No es fácil adaptarse al deporte en la llamada «nueva normalidad». Cada uno lleva sus momentos, sus calendarios y sus rutinas, pero mientras el fútbol o el baloncesto profesional ya están totalmente en marcha, otros como el judo siguen sin saber prácticamente nada. Lo explica Julia Figueroa, que mira al horizonte sin una fecha que preparar, con la incertidumbre propia de estos días y la esperanza de que «pronto» pueda volver a entrenar con contacto.

Ni pierde la ilusión, ni las ganas. Eso no entra en su cabeza, por eso ya lleva varias semanas entrenando dentro de las posibilidades que las medidas sanitarias le permiten. «Vamos volviendo poco a poco, pero ya hemos metido bastante caña estas semanas. Estamos empezando a encontrarnos a tono», explica a Yo Soy Noticia una deportista que ya fue olímpica en Río y que va a dejarse la piel -y lo que haga falta- por repetir experiencia en Tokio.

«Soy consciente que en estos meses se han perdido cosas por el camino, pero queda tiempo hasta las próximas competiciones y confío en llegar a tiempo a ellas»

El Europeo, primer gran objetivo

El primer gran evento que tiene marcado en rojo es el Campeonato de Europa, que debe disputarse en este 2020 y que la Federación Internacional de Judo fijó para el próximo mes de noviembre, sin embargo, es algo orientativo y no hay decisión definitiva sobre esta competición. «Es lo primero que tenemos, pero es una fecha que se puso por poner algo y todo dependerá de la situación que haya en todos los países. Es algo que se puede cambiar, cancelar, aplazar…», va contando la judoca que logró colgarse la medalla de bronce en el último campeonato continental celebrado en Bakú en el año 2019.

A pesar de esa posible pérdida de rendimiento, Figueroa cuenta que durante el confinamiento no ha dejado de entrenar con la máxima intensidad posible. «Hemos hecho lo que hemos podido, he entrenado a través de videollamada, así que más o menos creo que la parte física nos hemos mantenido, pero no es lo mismo entrenar en casa que salir y hacerlo con tus compañeros», cuenta sobre ese confinamiento que ella pasó sola.

«Lo he llevado bien, dentro de lo que cabe», matiza aclarando que fueron unos meses realmente complicados para todo el mundo. Y va un paso más allá para pedir mucha prudencia en este preciso momento, donde parece que poco a poco vamos saliendo adelante, pero siendo totalmente consciente de que el virus sigue viviendo entre nosotros. «Hay que tener mucho cuidado, asumir esas costumbres que no tenemos normalizadas como es la distancia social. Tener mucha higiene… Va a costar un poco pero tenemos que habituarnos a eso».

Más allá de ese Campeonato de Europa que debe disputarse este año si la expansión del coronavirus lo permite, el gran objetivo de la cordobesa -que vive y entrena en Valencia desde el año 2009- es lograr la plaza para estar en Tokio y soñar con todo una vez lograda. «Ese es el primer objetivo cuando todo vuelva a moverse y se recupere un poco la normalidad, pero es que de momento no sabemos ni cuándo será ni cómo será», explica alguien que asumió con una resignación lógica el aplazamiento de los Juegos para el verano de 2021.

«Está claro que fastidiar, fastidia. Son muchos años preparándote para esto. Yo tenía ganas de competir y de hacerlo ya. Pero lógicamente no tenía ningún sentido hacerlo este año»

El deporte, sin público

Sobre el hecho de que la vuelta al deporte se esté produciendo de esta forma tan progresiva y sin público en las gradas, es algo que lamenta Figueroa, aunque tiene claro que lo más importante ahora mismo es que todo el mundo «cumpla con las medidas de seguridad».

Aunque, eso sí, deja claro que será «una pena» cuando en los grandes campeonatos en los que suele estar lleno el pabellón, puesta vez el ambiente será bastante más desangelado. «La salud de todos es lo primero. Será chocante ver un gran evento así, pero también es verdad que igual que compites a veces en países de mucha tradición en los que se llena la instalación, otras veces vas a países donde no va casi nadie y solamente están de espectadores los propios deportistas.»

Pero sí tiene clara una cosa, «las competiciones donde se ven los pabellones llenos son espectaculares».

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies