Lidón Muñoz, la campeona de las 05:00 de la mañana: «En la natación sacas tu mejor versión cuando formas parte de un grupo» | Yo soy noticia

FOTO PORTADA: @IvanTerron4 (Especial para la RFEN)

Así es Lidón Muñoz (Castellón, 1995), la nadadora del Proyecto FER que en este recién iniciado año 2021 buscará el billete para Tokio, a sus primeros Juegos Olímpicos. Entre los nombres que más brillan en la natación española, en los últimos años se ha colado el suyo, y este nuevo año quiere hacerlo sonar también en la gran cita deportiva del planeta.

Un estilo de vida

Con Lidón Muñoz, quien no para ni por vacaciones y a quien pillamos de viaje hacia Barcelona tras la reunión de Navidad del Proyecto FER, hablamos de deporte pero también de vida. De valores que sirven para ambas esferas, de ser ejemplo para los jóvenes y orgullo de un país que cuida y mima la cultura deportiva.

A ella no hay que explicarle la palabra sacrificio, pues todavía de noche se levanta para comenzar sus entrenamientos en el agua y luego continua su jornada con estudio en la facultad de Medicina, donde se forma para ser una doctora cuando acaben sus días de competición en el agua, ojalá que dentro de muchos años. Nada de lo que quejarse, solo momentos que disfrutar aprendiendo valores deportivos y vitales.

“Este tipo de vida te enseña que para conseguir algo tienes que trabajar mucho, y estoy muy agradecida porque me veo preparada para casi cualquier cosa. Hoy en día creo que los jóvenes no tienen esa paciencia para trabajarse algo y luego obtener el resultado, pero cuando te trabajas las cosas es cuando te merecen la pena”, destaca la nadadora castellonense.

Bajo su punto de vista, cuando una empresa contrata a un trabajador que además es deportista de alto nivel “tiene el valor del trabajo asegurado. Hay unos valores que definen mucho a los deportistas, y que un país tenga muchos deportistas y una cultura del deporte dice mucho de esas personas, y también del país”.

Ella no es inmune a la presión ni a los malos momentos, y pasó por ellos antes de llegar a la estabilidad y los éxitos en los que se ha instalado Lidón, parte de la élite femenina de la natación española. Para estar pensando ahora en aprovechar una de las dos próximas ocasiones donde obtener la mínima olímpica que presentará el calendario de 2021 (ya la obtuvo antes de la pandemia, pero la COVID-19 y el aplazamiento de los Juegos reinició todo el proceso), antes ha tenido que curtirse con decepciones. “Nunca dudé del porqué hacia las cosas, tenia muy claro que valía más de lo que estaba consiguiendo”.

“Aprendes a gestionar esa frustración porque te la vas a encontrar siempre. Esos 6 años menos positivos en cuanto a resultados me enseñaron mucho, y como soy tan tozuda nunca dudé de que quería más, por eso seguí insistiendo y ahora he llegado donde he llegado”, añade la joven deportista, dando ejemplo a los demás.

Para encontrar la brillante luz al final del túnel no estuvo sola, y es ahora y reflexionando sobre aquella etapa vital cuando reconoce que aprendió a no caminar sola, a apoyarse en los demás para levantarse más fuerte. “La natación es individual, pero cuando sacas tu mejor versión es cuando formas parte de un grupo en el que cada persona es necesaria. De lo contrario no podríamos con toda esta exigencia que te pide tu deporte”.

Camino a Tokio 2021

Lo de estudiar Medicina y compaginarlo actualmente con su deporte de la natación, donde ha subido como la espuma en el último ciclo olímpico hasta llegar a tener opciones muy serias de acudir a los próximos Juegos, demuestra la confianza que tiene en sí misma Lidón Muñoz. Eso, y lo que le apasiona una carrera académica que espera que en el futuro le permita vivir de lo estudiado.

“Estoy muy contenta de tener algo para después que me hace tanta ilusión como mi carrera deportiva. Me han educado y enseñado que puedo ser capaz de conseguir mis objetivos en cualquier ámbito, y como las dos me apasionan me siento capaz de prepararlos y además al 100%”, afirma. Y aunque cuando se retire piensa tratar de enseñar a las futuras generaciones todo lo aprendido durante su trayectoria deportiva en la piscina, lo de ser la ‘doctora Lidón Muñoz’ es algo que le emociona solo de mencionárselo entre risas.

 

“Aportar conocimientos a los jóvenes desde la federación o el Proyecto FER sería muy bonito, pero cuando acabe de competir también quiero tener mi trabajo relacionado con mis estudios de Medicina”, insiste.

¿Les hablará a sus pupilos de las experiencias vividas en Tokio 2021? Eso desea Lidón, que cerró 2020 con una exhibición de metales y récords de España en el Nacional de Piscina Corta de Castellón, y precisamente ahí también compartió posteriormente piscina con Mireia Belmonte, Jessica Vall, África Zamorano y otras estrellas de la natación española en busca de la mínima olímpica. No lo logró a la primera pero aún hay 2 opciones más, y es ahora cuando empieza a recuperar su mejor nivel una deportista castellonense a la que el confinamiento frenó cuando pasaba por su mejor momento.

Lidón Muñoz, acaparadora de metales: 10 oros y récords de España en el Nacional de Castellón

“Toda esta situación de los Juegos Olímpicos me obligó a valorar y a pensar que cada momento es único e irrepetible. Cuando nos encerramos sabíamos que íbamos a estar tiempo sin nadar, pero a los nadadores nos afectó mucho porque tuvimos que hacer más trabajo físico del que acostumbramos para no perder la forma, sin poder acudir a la piscina que es nuestro hábitat natural”.

“Ha sido un proceso y a día de hoy aún estoy en ello, no es cosa de 2 meses y ya vuelves a tu mejor versión. Pero ahora he progresado, y ya estoy muy cerca de lo que tenía antes de la pandemia”, señala una esperanzada Lidón Muñoz.

Presente y futuro de la natación valenciana

La piscina de Castellón, donde ella se curtió antes de dar el salto a Barcelona, ha sido epicentro de la natación nacional e internacional en los últimos meses. Grandes citas, como la primera oportunidad para obtener mínima olímpica dentro del Trofeo Internacional Castalia, tuvieron lugar aquí, y eso es algo que no olvidan los nadadores como Lidón, que tanto tiempo estuvieron esperando el regreso a su ‘normalidad deportiva’.

Mireia Belmonte, Lidón Muñoz, Tokio 2021… El Trofeo Internacional Castalia-Castellón centra todas las miradas

«Todos estamos agradecidos de que Castellón haya querido hacer esto. Moviliza a todo el mundo de la natación, entrenadores y trabajadores anónimos también, y es una rueda que mueve muchas cosas. Que haya podido nadar en mi casa siempre es un plus”, destaca.

Nos vamos despidiendo de ella, pero no sin antes preguntarle por el Proyecto FER de la Fundación Trinidad Alfonso. Un apoyo diferente al de otras becas, un programa sin el que no se podrían entender evoluciones tan espectaculares como la de nuestra protagonista, y que no se cansará de poner en valor. “Se les nota que se desviven por el deportista, es un apoyo desde dentro de verdad y comparten cada una de nuestras historias de superación. Toca darles el máximo agradecimiento porque notamos mucha implicación de su parte, y no solo de dinero”.

Elena Tejedor y el futuro del Proyecto FER: «Nos gusta ver que tiene un reflejo en la sociedad»

Así es Lidón Muñoz, cerebral y calmada cuando habla fuera del agua, pero un ‘tiburón’ dentro de la piscina que no se cansa de acumular metales y récords de España. Tokio 2021 es su próxima meta, y ojalá que sus éxitos inspiren a toda una nueva generación de nadadores y nadadoras que vienen por detrás. Sobre esto, y para concluir, también reflexiona la joven castellonense. “Veremos cosas bastante chulas dentro de unos años si siguen así, y siendo persistentes”.

“Me gustaría que en la Comunitat Valenciana hubiera un programa que permitiera más desarrollo de nadadores velocistas, algo que en España no hay mucho. Yo he sido velocista pero me han tratado como una mediofondista durante muchísimos años, y sé que si hubiera más grupos de entrenamiento, como el que estoy haciendo ahora más específico para velocidad, tendríamos más nadadores de este tipo”, añade.

“A nivel absoluto ni ahora ni nunca ha habido un grueso de nadadores velocistas. Por eso me encantaría que algunos de esta cantera de la Comunitat Valenciana también tiraran por aquí, y pudieran hacerlo porque les han puesto los medios y el programa adecuado”, remata.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies