Rubén Padilla vive en Sevilla desde hace seis años. El remero valenciano tuvo que abandonar el puerto de Alicante, entorno en el que entrenaba habitualmente, para seguir apostando por su futuro como deportista. Una adecuada preparación para competiciones internacionales pasaba por mudarse al sur por lo que no tuvo más remedio que hacer las maletas y marcharse.

Desde entonces, Padilla ha crecido profesionalmente hasta el punto de comenzar este año un nuevo ciclo olímpico con la convicción de convertirse en un referente del remo español. El primer paso ya lo dio en marzo tras proclamarse campeón del Open de Primavera, un éxito que le está permitiendo preparar una embarcación para el Europeo. No obstante, el valenciano tendrá que dar una última palada final para asegurarse su plaza en la República Checa.

¿Cómo viviste el Open de Primavera celebrado en Girona a finales de marzo?

Era una regata que se hace todos los años como acceso al equipo nacional. Todos íbamos a modo individual por lo que no sirve para solicitar ninguna beca pero nosotros la tenemos muy en cuenta.

¿Cómo te preparaste para la competición?

Para nada. Este año, incluso, entrené menos que otros años. Empecé más tarde porque estaba estudiando las oposiciones a policía nacional. Hasta mitad de enero estuve centrado estudiando así que solo tuve dos meses para preparar el Open.

Ahora tienes opciones de representar a España en el Campeonato de Europa absoluto en la República Checa. ¿De qué depende esa elección?

Estoy dentro de los cinco elegidos del equipo nacional. Ahora haremos pruebas para preparar el Europeo y sacar un barco rápido para competir internacionalmente. No es lo mismo competir en España que en Europa.

padilla ruben compañero remo victoria

¿Participaréis los cinco elegidos?

No, lo más probable es que se saque un barco de dos personas pero hay dos chicos que son sub23 por lo que no los contamos. Los otros tres somos absolutos de los cuales, en el mejor de los casos, iremos dos. Si no pudiéramos sacar el doble, iría solo uno a la competición individual.

¿Cuándo lo sabrás?

Depende de cómo vayamos evolucionando en las pruebas. Los entrenadores tomarán las decisiones ahora a principios de mayo. Lo primero es decidir el barco y ponerlo a trabajar para lograr un tiempo de competición internacional. Estamos haciendo pruebas y seguramente el 10 de mayo lo sepamos con seguridad.

Si consigues vestir la camiseta nacional, ¿con qué expectativas llegarías?

Yo quiero ir a ganar pero siendo realista, entrar entre los doce primeros ya supone que podamos decir que tenemos un gran nivel internacional, aceptable para ser el primer año del ciclo olímpico. No es un objetivo muy ambicioso pero muy bueno para comenzar. Para haber preparado el barco en dos meses llegar a una final B luchando del séptimo al duodécimo puesto es un buen comienzo.

«Yo quiero ir al Europeo a ganar pero siendo realista, entrar entre los doce primeros ya supone que podamos decir que tenemos un gran nivel internacional, aceptable para ser el primer año del ciclo olímpico»

ruben padilla ferEn octubre se celebra en California el Mundial. ¿De qué depende tu participación allí?

En remo los criterios suelen ser muy parecidos. Si en el Europeo hacemos un barco que funcione bien normalmente se le suele dar confianza para seguir preparándolo de cara a la siguiente prueba, en este caso el Mundial. Si en Europa no fuese bien, el barco se abriría a más personas para intentar que sea más rápido o bien se prepararía uno individual en lugar de un doble. Si, por ejemplo, quedamos entre los diez primeros en el Europeo nos garantizamos que la Federación confíe en nosotros para seguir entrenando el barco hasta el Mundial.

Considerando que has tenido menos tiempo de preparación que otros años, ¿cuál es tu gran meta de la temporada?

Yo terminé el 14 de enero el examen de la oposición y no podía comprometerme con un equipo para entrenar. Hablé de mis circunstancias con los entrenadores y me permitieron reincorporarme. Tuve dos semanas de transición para coger el ritmo. Mis compañeros estuvieron desde septiembre entrenando y siempre por cuestión de resfriados o de lesiones, se han ido perdiendo algún entrenamiento. Sin embargo, yo he estado dos meses sin parar, dos meses muy buenos que hacía años que no estaba tan centrado y que no entraba tan bien.

¿Cuál es tu rutina de entrenamiento?

Entrenamos dos días seguidos por la mañana y por la tarde pero el quinto entrenamiento descansamos. El domingo también tenemos descanso. Así todo el año prácticamente.

¿Es complicado compaginarlo con estudios y/o trabajo?

Sí. Yo empecé estudiando una carrera universitaria y hace un año y medio tuve que dejármela porque no era capaz de compaginarlo. Me metí a la oposición porque el horario era mucho más flexible, me resultaba más fácil. Este año ha cambiado el programa de entrenamiento y los entrenadores. Este sistema de descanso cada cinco entrenamientos es mucho más cómodo para nosotros.

¿Qué ha cambiado con respecto a otras temporadas?

El año pasado, por ejemplo, nos macharon porque entrenábamos de lunes a domingo y solo descansábamos el domingo por la tarde. Este ciclo entrenamos duro pero descansamos más y los resultados han mejorado. Cuando comencé y vi que teníamos tanto descanso esta temporada me sentía raro después de seis años entrenando siete días con entrenamientos muy largos. Nos preguntábamos: ¿De verdad que hay que descansar tanto? Ahora hay más facilidad para compaginar.

«Si, por ejemplo, quedamos entre los diez primeros en el Europeo nos garantizamos que la Federación confíe en nosotros para seguir entrenando el barco hasta el Mundial»

En 2011 te mudaste a Sevilla donde hay un centro especializado de remo. ¿Qué buscabas yendo allí?

Yo me mudé a Sevilla porque o venía aquí o me dejaba el remo de competición. Este es un deporte muy exigente y en Alicante yo entrenaba en el puerto que no te daba las condiciones necesarias para llegar a un nivel internacional. Sevilla es uno de los mejores sitios de España para entrenar. Conseguí una beca federativa para vivir allí y la aproveché. Yo en juvenil había ido a un Mundial pero en Senior de primer año me dejé un poco porque me centré en la Universidad. El segundo año ya me fui, empecé a mejorar los resultados deportivos y a entrenar muy bien pero mi rendimiento académico comenzó a disminuir. Ahí cambié la balanza pero no me arrepiento porque es lo que quería a hacer. Dejé mi casa, me cambié de Universidad porque quería más: estar en un Mundial absoluto e incluso en una olimpiada.

ruben padilla

¿Echas de menos tu Alicante natal?

Un montón. Todos los días. Al principio se hace duro porque estás solo aunque tienes a tus compañeros. Antes, además, llegabas en septiembre a Sevilla y nuestro directo deportivo no nos daba descanso. Hasta febrero no volvías a casa. Solo podía ir un fin de semana cada cuatro meses. Me dejaba ir a regañadientes. Ahora ya estoy mejor, me he tenido que hacer sevillano. Mi novia es sevillana, estoy viviendo con ella y mi casa ya es esta. Cuando voy de vacaciones a Alicante se ha convertido en ir a casa de mis padres. Estoy muy adaptado.

Comentas que en Alicante no podías seguir entrenando porque no se daban las condiciones. ¿En qué situación consideras que se encuentra el remo en España? ¿Crees que está infravalorado?

La palabra no es infravalorado pero sí es un deporte desconocido. En España ha habido mucho remo pero no se habla de él. Cuando llegas a un aeropuerto te preguntan barbaridades como “¿De qué juegas?” o “¿De qué equipo eres?”. Es sorprendente que hagan estas preguntas. Te dan envidia países como Inglaterra o Australia donde el remo es el primer o segundo deporte nacional. Es otra liga. También hay menos sitios donde practicarlo en nuestro país, se invierte menos presupuesto y al haber menos dinero se conoce menos. Es un bucle. Ahora el piragüismo se conoce mucho más porque tenemos atletas olímpicos a un grandísimo nivel. Aún no hemos tenido dos remeros que hayan sacado medalla olímpica, espero que lleguen. Otro de los problemas es que es un deporte caro pero ojalá que los niños empiecen a conocerlo y se fomente más.

«En España ha habido mucho remo pero no se habla de él. Cuando llegas a un aeropuerto te preguntan barbaridades como ‘¿De qué juegas?‘ o ‘¿De qué equipo eres?’«

¿Hay empresas y sponsors que quieran realmente impulsar este deporte?

Seguro que hay patrocinadores interesados en sponsorizar este deporte pero lo cierto es que hemos tenido una directiva en la Federación Española que ha vivido demasiado cómoda. Teníamos poco dinero y ellos se lo gastaban todo, los remeros no hemos visto ni un euro. Parece que ahora el presupuesto no solo irá a las comidas del presidente. Ahora que ha cambiado la presidencia vemos que sí se invierte en nosotros. Al final, si se busca, siempre hay alguien interesado en el remo aunque lo que más necesitamos es un cuerpo técnico que quiera trabajar.

Hablas de dos remeros que consigan medalla olímpica. ¿Qué te parecería Tokyo 2020?

Conforme terminé la temporada el ciclo pasado yo no me veía para Tokyo. Es más, empezando más tarde la temporada y con las lesiones que años anteriores había sufrido, pensé que me iba a retirar. Después de ganar el fin de semana me vuelvo a plantear aguantar el ciclo. Sería muy ilusionante. Ahora que he alcanzado el nivel internacional que tenía hace cuatro años me gustaría dar un pasito más. Quizás no consiga una medalla mundial ni olímpica pero sí quiero estar entre los diez primeros y clasificarme para unos Juegos Olímpicos. Una vez allí ya se vería, conseguir un diploma o lo que sea pero sería increíble estar ahí. La medalla no hace falta pero por lo menos hay que pelearla para que sepan que España está ahí mordiendo, que no se relajen. También servirá para motivar a las siguientes generaciones. Ellas sí que irán para medalla.

ruben padilla remo

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies