Lara González es uno de los ejemplos de que pelear por los sueños tiene recompensa. Nacida en Santa Pola hace 27 años, González dejó Elche para poner la chincheta en su mapamundi en Francia, Hungría y Dinamarca además de los países en los que ha competido con la Selección Española de Balonmano Femenino. Básicamente, una referente.

Actualmente, González vive su segunda etapa en Francia. Tras jugar en el Metz, la alicantina regresó al país galo para jugar en el Besançon y ser una jugadora importante. En un año marcado por las lesiones, la internacional española recibe la llamada de YoSoyNoticia.es para hablar sobre el deporte femenino.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, cambiamos de país para buscar las diferencias entre España y el extranjero, aunque por desgracia no son demasiadas: «Las diferencias entre el deporte masculino y femenino en Hungría, Dinamarca, Francia o España son iguales de grandes. Las ayudas no son las mismas, tampoco la visibilidad…».

Aunque si tiene que elegir, González apuesta por el país danés como uno de los mejores ejemplos de igualdad: «Sí que es verdad que en Dinamarca he visto que se cuida un poco más a la jugadora, se intenta potenciar de la misma manera. Se televisan partidos, hay seguimiento mediático, los clubes hacen mucho por cuidar a las jugadoras, hay estructuras profesionales…».

Se habla más de algunos peinados de futbolistas que del deporte femenino

Visto que la desigualdad en el deporte se vive también en otros países, buscamos la respuesta a por qué existe o qué es lo que necesita. Como ocurre con Ana Isabel Martínez, jugadora de Elche Mustang, González va a la falta de apoyo: «Hay una gran desigualdad. Se necesita mucho más apoyo por parte de instituciones, mayor visibilidad…».

Dentro de esa visibilidad vuelve a aparecer el mundo de la comunicación, que ha convertido a la información deportiva en un puro espectáculo que lastra el avance o la consolidación del deporte femenino si hablamos en el panorama nacional, sobre todo a nivel televisivo.

Por eso, Lara González no duda a la hora de poner un ejemplo sobre cómo funcionan algunas informaciones: «Se habla mucho antes del peinado de un jugador de fútbol que del éxito del deporte femenino. Lo más negativo es que se ve diariamente».

Eso sí, la jugadora del Besançon hace cierta autocrítica a la hora de vender el balonmano como tal: «El balonmano femenino interesa, es atractivo y a la gente le gusta pero hay que venderlo bien y en ese sentido estamos a años de luz de como se hace en el deporte masculino».

La dura temporada de Lara González

Dentro de la pista, el año no está siendo fácil para Lara González. La alicantina arrastra una fascia plantar que le impide jugar con su equipo desde noviembre: «Intenté volver tras el Europeo con España, pero jugué un partido y ante tanto dolor tuve que parar«.

Esa fascitis plantar está lastrando la actividad deportiva de una Lara González que reconoce lo duro que es vivir los momentos del equipo desde casa: «Enero y febrero han sido duros. Estábamos con la Selección, vuelves con el equipo y teníamos la EHF, la segunda vuelta… Tenía muchas ganas de vivirlo con Besançon y me veo lesionada, con mucho dolor y ha sido una época frustrante, incluso difícil de asumir».

Pero si algo caracteriza a nuestra protagonista es su capacidad de lucha y por eso solo piensa los playoffs: «Estoy en la última fase de la recuperación y el objetivo es llegar bien a los playoffs, que empiezan en el mes de abril. Vamos cuartas y en Europa estuvimos muy cerca de jugar los cuartos de final en Europa».

Fotografías cedidas por Lara González.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies