Foto principal: Miguel Ángel Polo

Héctor Cabrera ha conseguido que lo que parecía una adversidad se haya convertido en una gran oportunidad para poder brillar en el deporte. Cuando era niño le diagnosticaron el síndrome de Stargardt (degeneración precoz de la retina) pero eso no ha sido impedimento para poder crecer y luchar por sus metas. Su capacidad de superación le ha llevado a ganarse un nombre en el mundo del atletismo.

Su vida deportiva cambió por completo en un encuentro internacional que se celebró en Lituania en 2010. La federación escogió a una serie de niños que asistieron a este país para realizar actividades, fue ahí donde se dio cuenta de que quería aventurarse en el lanzamiento de jabalina. “Fue una de las experiencias que cambió mi vida. Aprovechar esa oportunidad me ha llevado a estar hoy en día donde estoy”, explica a YSN.

Antes de ello probó una serie de deportes, entre ellos el fútbol donde jugaba de portero. Esta etapa fue toda una aventura puesto que seguía el balón en función del movimiento de los jugadores, todo por puro instinto. Experiencias como esta le ayudaron a crecer como persona, siempre compaginando estudios y deporte. Actualmente cursa el Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

Como se aprecia en el vídeo, su reducida visión le impide leer libros en papel, algo que le encantaría pero eso no es impedimento para que poder extraer lo mejor de sí mismo. Es un gran estudiante, tanto es así que la Fundación Trinidad Alfonso le otorgó, junto a Carla Masip, el premio a la excelencia académica y deportiva. ¿Su gran secreto? Dividir el día en tres franjas de ocho horas: una de ellas invertida en dormir, otra en estudiar y la tercera en hacer lo que más le gusta.

Esta mentalidad es la que le lleva a ser una persona muy organizada para poder llegar a todo. Sus viajes en tren los aprovecha al máximo para adelantar los trabajos de la universidad y así afrontar los entrenamientos más despejado. Este estilo de vida le ha llevado a ser feliz en su día a día y poder luchar por grandes metas.

En agosto disputará la gran cita de la temporada, el Campeonato de Europa de Berlín en lanzamiento de jabalina F12, modalidad en la que luchará por el oro. Llega en buenas condiciones debido a que hace un mes estableció una marca superior al récord del mundo pero no pudo fijarse por trámites burocráticos.

Pese a ello, eso deja bien claro que el atleta valenciano podrá aspirar a lo máximo, pese a que en las últimas semanas no ha podido mostrar su mejor nivel en los entrenamientos. Afronta esta cita muy ilusionado y con la motivación necesaria para poder luchar por una buena marca en la capital alemana.

El Valencia Basket crece con Héctor Cabrera

El verano presenta grandes oportunidades para poder ayudar a crecer a los jugadores, pero sobre todo a las personas. Eso es lo que trata de fomentar el Valencia Basket Club a través del Campus del Esfuerzo, donde un centenar de chicos y chicas han tenido el privilegio de asistir esta mañana a una charla motivacional impartida por el atleta paralímpico Héctor Cabrera.

El integrante del Proyecto FER ha transmitido su pasión por el deporte, algo que siempre ha estado presente en su vida. Probó diferentes disciplinas hasta decantarse por el atletismo, en la cual vive grandes experiencias que le permiten motivar a la sociedad.

«Vemos crecer el Proyecto FER a escala nacional e incluso internacional. Hay gente que lo conoce también fuera de España porque es una entidad que ha hecho una cosa extraordinaria, no solo por los deportistas sino también por instalaciones como l’Alqueria«

El lanzador es primo de la jugadora del primer equipo femenino Irene Garí, a la cual animó en la Fase de Ascenso a Liga Dia, competición en la cual jugará el bloque dirigido por Rubén Burgos. «Intenté apoyarla al máximo, vi como triunfaba y eso me alegró, estuve hasta el último momento. Eso para mí es increíble«, cuenta. Para esta temporada Cabrera se ha propuesto asistir a más partidos en la fase regular y así poder disfrutar del baloncesto junto a su familia.

Sin lugar a dudas, estamos ante un gran referente para la sociedad valenciana tanto por todo lo que transmite como por sus grandes hazañas deportivas que no han hecho más que empezar. A sus 24 años todavía le queda mucho recorrido.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies