El de Oliva se rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha con afectación también del menisco, lo que le obligó el pasado verano a pasar por el quirófano y frenar su preparación de cara a la cita japonesa que tiene previsto celebrarse a partir del próximo 24 de agosto.

Desde ese momento inició una recuperación que tuvo su primera fase en Gandía, para trasladarse en los últimos meses del año a la sede del Comité Paralímpico Español en Madrid para ponerse en manos de su equipo de fisioterapeutas.

Una vez de nuevo en la Comunidad Valenciana, en 2021 se reincorporó a la rutina del Club de Córrer El Garbí, donde ha ido recuperando masa muscular y movilidad al tiempo que iniciaba rutinas de lanzamiento todavía sin carrera continua.

Tras una revisión con el cirujano que le operó, Cabrera ha recibido ya permiso médico para poder culminar la fase final de su recuperación, antes de recibir previsiblemente el alta médica a mediados del mes de marzo.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies