Para él, representa la oportunidad de resarcirse. Para ella, significa la gran cita de la temporada. La ocasión de reivindicarse. Dos jóvenes deportistas del Proyecto FER, Alejandro Martínez Chorro e Isabel Ferreres, se encuentran en plena cuenta atrás del Campeonato de Europa sub’23 de ciclismo en pista.

Un evento que, después de muchas incógnitas, sí va a disputarse. Hace tan solo dos semanas, el certamen, previsto inicialmente en Italia del 21 al 26 de agosto, quedó cancelado. Felizmente, solo unos días más tarde, se conocía que la competición se celebraría en las mismas fechas, aunque en otro país. En concreto, en SuizaUn alivio para Alejandro e Isabel, cuyos principales objetivos de la temporada se dirimen en este Europeo sub’23.

Cual león enjaulado. Así espera Alejandro Martínez Chorro (20 años, San Vicente del Raspeig) su comparecencia en el velódromo suizo. El deportista alicantino necesita revancha. Con urgencia, además. Hace pocas jornadas, durante la disputa del Campeonato de Europa absoluto en Glasgow, Alejandro sufrió “uno de los peores días de mi vida deportiva. Llegaba al Europeo Élite mejor que nunca. Física y mentalmente.

Pero el deporte te puede deparar disgustos en apenas unas décimas de segundo. Al iniciar mi relevo en la prueba de velocidad por equipos, una descoordinación entre el inicio del pedaleo y la posición corporal hizo que me quedara enganchado y que la bicicleta me patinara. Fue un momento muy duro. Jamás había sentido una desolación tan intensa en un velódromo. Además, con el factor añadido de que era una prueba por equipos y estaba perjudicando a mis otros dos compañeros. Una pena”, rememora, todavía afectado, el ciclista FER.

Con pocos días de intervalo entre la cita de Glasgow y la de Suiza, Alejandro está obligado alimpiar la mente con rapidez y a demostrar madurez. En pocos días, en el Europeo sub’23, tiene previsto afrontar tres pruebas. Dos de ellas son olímpicas: la velocidad individual y el keirin.

“Aspiro a conseguir alguna medalla. Ya tenía ese objetivo hace unas semanas, pero ahora, tras lo sucedido en el Absoluto, más todavía. Además, soy sub’23 de segundo año, tengo más bagaje y experiencia que el pasado año, y esto se tiene que notar”, comenta el alicantino.

También Isabel Ferreres (Vall d’Uixó, 19 años, cumplirá los 20 en octubre) espera ansiosa este Campeonato de Europa sub’23. “Cuando hace unos días me dijeron que se cancelaba, no me lo podía creer. Todo el año esperando este momento y ahora se suspende… Menos mal que el disgusto duró poco. Ahora, ya estoy motivada, ilusionada y con muchas ganas de viajar y competir” afirma la deportista castellonense.

Isabel Ferreres está considerada como una de las grandes esperanzas del ciclismo femenino español en pista. De hecho, el pasado mes de enero, debutó en una Copa del Mundo absoluta. Fue en Minsk, Bielorrusia. Además, en febrero, después de 3 pruebas puntuables, se proclamaba campeona de la Copa de España absoluta.

En Suiza, la deportista FER competirá en 3 pruebas: la puntuación, el scratch y la madison. “Solo esta última forma parte del programa olímpico, pero es en esta modalidad, en la madison, donde voy a centrar mis energías. Formo pareja con una chica vasca. Creo que formamos muy buen tándem.

No sé si podremos lograr plaza de podio, pero sí podemos estar entre las 6 u 8 mejores”, vaticina Isabel Ferreres. La castellonense no pudo estar en el Europeo sub 23 del pasado año. “Por tanto, es fácil imaginar la ilusión que me despierta esta gran cita”, sentencia. Del 21 al 26 de agosto, ambos, Alejandro e Isabel, tienen la palabra. Redención y reparación para él. Reivindicación e irrupción para ella.

Advertisement

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies