Algo está pasando en los últimos tiempos en la natación valenciana. Algo se mueve y algo se cuece. Lidón Muñoz sigue siendo el nombre que copa los grandes titulares, pero por detrás de ella viene una cantera de formidables deportistas que van haciéndose algo más que un hueco dentro de la élite de la natación nacional.

Uno de estos nombres es el de Pedro Sánchez Castillo, quien se ha ganado, con todos los honores, un sitio en esta privilegiada lista en el último Campeonato de España absoluto de piscina corta, una cita en la que se ha terminado colgando la medalla de bronce en la prueba de los 200 metros espalda.

«Estoy muy contento con el resultado. No me lo esperaba para nada. Después de haber cambiado el método de entrenamiento y estar en el Centro de Alto Rendimiento pensaba que iba a costarme más acostumbrarme y estar en mis marcas»

Bronce nacional

Por todo esto está tan feliz con ese bronce Sánchez, que sabe que su trayectoria está siendo formidable y ahora, situado ya en la categoría absoluta, debe terminar demostrando todo el talento que tiene dentro.

«Me motiva mucho haber conseguido este tercer puesto«, cuenta a Yo Soy Noticia el protagonista de esta historia apenas unos días después de que haya finalizado el evento.

Pero es que, además de la medalla en la prueba de los 200 espalda, Sánchez Castillo obtuvo un gran resultado en la prueba corta, la de los 100 metros, concluyendo en la quinta plaza, otro magnífico resultado para él.

«Poco a poco voy mejorando en mis pruebas, a ver si consigo batir los récords autonómicos absolutos«, explica sobre estos objetivos que espera conseguir más pronto que tarde, aunque sabe que no será nada sencillo puesto que la natación valenciana se está erigiendo como una de las más fuertes de España.

«En la Comunitat Valenciana tenemos una natación muy buena ahora mismo. Somos muchos deportistas los que estamos en lo más alto de los Campeonatos de España»

Esto es algo que se ha conseguido gracias a un gran crecimiento en los últimos tiempos, fruto de un extraordinario trabajo que se lleva haciendo desde hace bastante tiempo desde la base y que empieza a dar buenos resultados poco a poco.

Dos objetivos potentes por delante

A título personal, después de este Campeonato de España de piscina corta, esta próxima temporada tiene dos desafíos que destacan por encima del resto: «el Open de abril«, que hace las veces de Campeonato de España absoluto y su «primer Europeo absoluto» en el que va a ser su primer año en la máxima categoría de la natación mundial.

La natación española está en un «proceso de cambio» después de una década dominada por la constancia y el buen hacer de Mireia Belmonte, que ha ejercido de líder de la selección durante muchos campeonatos, llegando a ser campeona del mundo y olímpico.

Aunque su nombre todavía no ha caído en el olvido su estrella sí se ha ido apagando poco a poco.

«Ahora hay un cambio, los jóvenes tenemos que ir subiendo poco a poco, pero no hay prisa. Todavía nos quedan tres años hasta llegar a París 2024»

Para llegar hasta allí con todas las garantías, Sánchez Castillo contará con el apoyo del Proyecto FER. «Es una gran ayuda para mí, no solo en el ámbito deportivo de la natación, sino también dándome a conocer de cara a que se sepa más sobre el esfuerzo que hacemos todos los deportistas por tratar de llegar a lo más alto».