Sigue entre nosotros la pandemia del coronavirus y no parece tener solución a corto plazo, sin embargo, el deporte está cada día más en marcha, algo que agradecen todos los protagonistas. Así lo explica la valenciana Patricia Pérez (Sueca), quien, a sus 16 años, acaba de entrar en la selección española de gimnasia rítmica. «Poco a poco estamos retomando la normalidad y lo estamos llevando mejor todo», comienza explicando la de Sueca.

Y es que a todos nos ha cambiado la vida mucho durante los últimos meses por estar viviendo algo para lo que no estábamos preparados. «Ahora estoy entrenando a tope», cuenta a Yo Soy Noticia. «Ha habido muchos cambios, muchas limitaciones, sobre todo al principio de la vuelta a los entrenamientos, pero ya nos hemos adaptado».

Una nueva etapa

Hace apenas unos días que recibió la mejor noticia posible, pues acaba de entrar a formar parte del equipo absoluto español de gimnasia rítmica, aunque reconoce que los momentos previos a conocerlo pasó «muchos nervios»

«Me siento muy feliz y muy contenta, pero también siento mayor responsabilidad por haber sido escogida para formar parte del conjunto sénior»

El primer gran reto que tendrá que afrontar por delante es el Campeonato de Europa que tienen en noviembre, aunque no será nada sencillo para una selección con muchas caras nuevas. «Está en una fecha muy próxima», comenta sobre estos dos meses que tienen para llegar lo mejor preparadas posible.

«En mi opinión para preparar un buen montaje con el que salir a competir se tarda mucho más tiempo. Es posible que lo retrasen y si eso ocurre creo que podremos llegar mejor preparadas», describe sobre la situación actual con todo el deporte pendiendo de un hilo debido a la crisis generada por la covid-19.

Aunque las medallas en el Europeo le preocupan algo menos, sí apunta al objetivo de clasificarse para los Juegos de Tokio en ese mismo campeonato.

«Sería un orgullo para todas poder llegar a los Juegos Olimpicos de Tokio, representar a España y competir con los mejores deportistas del mundo»

Una vida dedicada a su deporte

Pero todo esto, la entrada en el equipo nacional, la presencia en el Europeo y la hipotética competición en Tokio son premios que le llegan después de una vida entera dedicada a su deporte en la que ha tenido que hacer muchos sacrificios para poder ir superando etapas.

«Principalmente el haber estado lejos de mi casa, de mi familia y de mis amigos», explica al respecto de todo esto Patricia Pérez, aunque también señala lo complicado que es «compaginar estudios y deporte».

«Han sido muchas horas dedicadas a los entrenamientos exclusivamente y que influyen en el resto de nuestra vida personal. Disponemos de muy poco tiempo libre»

Además, esta dentro del programa del Proyecto FER, algo que considera «un orgullo» por toda la ayuda que reciben. «No solo económicamente, también de forma psicológica. Y nos dan mucha visibilidad que es muy importante en un mundo en el que se desconoce mucho todo lo que conseguimos y todo lo que tenemos que sacrificar para ello».

Así que la vida de Patricia Pérez ha dado un cambio radical, ha girado por completo y ahora tiene nuevos retos y desafíos apasionantes por delante. Y en el horizonte está esa magnífica posibilidad de estar en los Juegos de Tokio el próximo verano donde la selección española defiende la plata conseguida en los últimos Juegos de Río.

Vienen curvas.

Fotos: Real Federación Española de Gimnasia

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies