Tal vez la natación no sea el deporte más prolífico en España en lo que a resultados internacionales se refiere. Que nos perdone Mireia Belmonte por esto, pero la realidad refleja un panorama no muy halagüeño a la sombra de su legendaria figura, sin embargo, hay brotes verdes por detrás y uno de ellos lo prepara desde la barrera Fran Amat, técnico de la Escuela del Club de Tenis Natación de Elche, donde la cantera va pidiendo paso y reclamando su sitio.

No son días fáciles para los nadadores. El confinamientos se ha cebado especialmente con un sector que necesita del agua para sobrevivir. «Estamos decepcionados y sorprendidos con las medidas que se han adoptado en esta fase 1″, empieza relatando el preparador valenciano sobre el hecho de que las piscinas al aire libre no puedan abrir si nada cambia.

«Las investigaciones demuestran que la natación al aire libre es tan segura como el tenis o cualquier otro deporte siempre que se respeten las medidas impuestas por sanidad. Esperamos que esto se rectifique o que se corrija para la fase 2»

Lo curioso de la situación es que los Centros de Alto Rendimiento donde se trabaja la natación, ubicados en Madrid, Barcelona o Sierra Nevada, están todavía en la fase 0, pero «estaban preparados para abrir las piscinas. Es un chasco», confiesa.

«Nadar en el mar es la única solución»

En este punto, Fran Amat explica que la única alternativa viable es salir «al mar», pero eso es algo que tiene muchos inconvenientes. «No es lo mismo, no se puede comparar, el nadador de piscina necesita la piscina. Siempre es mejor eso que nada, pero tampoco es muy aconsejable si no se hacen las cosas como tocan», cuenta respecto al hecho de nadar a mar abierto, además de incidir en el hecho de que él, con su grupo en Elche, todavía no pueden ir allí a nadar.

Pero, llegados a este punto, lo que tiene claro es que la situación ya es irreversible para sus nadadores. «Vamos tardar muchas semanas, van a ser meses, para poder recuperar el nivel que teníamos, no para ir a más, sino para volver a recuperar la forma», cuenta cabizbajo, siendo consciente de que llevaban desde septiembre entrenando muy duro para este tramo de la temporada que la covid 19 se ha encargado de estropear.

Y es que, como él mismo explica, «un nadador hace ciclos largos de trabajo, no entrena para estar fino cada semana. Todo nuestro entrenamiento de los últimos meses iba dirigido a marzo y abril. El estado de forma era muy alto, todos y todas estaban nadando a velocidades muy altas, pero ahora ya no hay nada que hacer y habrá que empezar de cero cuando volvamos».

Además, habrá que ser más cuidadoso que nunca con el tema de las lesiones, porque todos ellos se encuentran en un terreno desconocido después de tanto tiempo alejados del agua.

«No tenemos ninguna experiencia sobre esta situación, así que volveremos con mucha cabeza, con tranquilidad y siendo muy cuidadosos con el hombro del nadador. La progresión debe ser lenta»

Precaución por posibles lesiones

Las prisas nunca han sido buenas consejeras en el deporte y en en estas condiciones mucho menos.  «Hay que asumir que el proceso para recuperar la forma será largo porque por un lado tenemos todas estas semanas de confinamiento y por el otro porque la vuelta será más lenta de lo habitual para no incurrir en lesiones».

Pese a todo esto, Fran Amat no pierde la ilusión porque está «muy contento» con su grupo de entrenamiento en Elche. «Llevamos bastantes temporadas subiendo de nivel. Es verdad que teníamos muchas esperanzas puestas en este año, queríamos superar el récord de cinco internacionalidades logrado el año pasado, pero no podrá ser. Es la realidad. Podemos pensar una cosa u otra, pero nos hemos quedado con las ganas. Aún así, hay que ser positivo dentro de lo posible, mantener la ilusión y seguir trabajando muy fuerte cuando se pueda volver».

Y es que la natación, apoyada en la ayuda que brinda el Proyecto FER, se ha consolidado en los últimos tiempos dentro del panorama nacional. «Llevamos unos años siendo una comunidad fuerte. Este año podría haber sido una temporada importante, se podría haber dado un paso adelante de cara a la natación absoluta. Ahí tenemos el ejemplo de Alba Herrero, que daba el paso adelante, que tenía parte de su mirada puesta en las aguas abiertas, en intentar meterse en el equipo del relevo para el Europeo absoluto», cuenta entusiasmado sobre la situación actual.

Sobre la natación española en general prefiere esperar a que se cierre el ciclo olímpico para poner las notas finales. «Las conclusiones habrá que hacerlas después de Tokio».

Enfatiza la importancia del Proyecto FER en ese crecimiento dado en los últimos años.

«Es la realidad, su implicación con nuestro deporte ha sido clave y se ha dado un gran salto gracias a ello. Apoya a deportistas, a técnicos, a federaciones y a competiciones. Era algo que nos faltaba y todo esto se está notando de forma exponencial. Es esencial»

Las figuras de Mireia Belmonte y Lidón Muñoz

También ayuda, en su justa medida, la eclosión definitiva en la última década de la mencionada Mireia Belmonte, campeona olímpica y mundial y una de las grandes imágenes del deporte español. «Es positivo, pero no tanto como nos gustaría a nosotros. La natación es un deporte individual, muy duro y que requiere mucho sacrificio. No es fácil para alguien de 13 o 14 años hacer dos sesiones diarias de lunes a sábado», va explicando.

Además, incide en el hecho de que a día de hoy hay mucha oferta de actividades extraescolares. «No es como en mi época, ahora todo el mundo tiene otras cosas, otros deportes, inglés, música. Y los chicos que viven en ciudades donde hay equipos de fútbol potentes, se dejan seducir por este deporte, que lo es todo en la categoría masculina».

Junto a la figura de Mireia Belmonte, sale el nombre de Lidón Muñoz, la gran cara visible de la natación valenciana actual y cuyo crecimiento en los últimos años ha sido notable, batiendo récords nacionales y presentándose como una de las figuras del equipo español.

«Es una nadadora fantástica, que ha sabido ir reinventándose poco a poco. Está a un nivel muy alto y tiene una gran madurez, que es muy importante. Entrena de forma muy constante y seguro que 2021 será un gran año para ella»

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies