Sin duda, el nombre de Lidón Muñoz es el que está en la agenda principal del Proyecto FER junto al del gimnasta Néstor Abad, entre otros. Ellos dos encarnan a las típicas promesas del deporte nacional, jóvenes y con éxitos esperándoles, siempre superándose en sus primeras competiciones internacionales a nivel absoluto.

Este Campeonato de Europa de Glasgow ha significado para Lidón Muñoz su primera competición grande a nivel absoluto, una prueba de nivel para la nadadora castellonense. Y no ha defraudado con su logro, dos semifinales en 50 y 100 metros, a punto de pisar la final.

Antes, Muñoz había competido en el Campeonato de Europa de piscina corta, de 25 metros, pero no era igual este campeonato de piscina larga. “Ha sido totalmente diferente a cualquiera que hubiera ido antes por lo largo que es”.

Por eso, por la duración y la distancia de la competición, la nadadora ha tenido que competir de una manera distinta, y ella ha sido consciente de ello: “Han sido 7 días de alta competición en los que no sólo he tenido que competir al máximo el día señalado, sino que también he tenido que ser paciente, escuchar muy bien a mi cuerpo para saber qué necesitaba en cada momento para estar a tope el día que eran mis pruebas”.

Aún así, Lidón Muñoz se queda con el aprendizaje que le va a aportar el haber participado en el Europeo: “He disfrutado mucho de este campeonato. Me he sentido un poco “novata” en ese sentido, me he dado cuenta que llegar aquí y hacer tus mejores marcas no es coser y cantar, aun así he podido nadar muy cerquita de ellas. Lo considero un buen aprendizaje para futuras competiciones de este tipo”.

Muy cerquita, sí, así se quedó Lidón Muñoz de estar en una final en Glasgow. Y es que tanto en los 50 como en los 100 metros, la castellonense no se clasificó por centésimas. Ella asegura que no se lo ha tomado como decepción: “Antes de ir iba la número 14 en el ranking, no es un dato 100% indicativo de lo que va a pasar pero sí orientativo. Teniendo en cuenta eso y que era mi primera competición internacional de máximo nivel mi objetivo era competir al máximo por la mañana para poder nadar mínimo una tarde”.

Me he dado cuenta que llegar aquí y hacer tus mejores marcas no es coser y cantar, aun así he podido nadar muy cerquita de ellas

Pero Muñoz no se queda ahí, admite que se ha quedado con ganas de volverlo a intentar: “Lo conseguí nadando las dos semifinales de mis pruebas individuales así que cumplí mi objetivo realista. Sí que es verdad que supe competir muy bien esas dos tardes y finalmente me quedé a uno o dos puestos de la final y eso hubiera sido un gran premio final, pero pienso que hay que pasar por todas las etapas y que no se puede conseguir todo a la primera”.

La nadadora estaba en su primera prueba de nivel internacional, pero su ambición le pedía más que solo ir a participar, como ella misma reconoce: “Me negaba a ir allí y sólo nadar las eliminatorias, mi objetivo era nadar mínimo una semifinal y conseguí nadar la de 50 libres y 100 libres, que además son pruebas muy concurridas y con mucho nivel”.

Una nueva experiencia

La delegación española era más numerosa que otros años, sin su principal estrella, Mireia Belmonte, pero con ganas de hacerlo lo mejor posible. “Éramos un equipo muy potente y sabíamos que cada vez que se tiraba un español al agua, o un relevo, era una opción de mínimo semifinal. El resultado fue impecable, siempre hay cosas que te hubiera gustado que salieran un poco mejor, pero realmente la gente se puso las pilas para conseguir la mejor de sus actuación”, nos cuenta Lidón Muñoz, satisfecha con el Europeo de sus compañeros.

Jessica Vall fue una de las medallistas, y es su compañera de entrenamientos y de habitación. La castellonense la conoce bien, pero admite que no deja de sorprenderle y de aprender de ella: “Me encantó cómo gestionó la presión de nadar una final en la que sabía que tenía opción a medalla y que todo el mundo le decía que tenía opción a medalla, y nadarla con la mayor sangre fría y quedar segunda de Europa. Su vena competitiva le lleva a conseguir todo lo que se propone”.

Este año he estado más fuerte que nunca, he conseguido estar muy explosiva y a la vez resistente

Lo que está claro es que esta Competición Europea será siempre especial por ser la primera en piscina larga. Lidón Muñoz destaca la profesionalidad que vio allí en Glasgow: Lo que diferencia esa competición de las demás es el profesionalismo que ves por todas partes. Todo el que está ahí se dedica plenamente y utiliza herramientas de entrenamiento y competición diferentes a nosotros que intentamos observar y adquirir para mejorar. Llega un punto que más que deporte parece ciencia”.

Tras ellos, fue el turno de los paralímpicos, cuya delegación del Proyecto FER ha arrasado con ocho medallas. La nadadora ya advertía de lo que eran capaces: “Sabemos que al igual que nosotros, también son un gran equipo, con muchas opciones de conseguir grandes cosas, así que sólo espero que lo hagan lo mejor que saben y que puedan conseguir sus objetivos”. Pues sí, lo hicieron.

Un 2018 a pedir de boca

En general, al hablar con Lidón Muñoz se advierte esa satisfacción con una temporada de la que no se puede quejar. Su rendimiento y su estado de forma le han proporcionado éxitos y varias marcas personales, lo que han hecho de ella, una de las deportistas de moda en el deporte valenciano.

“Este año he estado más fuerte que nunca, he conseguido estar muy explosiva y a la vez resistente. Creo que hemos hecho muy buen trabajo, y la temporada que viene buscaré mejorar partiendo de un estado de forma mucho mejor del que partía en el inicio de la anterior temporada”, nos cuenta la nadadora.

Conseguí un Récord de España que pensaba que me costaría bastantes más años conseguir.

Ella espera que la siguiente temporada sea aún mejor, y se ve capaz de ello. Sin ir más lejos, Lidón nos comenta: “Ahora toca descansar, reflexionar y volver en septiembre con muchas ganas de seguir mejorando y no poner tope a mis posibilidades”.

Su próximo objetivo: el Campeonato del Mundo de piscina corta. No sabe como se va a formar aún la selección española, así que intentará batir sus mejores marcas, y batir un récord de España, sabe que ese es el camino para poder estar en el Mundial.

¿Con qué momento se queda de 2018? Han sido muchos, pero Lidón escoge la semifinal del 100 libres del Campeonato de España Open: “Haciendo el Récord de España con 54,48 sobrepasando todas mis expectativas. Fui con un tiempo de inscripción de 55,40 s y conseguí un Récord de España que pensaba que me costaría bastantes más años conseguir”.

Lidón Muñoz no se pone metas, y quien sabe si Tokio 2020 puede tocar a su puerta: “No puedo saber si finalmente lo conseguiré, pero lo que sí sé es que, si hay un camino, es éste. Así que siendo consciente de que es un objetivo difícil y ambicioso me encantaría que mi progresión me llevara a competir en unos JJOO.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies