Pocos mejor que ella para valorar el esfuerzo y compromiso que atesoran los numerosos deportistas de la Comunitat Valenciana que integran el Proyecto FER, y a los que mima como si de sus hijos/as o hermanos/as se tratarán.

Pocos como Elena para transmitir lo que siente el gran mecenas Juan Roig, el impulsor de esta enorme familia deportiva que no deja de crecer y que ya tiene las miras puestas en Tokio 2021, donde esperan hacer historia.

El Proyecto FER celebra su tradicional acto navideño y envía a 2020 “A fer punyetes”

‘A fer punyetes’ el 2020

Así han titulado el tradicional y ameno encuentro que la Fundación Trinidad Alfonso ha organizado, también en este año de pandemia. Un acto con todas las medidas de seguridad y limitado en su aforo, pero donde deportistas, responsables del Proyecto FER y la prensa han podido realizar un simbólico brindis con el que decir adiós al trágico 2020.

Cogiendo impulso para que el 2021 sea un año cargado de metales y alegrías para el deporte de la Comunitat Valenciana que tanto mima la Fundación.

“Yo diría que dejamos atrás un 2020 de reinvención y readaptación, pero en el que también hemos sabido aprovechar las circunstancias. Porque nos ha permitido poder celebrar por ejemplo una Copa del Mundo de triatlón en València, y ver brillar en casa a Roberto Sánchez Mantecón”, reconoce Elena Tejedor.

Al 2021 le pide sobre todo que no se cancelen los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, aplazados desde el pasado verano, y que es el gran reto que buscan todos los deportistas. “Les sabrá mejor cuando lleguemos hasta allí”, afirma.

Espera que una vez allí «puedan saborearlo y apreciar todo lo que van a significar, porque ahora ya hemos visto lo frágil que es todo y el esfuerzo que hacen miles de personas para que eventos de esa magnitud salgan adelante”.

“Que todo esto cobre más valor, y sepamos entender cuál es el trabajo que hacemos muchos para que esos deportistas nos puedan representar. Gracias a ellos luego tenemos ese orgullo de haber visto a tantos representantes valencianos y españoles en los eventos más importantes”, añade la directora de la Fundación Trinidad Alfonso.

Los deportistas valencianos dan un paso al frente en 2020

La ilusión de Juan Roig

Nuestra protagonista está cada día en contacto con la numerosa familia deportiva que compone el Proyecto FER, y también con actores políticos, federativos y empresariales que contribuyen a hacer más grande el deporte. Apreciando cada paso en positivo que se da, y asegurándose de que se le dé a los integrantes de este proyecto un plus que va más allá del dinero.

“Queríamos generar un proyecto con orgullo de pertenencia, que aportara valor añadido. Por eso trabajamos al servicio de los deportistas, para que sepan que su esfuerzo tiene una recompensa en términos de reconocimiento”, destaca.

“Gracias a ellos todos adquirimos una mayor cultura de todas las disciplinas que practican”, añade.

¿Y cómo de ilusionado está Juan Roig, el ‘genio’ en la sombra y detrás de todo este milagro llamado Proyecto FER? ¿Hay margen para más ayuda y compromiso? “Esperemos que el amor de Juan Roig por el deporte y los deportistas no tenga techo, y por eso se trata de ilusionarle y seguir dándole motivos para que siga creyendo que el deporte no es un gasto, sino una inversión que además tiene un retorno en términos de emoción”.

“Nos gusta ver que todo esto que hacemos tiene un reflejo en la sociedad, porque el deporte es sin duda el gran vehículo para trasladar una serie de mensajes. En el Proyecto FER esos mensajes van a través de unos embajadores que son los deportistas”, concluye.

Juan Roig: el donante incansable, el mecenas del esfuerzo

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies