Es obvio que, aparte de la revolución tecnológica, es una de los mercados con menos limitación en cuanto a crecimiento, dado que sólo un tercio de la población utiliza, y que únicamente una “pequeña” minoría explota de una forma satisfactoria para su beneficio.

Aquí, presentamos las fórmulas para aumentar sus bienes gananciales tanto a corto como a largo plazo:

El 1er punto, y fundamental para hacerse rico: Quedar segundo no vale

Tengamos como referentes sólo a los que ganan, y si es posible, ganemos basando del mismo modo que lo hace la política, promoviendo lo mal que lo hace el otro, en lugar de resaltar lo bien que lo han hecho los nuestros. Como dato, aproximadamente el 50% de la expedición olímpica en Londres se trajo diploma, lo cual implica quedar entre los 8 primeros de su disciplina, hecho nada meritorio dado que a la hora de poder revender, sólo el oro tiene algo de valor en el mercado, el papel del diploma, no mucho.

  • Sugerencia: busca negocios compra-venta globales y no sólo de oro (no sea que tengas muchos más diplomas que medallas), e intenta aprender técnicas de negociación dado que está a la orden del día el pelear por el bien de tus intereses.

Sigue con el , estás en el buen camino: ¡NO molestar! Federaciones trabajando

Está claro que –voy a intentar no generalizar, o si- todo el mundo en su disciplina está contentísimo con su excelente labor, y con que gestionen los presupuestos para, en primer lugar, remunerarse ellos, y como es obvio, primero a sus juntas directivas que eligen en los cargos por su alta especialización en gestión y habilidades de liderazgo. Posteriormente, remunerar a los admins, secretari@s personales, coches, casas, y un etcétera completamente necesario para el bien de dichas disciplinas, y así hasta llegar a los protagonistas de la historia, los deportistas, con sus vidas de lujo gracias a las ganancias que reciben de haber revendido los metales de la competición.

  • Sugerencia: mantén tu postura con ellas e intenta ser casi invisible, no hagas mucho, y deja que hagan su trabajo.

Se constante en tu día a día, respetuoso con los que te rodean, y da lo mejor de ti. Por duro que sea el camino, siempre se vencerás si has puesto todo lo que tenías.

. Vas muy bien, sigue así: Sigamos confiando en los gabinetes de investigación

“De los 27 artículos que he escrito, sólo valen 3. Los demás los he hecho para tener créditos”. Esta es la frase que mencionaba orgulloso después de par de vinos, un profesor de universidad, por supuesto de ciencias de la actividad física y el deporte, que “recomendaba” a sus alumnos que para aprobar, lo mejor era leer su obra. Aquí no generalizo, pero es evidente que con tan alta calidad de formadores, la riqueza llegará en breve!

  • Sugerencia: Intenta leer todo lo que puedas, pues el conocimiento hace que la reflexión sea más profunda y con ello, sabrás elegir de modo más ágil lo que te conviene.

A ver el que tal se da: ¡Tira los “juguetes rotos” a la basura! 

Es algo ideal para el bien del deporte y su generación de riqueza, ver como el 80% de aquellos que nos han dado tantas alegrías cuando les hemos visto por tv. colgarse la medalla, se arruina tras retirarse. Normalmente joven. ¿Por qué? Porque le adoramos cuando está arriba, y poco le preparamos cuando para después.

Es espectacular vivir en una sociedad que valora sólo el éxito y no el esfuerzo.

  • Sugerencia: trabaja en tu especialización y profesión (por supuesto es el deporte porque es donde más horas gastas), y mientras piensa diferente al resto. Consigue ver donde otros no llegan, divirtiéndote con hobbies paralelos a este, a ser posible, intenta que algunos tengan una posible salida al mercado laboral.

El es fácil, estás a punto de encontrar la llave: El equipo no cuenta en la victoria

Tanto si eres deportista de una prueba individual, como si eres de equipo, recuerda que eres el protagonista. Tu, y sólo tu mereces el reconocimiento. Digo que es fácil, porque es probable que tanto prensa, cómo ciertos personajes con traje que ni siquiera conoces, se acercarán a ti cuando única y exclusivamente cuando ganes para hacerse la foto.

Haz lo posible porque sólo se hable de ti, y no te acuerdes nunca de quien te ha ayudado por el camino.

  • Sugerencia: muestra con hechos todo lo que quieras mostrar, y convierte tu persona en un ser ejemplar, y recuerda siempre, que tu talento no se entrena sólo, y que hay un universo, tu universo, que te apoyará siempre.

El , para ti que eres padre y/o madre. Aún estás a tiempo de hacerte rico: ¡Explota a tus hijos!

Por supuesto que si fuiste un deportista frustrado y ya tienes descendientes, ¡eureka!. Tienes aún posibilidades. Exígeles, a ser posible desde pequeños, que dominen las técnicas que tu nunca fuiste capaz, que sepan que son superiores a los de su clase sólo porque tu lo dices, y da por sentado que tienes en tu poder “al remedio” contra todos los que te hicieron desistir antes de hora demostrando tu condición de inferioridad.

  • Sugerencia: exige lo justo como para que se entienda (sea tu hijo, o cualquier persona que esté a tu lado), que debe ser que lo más importante, sea el grado de satisfacción con el que se termina cualquier cosa, y que el resultado, es la consecuencia.

La realidad es que no hay secretos para hacerse rico dado que todo está inventado. En mi opinión, cualquier persona que basa su día a día en principios basados en los valores de cualquier disciplina deportiva minoritaria, es inmensamente rica. El problema, que en la mayoría de las veces, los árboles del sistema capitalista, nos impiden ver el bosque de la felicidad.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies