en el Campeonato de Europa juvenil de tenis de mesa, evento que se está celebrando en Ostrava, República Checa, y donde se encuentran dos jóvenes deportistas del Proyecto FER: Marc Gutiérrez y Alberto Lillo. Ambos contribuyeron a la fantástica sexta plaza de la selección española en el torneo por equipos.

Con respecto al torneo individual, ayer cayó eliminado Marc. Sin embargo, todavía sigue vivo Alberto. El alicantino ya ha ganado tres emparejamientos. El último, ayer por la tarde ante un rival rumano, resultó dramático. Alberto ya está entre los 16 mejores del torneo. Hoy, buscará el pase a los cuartos de final.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies